La petrolera gringa Chevron, la gran ganadora con el abrazo Biden-Maduro

Es la apuesta del presidente venezolano para lograr 2 millones de barriles diarios que lo sacarían de la olla y el CEO Javier de la Rosa deberá cumplir la tarea

Por:
abril 10, 2022
La petrolera gringa Chevron, la gran ganadora con el abrazo Biden-Maduro

Fueron años difíciles con tímidos números que hacían pensar que Chevron, la gigante petrolera norteamericana, no seguiría operando en Venezuela. Sin embargo, las relaciones entre Estados Unidos y Venezuela parecen estar dando un giro y la apuesta de Chevron por permanecer en el país está comenzando a dar frutos.

Ni las nacionalizaciones adelantadas por Hugo Chávez ni las estrictas sanciones de Estados Unidos a Venezuela y Pdvsa asustaron a Chevron, que comenzó sus operaciones en el país sudamericano hace casi un siglo cuando la Gulf Oil Corporation (GOC) -una empresa precursora de la actual Chevron- inició la extracción de crudo en la costa oriental del Lago de Maracaibo. Ahora, la empresa está alistándose para ampliar su operación en el país, anticipándose a una posible flexibilización de las sanciones estadounidenses, después de un año de intenso cabildeo en Washington, y las señales que en ese sentido ofrecen los inéditos encuentros diplomáticos en Caracas entre funcionarios de alto nivel de la administración Biden y el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

Las conversaciones, realizadas sin ruido y discretamente, tuvieron lugar después de que Vladimir Putin iniciara la invasión a Ucrania y el petróleo se disparara a más de cien dólares por barril. Coinciden también, con el anuncio del presidente Biden de cerrar las puertas al crudo ruso y la necesidad de Estados Unidos de llenar el hueco de 670.000 barriles diarios provenientes de Moscú en 2021. Y, finalmente, con el encuentro entre el CEO de Chevron, Mike Wirth -preside la petrolera desde 2017- y la secretaria de Energía Jennifer Granholm en el que ofreció la ayuda para reforzar el suministro mediante el aumento de la producción en Venezuela. Poco después de la reunión, Juan González, el alto funcionario del Consejo de Seguridad Nacional a cargo de América Latina; James Story, embajador de Estados Unidos en Venezuela; y Roger D. Carstens, enviado especial, volaban hacia la capital venezolana y se reunían con Nicolás Maduro, dice el Wall Street Journal.

 

A comienzos de marzo una delegación del gobierno de Joe Biden viajó a Venezuela y se reunió con el presidente Nicolás Maduro para comprar crudo nuevamente

Tras la reunión se pronunció el Departamento de Estado. Un portavoz manifestó que: “Hemos dejado claro que revisaríamos algunas políticas de sanciones, si las partes venezolanas hicieran un progreso significativo en las negociaciones (…) hacia una solución democrática”. Eso se traduce en que el presidente Maduro fije fecha para reanudar el diálogo con la oposición, un compromiso de elecciones libres y la liberación de estadounidenses encarcelados. Maduro autorizó la libertad de dos de ellos, entre los cuales está uno “los seis de Citgo” -refinadora de petróleo y comercializadora de gasolina de Venezuela en EE. UU.- funcionarios con doble nacionalidad venezolana y estadounidense que de prisión domiciliaria pasaron a la cárcel como represalia por la extradición a Miami del supuesto testaferro, Álex Saab.

No obstante los condicionamientos, ha trascendido a algunos medios que Estados Unidos ya trabaja en la redacción de una nueva licencia que permitiría a Chevron una operación más grande en Venezuela. Chevron no se fue como sí lo hicieron Exxonmobil y ConocoPhillips fueron las nacionalizaciones de Hugo Chávez en 2007, ni tampoco tras las duras sanciones del 2020. Allí mantiene sus activos y periódicamente el gobierno de Estados Unidos le ha renovado la licencia para seguir en Venezuela. Lo de ahora va más allá en términos de la operación.

Reuters señala fuentes según las cuales cuando Chevron reciba aprobación asumiría el control operacional de las cuatro empresas mixtas que comparte con Pdvsa, entre ellas Petroboscán que operaba el megacampo Boscán en el Zulia con crudos pesados (10,5 ⁰ ;API) en el que tiene el 39,2 % de las acciones, Petroindependiente en el Lago de Maracaibo con crudos livianos (30 y 40° API) con el 25,2 % de las acciones. Dejaron de producir a raíz de las sanciones de 2017, y hoy en sociedad con Pdvsa, mantiene una producción aproximada en 80.000 barriles diarios.

