Opinión

La memoria y el olvido en Óscar Muñoz

Por:
enero 18, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

El segundo libro de la Colección de Arte Contemporáneo 2013 que realizó Seguros Bolívar corresponde al artista Óscar Muñoz que nació en Popayán en 1951 pero se le considera caleño. Otro gran artista que ha manipulado las técnicas más insospechadas para trabajar una obra de la que piensa que, sobre el olvido solo nos queda la memoria. La memoria de la vida y la muerte, la memoria de la violencia, la memoria de una ciudad desarticulada por el bajo mundo de las mafias. La vida y la muerte urbana.

Su trabajo ha pasado por múltiples procesos para la construcción de imágenes que son reflexiones sobre la realidad y donde la fragilidad es un elemento que permanece como contexto  mientras el espectador es siempre un voyeur que mira a la distancia.

Sus primeros trabajos fueron dibujos en carboncillo. Inquilinatos pobres, figuras en una eterna espera, paredes y ventanas que encierran el espacio en interiores dramáticos y solitarios. En esos dibujos, Muñoz deja su testimonio de una condición humana que ha perdido ya, hasta la esperanza.

oscar-munoz-cortinas-bano

Otra serie que ha tenido un gran éxito son las Cortinas de Baño que empezó a hacer en la década de los ochenta donde las figuras trabajadas sobre plástico, son ya menos realistas y más presentidas. Los personajes están tomando un baño pero se presume algún momento dramático en la intimidad de la desnudez.  Otra vez, el espectador está observando una situación que no tiene explicación en el lugar ni en la circunstancia.

Los Narcisos que realizó en la década de los noventa es una interesante serie donde el artista dibuja con carboncillo su propia imagen en el agua que está contenida en cuadrados de vidrio y la evaporación  deja el resultado final que es el rastro del dibujo pegado en el vidrio. Unos autorretratos desfigurados por el paso del tiempo.

narcisos oscar muñoz

La fotografía es su documento histórico tiene enorme vigencia en su trabajo por ejemplo Ambulatorio es una instalación de una aerografía de la ciudad de Cali que la encapsula en un vidrio roto. Como está ubicada en el piso, el espectador tiene que caminar la versión fotográfica de la urbe. Una interesante obra que involucra al espectador dentro de un sentimiento de destrucción, donde es obligatorio pasar  por encima de la obra, lo que nos compromete con una realidad violenta.

Como muchos artistas contemporáneos y en otra situación donde retoma el cuadrado que hizo cuando dibujó las paredes de baños abandonados, en otra ocasión dibujó con café sobre cuadritos industriales de azúcar que es otra realidad económica de la región.

En la Bienal de Venecia, pude observar un video maravilloso donde el artista va pintando un rostro mientras la figura se evapora y donde jamás se logra que el comienzo del dibujo tenga un final. Otro de los  temas de Óscar Muñoz,  lo que aparece y desaparece. Nada encuentra una justa medida en la realidad porque  todo es efímero.

oscar muñoz agua

El texto de la argentina Victoria Norton es bueno y completo y tiene una especial connotación porque fue escrito con gran entusiasmo  y admiración.

 

-Publicidad-
0
4177
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La felicidad domesticada

La felicidad domesticada

No he ido lo bastante lejos

No he ido lo bastante lejos

En el mundo en que vivimos

En el mundo en que vivimos

La verdad desnuda

La verdad desnuda

La provocación del deseo

La provocación del deseo

El jet set del Pop

El jet set del Pop

Szyszlo: un poeta pintor

Szyszlo: un poeta pintor

Giacometti y la experiencia humana

Giacometti y la experiencia humana