La ruina de Andrés Juan como empresario

El actor se alejó de la televisión para dedicarse a los restaurantes y los bares pero el covid lo hizo cerrar.

Por:
marzo 15, 2021
La ruina de Andrés Juan como empresario

Andrés Juan es arquitecto de profesión y logró consagrarse como uno de los galanes de la pantalla chica a finales de los 90, haciendo parte de las producciones más vistas en ese entonces, “Hombres de Honor”, Yo amo a Paquita Gallego” y “Francisco el matemático” fueron las primeras producciones que lo lanzaron a estrellato.

Muchos de sus seguidores se preguntan que ha sido de la vida de este guapo bogotano que se robaba los suspiros de las televidentes con sus ojos claros y su sonrisa, pues desde el año 2013 se le perdió su rastro en la televisión.

La música y su amor por la actuación lo han llevado a relacionarse con empresarios de la industria, en especial del sector gastronómico y de bares. Andrés se dedicó a asociarse con colegas y amigos para montar bares y restaurante los sectores más conocidos de la capital.

Su Última aparición fue en el año 2019 en la novela “La gloria de Lucho” emitida por el canal Caracol, en una actuación especial. Luego de esto y posterior al nacimiento de su segundo hijo, Emiliano Andrés Juan decidió emprender una aventura recorriendo Suramérica con su familia.

Compró un mini bus y lo convirtió en una casa rodante, adaptada para que él junto a su esposa Carolina, su hija Matilda y el pequeño Emiliano tuvieran la comodidad para descansar, mientras recorrían los bellos paisajes que enmarcan las carreteras a borde de “La Matraca” su nueva casa.

Salieron de Bogotá con la idea de recorrer Ecuador, Perú, Bolivia y Argentina, pero al llegar al país gaucho tuvieron que padecer inclemencias a consecuencia de la pandemia, pues estaban desconectados de las noticias y no sabían lo que estaba pasando en América Latina a consecuencia del covid, los cierres de fronteras y las cuarentenas.

Entraron a Argentina y al día siguiente cerraron aeropuertos y fronteras. El temor de la gente por el tema del contagio, los llevó a sentir el rechazo social ya que a donde llegaban a buscar refugio, no los aceptaban por ser extranjeros. Tuvieron que andar por carretera horas enteras, sin parar y sin saber qué hacer ni para donde agarrar.

Andrés y su familia padecieron el rigor del frio, pues se encontraban en lo más lejano del sur en Argentina, en “Gobernador Gregores” y estuvieron recluidos en un polideportivo que convirtieron en albergue, para que las personas pudieran pasar la cuarentena, pero el lugar no cumplía con los protocolos de bioseguridad necesarios, así que decidieron abandonarlo bajo su propia responsabilidad.

Desde marzo de 2020, en Colombia los bares y restaurantes ya estaban cerrados. Los cinco establecimientos de los que el actor es accionista se vieron completamente afectados por el tema de las prolongadas cuarentenas.

Llegaron a Mallín y allí encontraron una aldea de personas muy queridas que los recibieron. Allí rentaron una casa y comenzaron a alistarse para el invierno.

En septiembre de 2020 La Matraca Family y sus tripulantes regresaron a Bogotá. Andrés Juan se puso al frente de sus negocios y se dedicó a implementar en sus restaurantes y bares los requisitos para reabrir bajo las indicaciones de gastrobar.

-.
0
40900
Los Kast, un clan familiar que puede llegar a la Presidencia de Chile

Los Kast, un clan familiar que puede llegar a la Presidencia de Chile

Lin-Manuel Miranda, un grande de Broadway que llenó de música a Encanto

Lin-Manuel Miranda, un grande de Broadway que llenó de música a Encanto

Los bebés de los hipopótamos de Pablo Escobar vueltos mascotas para vender

Los bebés de los hipopótamos de Pablo Escobar vueltos mascotas para vender

Antonio Guterres y su viaje a Colombia: crónica de una visita triste

Antonio Guterres y su viaje a Colombia: crónica de una visita triste

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus