La miseria y la calamidad

"Un adagio popular reza que la oportunidad hace al ladrón. En el caso reciente, no solo bastó tal condición"

Por: Germán Lamo T.
julio 13, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La miseria y la calamidad

Son precarias y difíciles las condiciones económicas de muchos pueblos, corregimientos y caseríos, localizados a la vera de las principales troncales viales que serpentean los valles y cordilleras de Colombia.

La infinita maldición de las promesas políticas no cumplidas que vienen con cada época electoral no solo enardecen los ánimos de la democracia temperante de los adalides políticos y sus electores, también atisban la ignorancia de siempre y, consecuente con ella, el estéril y vano resultado de su vendido ejercicio democrático.

Es una pena absoluta la innecesaria pérdida de vidas a causa probable de la ausencia de oportunidades y también del sistemático robo de los recursos públicos que, conjugados con la inequidad social, son tierra fértil de la semilla de la tragedia. Los hechos recientes de Tasajera (Magdalena) marcarán para siempre el designio de una catástrofe anunciada.

En el recorrido hecho por carretera desde Barranquilla a Santa Marta o viceversa nos hemos acostumbrado a ver la miseria agolpada en tugurios que emergen todos juntos, desde aguas pútridas infestadas de basura. Somos testigos, también, de niños semidesnudos jugando sin temor en el mismo desastre de su entorno que, la ingenuidad de su edad, les hace ver normal.

Se trata de una situación común y semejante que se replica en muchos rincones de Colombia y de la que son testigos mudos también otros connacionales. Está claro que no es un asunto exclusivo de las Gentes del Caribe. Se trata de un fenómeno social generalizado que fecunda en todo el país.

Un adagio popular reza que: "La oportunidad hace al ladrón". En el caso reciente, no solo bastó tal condición. A los tristes hechos y sus lamentables consecuencias se sumaron también la carencia y la orfandad estatal, entre muchísimas otras razones más.

El hambre y la ignorancia son instrumentos perfectos del tirano y de los mecenas de turno de la política en el ámbito nacional. La miseria siempre tomará lo que le corresponda de la calamidad.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
100

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Se voltea otro camión entre Cartagena y Barranquilla y lo vuelven a saquear

Se voltea otro camión entre Cartagena y Barranquilla y lo vuelven a saquear

Nota Ciudadana
Las heridas de Pueblo Viejo

Las heridas de Pueblo Viejo

"Van 45 muertos en Tasajera, los medios ya los olvidaron"

Nota Ciudadana
La banalización de las tragedias

La banalización de las tragedias