Opinión

La pandemia real, el pésimo gobierno y su partido

El expediente fácil para salvar responsabilidades es adjudicar la culpa de todo al virus, pero el problema no es la pandemia sino el pésimo gobierno que nos ha tocado en suerte

Por:
agosto 21, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La pandemia real, el pésimo gobierno y su partido
Aunque las cifras son preocupantes, en su programa televisivo Prevención y Acción, el presidente y el ministro Ruiz emiten diariamente partes optimistas a la nación.

Colombia ocupa en muertes por coronavirus el puesto 12 en el mundo, aunque en número de contagios ocupa el puesto 8. En relación con la población de los demás países, nuestro país viene siendo el número 5 en contagios, pues con una población aproximada a los 51 millones, el número de casos pasa del medio millón (0.98 % de la población). Nos superan Perú, Estados Unidos y Brasil, con el 1,6 %, y Sudáfrica, con el 1,01 % de su población contagiada.

Si comparamos el número de muertes por causa de la covid-19 con la población de los países en los que se producen, Colombia ocupa el puesto 9, pues aquí ha muerto el 0.031 % de la población. En Perú, el gran campeón en este ranking, ha muerto el 0.08 % de su población. En Reino Unido, Italia y España el 0,06 %, en Estados Unidos y Brasil el 0,05 %, en México el 0,45 % y en la India el 0,37 %. Resumiendo, Colombia es el quinto país del mundo en contagios y el 9 en muertes.

Según los reportes del Ministerio de Salud en la tarde del miércoles, los casos de las últimas 24 horas eran 13.056 positivos y 360 muertos. Ni los contagios ni las muertes descienden. Con las cifras que nos revela a diario la prensa, uno pensaría que la situación es sumamente complicada para el país. Sin embargo en su programa televisivo Prevención y Acción, el presidente y el ministro Ruiz emiten diariamente partes optimistas a la nación.

Apenas resulta justo que los colombianos y colombianas se irriten con el discurso oficial sobre la verdadera situación del país. Las cifras del Dane acerca de la caída de la economía colombiana durante este año resultan impresionantes, 15,7 % al descenso en el segundo trimestre de 2020, al tiempo que los expertos señalan que por cuenta de las medidas de aislamiento estricto adoptadas en diversas ciudades, la caída de la economía en el mes de julio redondeará el 16,16 %.

Desde luego que un expediente fácil para salvar responsabilidades es adjudicar la culpa de todo cuanto ocurre al inesperado virus que apareció este año. Pero no hay que decirnos mentiras, en Reino Unido, Francia o España las cifras por muertes son mucho más altas que en nuestro país, y sin embargo las cosas por allá ya se mejoraron notablemente. El problema real que nos aqueja ni siquiera es la pandemia, sino el pésimo gobierno que nos ha tocado en suerte.

________________________________________________________________________________

No hay que decirnos mentiras, en Reino Unido, Francia o España las cifras por muertes son mucho más altas, y sin embargo las cosas por allá ya se mejoraron notablemente

________________________________________________________________________________

El partido Centro Democrático no tiene el menor interés en el futuro de Colombia como nación. Allá esos indios, esos negros, esos campesinos, esos informales, esas madres cabeza de familia, esas comunidades asediadas por la criminalidad. Sus preocupaciones generales giran en torno a la elección del próximo presidente del BID, a los buenos rendimientos para el sector financiero, a los grandes negocios con multinacionales sin importar la gente y la naturaleza.

Llegaron al gobierno por cuenta de las más sucias artimañas electoreras, con vínculos imposibles de borrar con sectores de mafias narcotraficantes. Pero para eso tienen Fiscal de bolsillo, un personaje enceguecido por la fatuidad, que les garantiza no ser tocados de ningún modo por la justicia. Dirigen un gobierno que destila corrupción en el alto mando militar y policial, que mira hacia otro lado frente a la toma del país por bandas violentas y asesinas.

Su desprecio por la paz es la real fuente de la situación de terror que avanza en los territorios y se impone en amplios sectores de las grandes ciudades. El procurador saliente, que no fue en realidad gran cosa, se queja de que los asesinos no están confinados mientras el país se desgarra y crece la polarización. Se pregunta quién responde. El partido de gobierno tiene una respuesta, una nueva Procuradora, la exministra de justicia del partido de gobierno.

La  misma de la masacre en la cárcel Modelo en marzo de este año, que cobró 23 muertos y más de ochenta heridos. Es de prever el resultado de sus investigaciones contra los funcionarios de esta administración. Como si fuera poco, a estas alturas, con Uribe Vélez procesado ante la Corte Suprema de Justicia, a la que el exsenador y expresidente ha convertido en blanco de sus diatribas y calumnias, el Centro Democrático se trae una figura salvadora, su hijo Tomás Uribe Moreno.

La Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas contabiliza 33 masacres este año en el país, sin contar 7 más que aún no ha documentado. También 97 defensores de derechos humanos y 41 firmantes de la paz asesinados. A Uribe, su partido y al gobierno actual eso los tiene sin cuidado. Pero no ocurre así con el resto del país, hastiado del uribismo y sus crímenes. Está claro de cuál es la pandemia real y se apresta a vencerla, pacífica y definitivamente.

-.
0
1500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Trump y Uribe, dos locos que andan sueltos

Trump y Uribe, dos locos que andan sueltos

Duque, a leer y cumplir con el Acuerdo de Paz

Duque, a leer y cumplir con el Acuerdo de Paz

Cómo utiliza el uribismo al ELN y las disidencias

Cómo utiliza el uribismo al ELN y las disidencias

La verdad duele, pero también libera

La verdad duele, pero también libera

Lo que reclama la gente es la libertad de Colombia

Lo que reclama la gente es la libertad de Colombia

La fuerza pública es brutal, ya no se puede negar

La fuerza pública es brutal, ya no se puede negar

La demencia senil del ELN

La demencia senil del ELN

Que vivan los estudiantes, que viva la Nacional

Que vivan los estudiantes, que viva la Nacional