La miseria en Corea del Sur retratada en el cine

La película "Parásito" retrata la problemática de muchas familias surcoreanas que habitan sótanos y periferias de manera clandestina y en condiciones de miseria

Por: Paola Vargas Tamayo
enero 29, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La miseria en Corea del Sur retratada en el cine
Foto: Cine Colombia

La última producción del director surcoreano Bong Joon-ho ha sido una de las cintas nominadas a los Oscar más aclamadas de los últimos tiempos. Mucho se ha escrito sobre ella, sobre su magnífica fotografía, las metáforas espaciales que establece, la acertada elección de la paleta de colores, los actores, los escenarios. La tragicomedia engloba la contundencia del argumento que se desarrolla de manera precisa durante las más de dos horas que dura el largometraje, y así sucesivamente, sobre cada uno de los detalles muy bien logrados que conforman el film.

Como lo mencionan algunos, parte de su éxito, se debe al diálogo establecido entre lo global y lo local, a ese manejo cuidadoso y crítico de una problemática que no solo viven aquellas familias surcoreanas que habitan sótanos y periferias, sino que se presenta en los sinfines márgenes de las ciudades del mundo y es la cotidianidad de más de uno.

Márgenes, fronteras y muros que se erigen violenta y silenciosamente sobre las precariedades de muchos, favoreciendo los bolsillos de unos pocos. El director logra, por medio de una astucia que caracteriza su obra y sin caer en lo que cineastas colombianos llaman la "porno miseria", que nos divirtamos durante un film que tiene como telón de fondo la desigualdad, en la que una subterránea familia logra infiltrarse en todos los espacios y sentires de aquellos "milagrosamente" favorecidos por el capital, de aquellos "ingenuos" que no sienten la ausencia de los alimentos que desaparecen sigilosamente de su lacena, ni pestañean al inventar cualquier excusa para despedir a quienes les sirven, de aquellos que desconocen la ciudad que habitan y a la cual su desbordado consumo le deja secuelas que ni imaginan.

Este es un film que retrata la historia de los "vencidos", de los perdedores, de los sin techo, sin estudio, sin comida, sin trabajo; de aquellos a quienes los grandes relatos y disposiciones gubernamentales ignoran, pero que se resisten a esa especie de destino que les toca; sin embargo, el final de la película es muy sugerente.

¿Cuántos escalones debe bajar aquella familia, en medio de la lluvia, para volver a su madriguera, a su realidad? ¿Cuántos son necesarios, para que dejen de fantasear en esa vida que nunca les ha pertenecido y sientan, en sus zapatos mojados, en el olor de los suyos y el de cañerías desbordadas, los privilegios de los cuales carecen? ¿Cuántas vidas tendrá que laburar el joven actor para que esa casa y vida le pertenezcan?

La película solo es una muestra más de que no solo basta con la empatía de aquellos que acumulan riquezas y reconocen sus privilegios, sino que este sistema desigual, que muestra como parásitos a los desfavorecidos, debe cambiar.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
2200

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Parásito: ¿otra película de mal gusto?

Parásito: ¿otra película de mal gusto?

Nota Ciudadana
¿A qué huelen los pobres?

¿A qué huelen los pobres?

Nota Ciudadana
Parásitos y el Monte Calvo

Parásitos y el Monte Calvo

Nota Ciudadana
Las razones por las que Parasito no es ninguna obra maestra

Las razones por las que Parasito no es ninguna obra maestra