El peruano Javier de la Rosa estará al frente. Es presidente de Chevron en Venezuela desde junio del 2018, y ha sido pieza clave para las buenas relaciones con el gobierno de Maduro, con fino equilibrio para no violar las sanciones de EE. UU. a Pdvsa. Siempre se pensó que De la Rosa llegaría a Caracas para preparar el camino del cierre de Chevron, pero ahora es claro que el propósito es retomar el liderazgo norteamericano sobre la centenaria industria petrolera venezolana como a principios del siglo XX, cuando puso en segundo lugar a los británicos, y ahora minimizando a chinos, rusos y europeos.

Chevron podría ayudar a duplicara producción de petróleo de Venezuela con millonarias inversiones

En el sector se cree que Chevron podría ayudar a duplicar la producción venezolana de 800.000 bd en cuestión de meses. Aunque algunos expertos sostienen que la cifra es optimista y que se podría llegar a ella en dos etapas en 20 meses con inversiones de 11.000 millones de dólares. Por lo pronto estiman que al final del año Chevron podría aumentar entre 200.00 a 300.000 barriles. Las proyecciones de Maduro son aún más optimistas, antes de Chevron ya estaba hablando de una producción petrolera de 2 millones de barriles a fines del 2022. Y por televisión se refirió en diciembre a una producción de un millón de bd , lo cual solo se alcanzó en dos días de ese mes.

Sea como fuere, hay un hecho cierto. Tras la debacle petrolera en que la tormenta perfecta sumó la corrupción, las sanciones, cero mantenimiento y llevó la producción a escasos 300.000 bpd en 2020 cuando la Venezuela saudita llegó a registrar 3 millones, el gobierno venezolano ha venido recuperando la producción con ingente esfuerzo, de la mano de compañías totalmente desconocidas en la industria y el apoyo de Irán. Ha paliado la enorme escasez de combustibles y le ha dado una mano a la reparación de las refinerías nacionales. Ha comercializado el crudo en altamar en operaciones de trasvase con intermediarios desconocidos con los que llega a los mercados de Asia. Y ha logrado dar un cierto aire de normalización a la crisis que ya deja bodeguitas de importados y restaurantes gourmet.

La flexibilización de las sanciones enfrenta a una fuerte oposición en Estados Unidos por la preocupación de que pueda apuntalar el régimen de Maduro. Los funcionarios estadounidenses parecen estar divididos. El hecho de que Chevron sea estadounidense y sus beneficios lleguen a estadounidenses podría evitar una reacción violenta de los republicanos, se dice entre conocedores de la política.

El timing es clave. En noviembre hay elecciones legislativas y es claro que las medidas podrían verse como un reblandecimiento a las duras sanciones contra Venezuela, especialmente en Florida, donde es muy grande la población en exilio no solo de cubanos, sino de venezolanos. Y es un estado clave electoralmente.

Si se da una licencia especial a Chevron, detrás de ella llegarán muchas empresas más, en un largo cabildeo. Pero Chevron fue la que se quedó. Un expresidente de Chevron en Venezuela, Alí Moshiri, fue el que logró convencer a la casa matriz que no era bueno irse de Venezuela, cuando las estatizaciones de Hugo Chávez. Moshiri, que se mueve a alto nivel en Houston, Nueva York, Washington y Caracas está recaudando 1.000 millones de dólares con su fondo Amos, porque quiere ser el primero en invertir cuando se levanten las sanciones. Y quizá tenga razón.

-.
0
10500
Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

Cómo se las arregló Cesar Mora para soportar el matoneo por ser bajito

El Cementerio San Pedro en Medellín, donde las tumbas se volvieron piezas de museo, cumple 180 años

El Cementerio San Pedro en Medellín, donde las tumbas se volvieron piezas de museo, cumple 180 años

¿Quién dijo que un cantante no podía actuar? Silvestre le cerró la boca a los que no daban un peso por él

¿Quién dijo que un cantante no podía actuar? Silvestre le cerró la boca a los que no daban un peso por él

El líder sindical que prendió las alarmas de la corrupción en Emcali: el hueco sería de $216 mil millones

El líder sindical que prendió las alarmas de la corrupción en Emcali: el hueco sería de $216 mil millones

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus