La ópera de Otello tiene una historia para recordar

Una de las versiones más famosas de la tragedia de Shakespeare que llega al Teatro Colon fue la de Orson Welles, una genialidad que se hizo sin un peso

Por:
Junio 11, 2017
La ópera de Otello tiene una historia para recordar

Durante 3 años Orson Welles rodó su Otello. Atrás habían quedado los años gloriosos cuando era un niño mimado de la radio. Su adaptación radial de La guerra de los mundos de H.G Welles causó escándalo y le dio reconocimiento mundial. Hollywood se rindió a sus pies. Le dio libertad absoluta para realizar lo que quisiera. Autodestructivo, escogió contar la vida del magnate de los medios William Radolph Hearst. A los 25 años hizo Ciudadano Kane, la mejor película de la historia y también su mayor tragedia. Lo persiguieron, lo machacaron, todos los grandes estudios le cerraban la puerta en la cara. Se consiguió un productor francés para hacer su adaptación de la tragedia de Shakespeare. Viajó a Marruecos para hacer aún más creíble la historia. Contrató a puros actores desconocidos. A los 3 meses de rodaje el productor francés abandonó el proyecto. Welles debe volver a Europa a buscar algún financiador pero nadie quería montarse en su barco.

Hearst nunca le perdonó al genial cineasta la afrenta que le había hecho. Se había sentido ridiculizado y agredido. Welles era muy cercano a Marion Davis, una actriz cómica de cierto talento que era la novia oficial del magnate. Rosebud, el leit motiv de Citizen Kane, era el apelativo con el que se refería Hearst a su entrepierna. Todo eso salía en la película. Estableció un veto, silencio pero inquebrantable, en torno a su figura. El que lo ayudara caería pulverizado. Además Welles era un irresponsable. En el montaje de su segunda película, La magnificencia de los Amberson, se fue a Brasil en pleno montaje a hacer un documental sobre el Carnaval de Rio. Cuando volvió la RKO, productora que pagó el film, había hecho una edición que contravenía los deseos del director. De nada le valió rasgarse las vestiduras.

En Europa Welles celebraba cenas opíparas aderezadas con litros de brandy y su verbo encendido. Intentaba seducir en vano a millonarios deseosos de pasar a la historia del cine por haber producido una de sus películas. Resignado se embarcó en películas de bajo presupuesto sirviendo como actor, su segunda pasión. Con lo que recaudó pudo volver a rodar a Marruecos. Él, además, interpretaba al Moro. Su cara teñida de betún fue el disfraz que tomó para hacer una de las interpretaciones más memorables de todos los tiempos. Cuando, seis meses después de iniciar la segunda parte del rodaje, se acabó el presupuesto, Welles debió regresar a Europa y otra vez puso la gorra para recibir monedas. No cayó ninguna.

Solo a finales de 1951 Welles pudo acabar su película. Tuvo una distribución pobre y con pocas esperanzas la llevó a concursar a Cannes. La principal dificultad era que no tenía un país definido. Fue la primera y ùltima vez que en el Festival una película se presentó sin delegación oficial. A pesar de que tenía un presupuesto siete veces más bajo que sus rivales ganó la Palma de Oro. La distinción no le sirvió para recuperar su prestigio en Hollywood. Otello solo se distribuiría en Estados Unidos en 1955. Welles solo volvería a hacer una película en estudio, Sed de mal de Universal Pictures. El otrora niño genio del cine murió pobre en 1985, haciendo malas series en televisión y prestando su imagen a programas como las Profecias de Nostradamu, sólo para ganar de dinero que invertía en sus últimas obras maestras: el falso documental F de Fake y The Other Side of the Wind, película que terminará este año Netflix

-Publicidad-
0
423
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La apoteósica resurrección de Orson Welles

La apoteósica resurrección de Orson Welles

Las estrellas que llegan al Teatro Colón a la ópera de Otello

Las estrellas que llegan al Teatro Colón a la ópera de Otello

Discurso: Timochenko pide un ‘’gobierno de transición’’

Discurso: Timochenko pide un ‘’gobierno de transición’’