La senadora conservadora Olga Suarez Mira, forma parte del clan familiar denunciado por la Fundación Pares

Con una intimidante llamada telefónica el analista Ariel Avila, subdirector de Pares, fue amenazado por el informe: “El clan Suárez Mira: la dictadura de la corrupción”.

Por:
Marzo 09, 2018
La senadora conservadora Olga Suarez Mira, forma parte del clan familiar denunciado por la Fundación Pares
La Fundación Pares dirigida por León Valencia cuyas investigaciones por la parapolitica mandaron a la carcel, sacaron del juego a más de una decena de congresista y destaparon este grave fenómeno de mezcla de corrupción y violencia, continúan sus investigaciones sobre la captura de la política por la ilegalidad. En este trabajo investigativo le pusieron la lupa a la familia conservadora antioqueña Suarez Mira que opera desde Bello, un municipio del Valle de Aburra, que además de ejercer poder en la política lugar pesa en la nacional a través del Parido Conservador. La senadora Olga Suarez Mira, quien forma parte del Clan, aspira a conservar su curul este 11 de marzo.
La Fundación Pares publicó el libro Herederos del mal: clanes, mafias y mermelada, en el que aparecen los Suarez Mira. Ademas se actualizo la investigación que llama la atención por la condición de prófugo de la justicia del ex senador Oscar Suarez Mira, quien además fue un cuestionado alcalde del rico alcalde Bello. Por este trabajo el analista Ariel Avila, subdirector de la Fundación Paz y reconciliación, recibió una agresiva amenaza como neta su vida. Este es el informe completo.
El clan Suarez Mira: la dictadura de la corrupcion

En el área metropolitana de Medellín, en el municipio de Bello, desde hace décadas ejerce el poder político la familia Suárez Mira. En las calles del municipio antioqueño, la publicidad política para las elecciones legislativas del 11 de marzo anuncian con el logo del partido Conservador  “Olga Senadora- Una mujer de hechos”. Por su parte la gente dice que “Olga” es “la hija de nadie” porque la heredera del clan político, no quiere que su nombre se asocie a sus apellidos: Suárez Mira. 

La larga cola de paja de los Suárez Mira empieza por Óscar, el jefe del clan, quien actualmente se encuentra prófugo. Fue condenado a 9 años de prisión en 2011 por concierto para delinquir agravado por recibir apoyos de los jefes paramilitares Diego Fernando Murillo Bejarano, alias “don Berna” y Freddy Rendón Herrera, alias “el Alemán”. Salió en libertad condicional el 2014 luego de haber cumplido las tres quintas partes de su condena. Sin embargo, a finales de 2015 la Corte Suprema de Justicia ordenó la captura del excongresista por presunto enriquecimiento ilícito con dinero de grupos armados ilegales durante su período como congresista en los años 2002 y 2006. Desde ese momento hasta ahora Óscar Suarez Mira se dio a la fuga.

Su hermano, César Augusto, actual alcalde de Bello, es investigado por falsedad en documento público, específicamente por la falsificación de su diploma de bachiller. Por su parte, Olga Suárez Mira fue alcaldesa de Bello en el periodo 2004-2007 por el movimiento Alas Equipo Colombia, movimiento que orientaba el senador y exgobernador de Antioquia Luis Alfredo Ramos Botero, socio político de Óscar Suárez Mira. Actualmente ella es procesada por sus vínculos con el paramilitarismo y con combos delincuenciales, pero el proceso duerme en la Corte Suprema de Justicia.

Los Suárez Mira siempre han manejado las riendas de la alcaldía, sea a través de un miembro de la familia o en cuerpo ajeno, como fue el caso de Carlos Andrés Pérez, alcalde 2008-2011, y luego Carlos Muñoz, 2012-2015.

En las elecciones de 2014, estando Óscar Suárez en la cárcel, su hermana Olga aspiró de nuevo al Senado, teniendo como fórmula para la Cámara a Germán Blanco Álvarez y el apoyo político de los concejales Bladimir Sierra, Carlos Alberto Bayer, concejal de Medellín, y a los exconcejales Mario Jaramillo, de Caracolí, y Hugo Builes Cuartas, de Bello, como se asentó en la investigación de la Fundación Paz y Reconciliación-Pares “Herederos del mal”  .

De acuerdo a publicaciones de la Revista Semana, la familia Suárez Mira se ha beneficiado de los contratos de la alcaldía de Bello a través de dos empresas de las que fueron socios y luego cedieron sus acciones a quien es hoy el dueño, pero sin perder su beneficio de los réditos económicos, los mismos que les han servido para expandir su grupo político a otros municipios y para financiar la campaña al Senado para Olga y a César Augusto para la alcaldía.

La punta de lanza de este entramado de relaciones era Diego León Ortiz Gil, representante legal de las firmas Grupo Alimenticio Grupal y Mayor Seguridad Ltda, que ha firmado contratos con el municipio de Bello por 27.800 millones de pesos, sólo desde el 2008 hasta la fecha 2015. El vínculo más visible de Mayor Seguridad Ltda con la familia Suárez Mira se remonta al 2011, cuando Héctor Hernán Suárez Mira, otro miembro del clan, hacía las veces de gerente de la empresa.

Recién elegido César Augusto como alcalde de Bello, la Corte Suprema de Justicia de nuevo dictó orden de captura en contra de su hermano Óscar Suárez Mira por el presunto delito de enriquecimiento ilícito, como lo asienta el periódico El Colombiano «Algunas propiedades en Bello y la supuesta participación accionaria en empresas de seguridad y aseo serían algunos de los negocios que representarían la fortuna del excongresista Óscar Suárez Mira, que ya había sido condenado (…) por el delito de concierto para delinquir agravado. (…) Compulsó pruebas, como parte de ese proceso, que comprometerían al político en el manejo de dineros provenientes de grupos armados ilegales»  Las empresas a las cuales se refiere nota (haciendo referencia a lo asentado por la Corte)  son Grupo Alimenticio Grupal y Mayor Seguridad Ltda.

Mayor Seguridad también necesitó de versados abogados que representaran sus intereses en los procesos licitatorios, no sólo en Bello sino en los demás municipios en los que tiene contratos. En esa misión estuvo Nicolás Gilberto Martínez González. Su nombre no diría nada si no fuera porque se trata de un concejal de Bello, gran defensor del legado Suárez Mira, que como abogado de Mayor Seguridad quedó constancia en la audiencia de adjudicación de una controvertida licitación que el pasado mes de mayo ganó esta empresa en el municipio de Sabaneta, por 793 millones de pesos.

Para lograr la elección de César Suárez Mira como alcalde de Bello inscribieron diez listas al Concejo, teniendo la familia Suárez Mira y el propio alcalde, Carlos Muñoz, su candidato de preferencia, con lo cual garantizarían la mayoría en la corporación de ediles.  A pocos días de las elecciones, la casa Suárez Mira da casi por hecho que Olga se reelegirá en el Senado y que Germán Blanco Álvarez, su fórmula a la Cámara, también llegará.

Publicidad
0
8450
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Sorpresas entre las 10 empresas más innovadoras del mundo

Sorpresas entre las 10 empresas más innovadoras del mundo

La lucha de Iván Cepeda por su vida

La lucha de Iván Cepeda por su vida

Los contratos que pueden enredarle la posesión a Mockus

Los contratos que pueden enredarle la posesión a Mockus

Norman Capuozzo, el venezolano que le mete mano a la Selección de Pékerman

Norman Capuozzo, el venezolano que le mete mano a la Selección de Pékerman