La riqueza afro en la literatura latinoamericana

Homenaje a los escritores que, desde sus países de origen, han marcado la historia de la literatura en América Latina para siempre

Por: José Alfonso Valbuena Leguízamo
mayo 20, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La riqueza afro en la literatura latinoamericana
Foto: Alcaldía de Cali

En este mes de mayo se conmemora el Día Nacional de la Afrocolombianidad, por disposición de la Ley 725 de 2001, en celebración de la abolición del esclavismo en Colombia el 21 de mayo de 1851. 169 años han transcurrido desde esa fecha y gran parte de la población negra/afrocolombiana sigue padeciendo los olvidos del Estado, situación similar a la que se vive en otros países latinoamericanos.

En estas breves líneas recordaremos algunas obras literarias que tienen como centro a personajes afro en Cuba, Puerto Rico, Ecuador, Perú, Brasil y Colombia; como sencillo homenaje al aporte dado por las culturas afro en los procesos de mestizaje, a la riqueza pluriétnica y multicultural de Nuestra América.

Desde Cuba, el camagüeyano Nicolás Guillén nos ofrece los poemarios Motivos de son y Sóngoro Cosongo. El anhelo de libertad y la rebeldía de Ti Noél, Mackandal y Bouckman se manifiestan en El reino de este mundo de Alejo Carpentier, en el contexto de la revolución haitiana, primer movimiento revolucionario de América. Bertillón 166 de José Soler Puig se desarrolla durante el proceso de insurrección clandestina contra Batista en Santiago de Cuba, con personajes como el estudiante Carlos Espinosa y Quico el sastre.

La puertorriqueña Mayra Santos-Febres en su novela Nuestra Señora de la Noche aborda la historia de una famosa prostituta puertorriqueña conocida como Isabel la Negra, con gran influencia en las altas esferas de su país, y la historia previa que vivió de pobreza y racismo. En otro texto Fe en disfraz involucra la historia de mujeres negras esclavizadas en su lucha por la libertad a pesar de las adversidades que se les presentan.

El negro Santander, cuento que hace parte del libro Yunga del ecuatoriano Enrique Gil Gilbert enfatiza en la presencia de la diáspora afro en la sociedad ecuatoriana, a través de la vinculación como obreros en la construcción de la carrilera entre Guayaquil y Quito y los abusos de que son víctimas al igual que los indígenas. Por su parte, Juyungo: historia de un negro, una isla y otros negros, novela de Adalberto Ortiz, dimensiona la resistencia del pueblo afroecuatoriano a través de su protagonista Ascensión Lastre. Juan Montaño en la colección de cuentos cortos Así se compone un son ofrece historias cimarronas nutridas de música.

La literatura peruana ha sido amplia en las obras que involucran al afrodescendiente. Los hermanos Nicomedes y Victoria Santa Cruz Gamarra, por ejemplo, han sido conocidos por su actividad teatral, musical y dancística, pero además por sus décimas, poemas y canciones negroides. Lucía Charún-Illescas, en su novela Malambo establece como protagonista a Tomasón, un esclavo, semi-libre, pintor y griot, durante el régimen esclavista. Mónica Carrillo con su libro de poemas Unícroma proyecta el sufrimiento de los africanos y africanas que murieron en los barcos y el de los que llegaron a América del Sur.

La esclavitud en Brasil es el tema de Úrsula, de Maria Firmina dos Reis, publicada en el siglo XIX; y la figura del negro libre es el centro del cuento Tiempo de llenado y de la novela Iaiá García de Joaquín Machado de Asís. Más actuales son las novelas Ciudad de Dios de Paulo Lins, retrato del conflicto social y la situación problemática de niños y jóvenes en la favela Ciudad de Dios de Río de Janeiro; y Un defecto de color de Ana María Gonçalves, cuya protagonista es Kahinde, una niña africana que es esclavizada en Brasil pero que logra alcanzar su libertad.

En Colombia sobresalen la novela Changó, el gran putas de Manuel Zapata Olivella, relato de la diáspora africana con su cultura, saberes y creencias en América;  también los Cantos populares de mi tierra, texto poético de Candelario Obeso; Tambores en la noche (poesía) de Agapito de Arcos (Jorge Artel);  Las estrellas son negras, novela de Arnoldo Palacios; y el libro de poemas populares Los cuentos misteriosos y jocosos de Pachín Carabalí, de Francisco Carabalí; obras todas que reivindican la cultura afrocolombiana.

Bien lo afirmó Zapata Olivella: “La presencia africana no puede reducirse a un fenómeno marginal de nuestra historia. Su fecundidad inunda todas las arterias y nervios del nuevo hombre americano”.

-.
0
501
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
La peinada que le pegaron al rector de la Univalle

La peinada que le pegaron al rector de la Univalle

En redes
VIDEO: Impresionante salvada de un hombre colgando de globo aerostático

VIDEO: Impresionante salvada de un hombre colgando de globo aerostático

Nota Ciudadana
¿Cuánto le cuesta cada venezolano a los colombianos?

¿Cuánto le cuesta cada venezolano a los colombianos?

Ordóñez gana poder en la OEA y lidera presión contra Maduro

Ordóñez gana poder en la OEA y lidera presión contra Maduro