La marihuana gringa empieza a mandar en Colombia

Atrás quedaron los días de gloria de la Santa Marta Golden y la Corinto, los fumadores se están quedando con la Apple White Widow de cepa californiana

Por:
junio 14, 2016
La marihuana gringa empieza a mandar en Colombia
Foto: archivo/Elespectador.com-EFE

Hace unas semanas comprar cuatrocientos gramos de hierba costaba en el norte de Bogotá setenta mil pesos. Para un fumador  consumado este volumen le bastaba para suplirse durante dos meses. Pero las cosas cambiaron súbitamente.

Con el cierre del  Bronx donde se movía un dinámico mercado negro de la hierba y el inicio del paro agrario que bloqueó las vías de acceso a los centros del cultivo en el Cauca, Ocaña, el Catatumbo y la Sierra Nevada, todo cambió. Cómo si se hubieran puesto de acuerdo los jíbaros de la ciudad, durante un par de días, apagaron sus celulares y desaparecieron. Entre los consumidores se instaló una sola palabra: escasez. Escasez acompañada de desesperación.

Pero cuarenta y ocho horas después, cómo las tortugas después del fuego atómico, los jíbaros empezaron a salir de debajo de la tierra. Regresó la hierba, pero a otra precio.  En el Bronx un moño –cantidad que alcanza para armar dos cigarros - costaba a principios de febrero $ 5 mil pero ahora la misma cantidad, a unas pocas cuadras del desaparecido Bronx, en el barrio San Bernardo, su precio está casi duplicado: no baja de los $ 8 mil pesos.

Y algo más sorprendente. Era otra la marihuana que empezaba a circular. De repente había aparecido en el mercado una hierba producida domésticamente a partir de la popular cepa gringa  Apple White Widow. Esta tiene un sabor distinto, más dulce y agradable, por su alta  concentración de sativa que, en teoría, además quita con frecuencia la incómoda paranoia que suele acompañar el subidón cannábico.

La Apple White Widow no produce tos y, a diferencia de la Corinto, Santa Marta Golden o la Punto rojo, por décadas estandarte de la buena hierba criolla, no da pereza sino que impregna de energía a quien la consume. Fumarla después de las 10 de la noche puede causar insomnio. Sin embargo éste es sólo un efecto colateral que sólo da a muy pocas personas y por esto todos se siente compensados de pagar los $ 30.000 de más que vale.

En Bogotá existen ya tiendas especializadas en la venta de semillas. La más emblemática de todas, además de la más antigua es Zombie Head Shop. En esta tienda, abierta desde agosto de 2014 y ubicada en la Calle 64 con 11, está permitido, cómo lo respalda la ley, vender parafernalia cannábica como pipas en forma de pulpos de cristal y hasta veinte plantas para autocultivo y un kilo de semillas.  En Zombie Head Shop se pueden conseguir más de cincuenta  variedades de plantas. Hay varios bancos de semilla para pedirlos. Los dos más solicitados son Sensi Seeds y Dinafem. El costo de cada semilla occila entre los 15 y 60 mil pesos dependiendo de la calidad. Una planta, en excepcionales condiciones, puede arrojar 250 gramos de marihuana por cosecha, algo que le sobraría y le bastaría para el consumo del más avezado de los fumadores.

Desde hace 22 años los gringos están listos para disputarle a Colombia el mercado de la droga. En 1994 la marihuana dejó a los cultivadores norteamericanos un excedente  de US $32 mil millones. El cultivo que le seguía era el maíz que apenas había dejado $US14 mil millones, ni siquiera la mitad. En ese país ya han quedado atrás los años en los que se estigmatizaba al marihuanero, ahora está de moda consumir la hierba. En las películas los chicos más cool portan en sus labios un porro con la misma naturalidad con la que James Dean o Marlon Brando en la década del cincuenta acababan a bocanadas sus Lucky Strikes. Incluso ahora hay marcas de ropa como Hemp House, hechas a base de cáñamo, que ofrecen a sus clientes un octavo de onza (3.5 gramos) de marihuana gratis a compradores calificados.

Mientras que el precio en Estados Unidos empieza a bajar, en Colombia la marihuana cada vez es más cara. La posibilidad de conseguir Corinto es prácticamente nula. En espacios como la Universidad Pedagógica, donde era habitual comprarla, no se vende desde el año pasado. Con $20 mil podrían comprarse cerca de cien gramos. Los marihuaneros más avezados aún no se explican por qué la intervención del Bronx alteró el precio cuando este apenas controlaba el 2% del mercado de la hierba en Bogotá y aún quedan reductos donde circula libremente como los barrios Las Cruces, San Bernardo, Diana Turbay y la Olla del Amparo para suplir a los cerca de 200 mil consumidores que tiene Bogotá según datos entregados en el 2014 por el ministerio de Salud.

El negocio no deja de estar salpicado de ilegalidad con los riesgos que esto acarrea. Existe una guerra a muerte por el mercado entre expendedores de la marihuana regular o Corinto con los de Cripy que ha dejado, hasta ahora, cuatro jíbaros muertos. El precio de la Crippy también se duplicó: una libra  pasó de costar $ 250 mil pesos a  $ 400 mil en el Sur, mientras en el norte pasó de $ 400 brincó a $800 mil. Asi que los beneficiados con la desaparición del Bronx no tardaron en aparecer.

-Publicidad-
0
11397
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Remedios de marihuana con sello colombiano

Remedios de marihuana con sello colombiano

Nota Ciudadana
¿Cómo fortalecer nuestro sistema inmune?

¿Cómo fortalecer nuestro sistema inmune?

Nota Ciudadana
¿Tengo gripa o coronavirus?

¿Tengo gripa o coronavirus?

Nota Ciudadana
¿Qué drogas son las favoritas de los colombianos durante la pandemia?

¿Qué drogas son las favoritas de los colombianos durante la pandemia?