La renovación urbana que Bogotá necesita

"'Paseo reconciliación' le daría esa avenida que demanda"

Por: Sergio Andrés Mendoza Ávila
julio 14, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La renovación urbana que Bogotá necesita
Imagen: subida por autor

La ciudad se encuentra estancada en su desarrollo urbano y necesita una urgente y profunda renovación urbana; Bogotá necesita entender la oportunidad que significa la construcción del metro para trasformar y renovar urbanamente la ciudad. Renovación que le permita solucionar el caos en movilidad y que le permita liberar y adecuar espacio público para poder construir en altura. Porque para construir en densidad y en altura no basta con cambiar simplemente la norma.

Y como Bogotá carece de esa avenida de carácter monumental que tienen las grandes ciudades como los Campos Elíseos en París, como la Avenida 9 de Mayo en Buenos Aires o la Avenida Reforma en Ciudad de México; hoy podemos aprovechar y trasformar la antigua Avenida Caracas en el “Paseo Reconciliación”, un proyecto de renovación urbana ambicioso que podría posicionar a Colombia como una nueva nación prospera en paz y reconciliada, y darle a Bogotá esa gran avenida que no tiene y que necesita.

La Avenida Caracas ha sido durante la historia moderna de Bogotá la más importante de la ciudad como eje conector. Hacia los años 40 era un boulevard de grandes árboles entre casas y mansiones que a lo largo del tiempo se ha venido trasformando; actualmente el escaso ancho o perfil de la avenida es insuficiente y no permite que las estaciones del sistema de Trasmilenio puedan tener el espacio y la capacidad de recibir y movilizar el volumen de pasajeros en las horas de mayor transito colapsando a diario el sistema y haciéndolo inviable e insufrible.

Pero como durante mucho tiempo Trasmilenio fue un gran ejemplo mundial de eficiencia de pasajeros superior a muchos metros conocidos, ¿por qué no construir un súper Trasmilenio bajo tierra con las ventajas del metro subterráneo y con la versatilidad de los buses biarticulados? Tenemos la tecnología y la ingeniería para reinventar una vez más la forma de movilizarnos, solucionando la movilidad de la ciudad pero aún más importante organizando la ciudad para crecer en altura. Aún podemos romper el paradigma que la única solución posible tiene que ser un tren sobre rieles como en el siglo XIX.

La renovación de la avenida caracas requiere demoler las manzanas del perfil occidental para tener espacio suficiente para dar paso a un gran parque lineal de 10 kilómetros de longitud, similar al Parque del Virrey, pero de grandes proporciones; un paseo con árboles, plazas, ciclo rutas, grandes rascacielos de 50 y más pisos en la superficie, mientras subterráneamente articulamos autopistas, el súper Trasmilenio con estaciones, comercio y grandes zonas de parqueaderos. Como una gran “maquina” de movilidad multimodal subterránea tipo sótano desde el monumento Los Héroes hasta la Hortúa.

El urbanismo actual es desarrollado por ‘capas’ liberando espacio público en superficie al enterrar las vías vehiculares, un gran ejemplo es el Big dig en Boston, donde demolieron una autopista de segundo piso de 12 kilómetros para enterrarla y así crear más de 1 millón de metros cuadrados de parques y espacios libres. Otro buen ejemplo para aprender es el Down town o centro subterráneo de Montreal, donde las condiciones climáticas del invierno obligan a crear una ciudad subterránea con las estaciones con centros comerciales y todo lo que requiere un espacio público de calidad.

En Colombia hay ejemplos como el Parque del Río en Medellín, que actualmente en construcción, y en Cali el Proyecto sobre el río que de igual manera se construye en la vía subterránea para crear espacio público peatonal en la superficie; en Bogotá tenemos tímidos ejemplos como el la estación subterránea del centro internacional o el parque bicentenario todavía en obra. Si queremos una Bogotá de rascacielos hay que, sí o sí, liberar y organizar el espacio público de manera planeada y diseñada.

Esta es una gran oportunidad para que toda la sociedad trabaje y se encamine en un gran propósito llamado “Paseo reconciliación”, un proyecto que nos permitiría dejar atrás el pasado, la guerra y la polarización. Es hora de entrar en una nueva etapa de nuestra historia.

Es momento de demostrar cómo los colombianos tenemos nuestra capacidad creativa para generar soluciones novedosas, eficientes e inteligentes. Que no nos de miedo pensar en grande; una vez los campos de París, las pirámides de Egipto y Dubái en el desierto fueron ideas que se pensaban imposibles y hoy son ejemplos mundiales.

Un proyecto de esta envergadura requiere de toda la decisión política y económica de la ciudad, el país, el sector privado y la sociedad completa; porque solo a través de grandes obras es como las sociedades se reconcilian, construyen su sentido de nación y dejan su huella en la historia.

Nota: Aunque suene ridículo, Pardo y Peñalosa deberían hacer un plan de gobierno de ocho años y lanzar una moneda para ver quien va primero.

@DonQuestion
http://donquestion.blogspot.com

-.
0
1789
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El lugar en Bogotá donde Carolina Cruz brilla como empresaria

El lugar en Bogotá donde Carolina Cruz brilla como empresaria

Tour de lechona en Bogotá: las 5 mejores

Tour de lechona en Bogotá: las 5 mejores

El placer de manejar una limosina en Bogotá

El placer de manejar una limosina en Bogotá

El placer del teatro independiente

El placer del teatro independiente