La mano del papá de Pipe Bueno en su carrera: su capítulo oscuro

Dagoberto Giraldo, condenado por narcotráfico, apoyó la producción de su primer disco y lo impulsó hasta convertirlo en la estrella que reapareció en Yo me llamo

Por:
Septiembre 19, 2018
La mano del papá de Pipe Bueno en su carrera: su capítulo oscuro

Si Pipe Bueno no hubiera sido cantante hubiera sido un caballista de prestigio. Llegó incluso a ser uno de los mejores chalanes del país. Su papá, Dagoberto Giraldo, lo acostumbró a las fincas y a las cabalgatas en un ambiente holgado, de hombre acaudalado. Aunque se separó de su mamá cuando él tenía ocho años, ella nunca dejó de ser su faro, su guía y su ídolo. Con orgullo Dagoberto lo apoyó cuando le contó que quería ser músico.

Su sorpresa fue mayúscula cuando el 30 de julio del 2009 Pipe Bueno supo que su padre había sido detenido en el aeropuerto internacional Dulles en Washington. El cantante rompió a llorar. Las acusaciones contra Dagoberto Giraldo eran complicados. Se le señaló de ser socio de Nicolás Bergozoli, conocido en las AUC como Don Julián;  había sido mano derecha del narcotraficante del Cartel de Cali, Hélmer “Pacho” Herrera y de Carlos Castaño. Bergonzoli y terminó extraditado a los Estados Unidos en el año 2000 por cargos de narcotráfico. Pagó 24 meses de cárcel en Loreto, Pensilvania y de regreso en libertad fundó una cadena de comidas rápidas.

Dagoberto tenía su propia historia en el mundo del narcotráfico. Era  conocido como Percheron y había creado lazos con Ramiro “Cuco” Vanoy, creador del Bloque Mineros de las AUC en Tarazá, en el Bajo Cauca antioqueño. En Octubre del 2009 la Corte Federal del Sur de la Florida lo condenó a 24 años de cárcel por los delitos de tráfico de droga y lavado de activos. El tercer hombre con el que se le asociaba a Percheron era Carlos Mario Aguilar Echeverry alias Rogelio, miembro de la Oficina de Envigado y hombre vinculado a los PEPES. Dagoberto termino extraditado a la cárcel de Filadelfia, pero antes de viajar hizo lo posible para que su hijo Andrés Felipe Giraldo Bueno fuera en un estrella.

Hizo lo que alcanzó para impulsarlo en el competido mundo de la música en el que, reinventado como Pipe Bueno, empezó a triunfar. En los primeros seis meses del 2008 era uno de los cantantes más exitosos de la música popular que cobraba hasta $ 30 millones por presentación. Hay quienes dicen que gracias al dinero de su papá Dagoberto, que le invirtió  $300 millones, pudo producir su Pipe Bueno,  su primer disco en el 2008 cuando apenas tenía 16 años. Versión negada por el artista que atribuye su despegue al productor musical Ivan  Calderon

A Pipe lo rodearon grandes desde un primer momento. Y en ello estuvo, según se dice, la mano de Dagoberto: Martha Velandia se ocupó de la esquiva prensa bogotana. Pipe era un producto muy diferente a los  cantantes convencionales  de música popular. Sus videos eran distintos. Con  buen gusto, y un criterio estético con el sello de Gustavo Camacho, avezado director colombiano quien trabajó en los orígenes de Shakira y fue productor de los videoclips a Jerry Rivera, Gilberto Santa Rosa. Con él hizo los videos Recostadas en la cama, Me voy a morir y Si yo fuera ladrón.

Los viajes de Medellín a Bogotá se multiplicaban. A veces Pipe viajaba con todo su staff sólo a comprar ropa para lucir en los conciertos y en sus videos. No parecían músicos populares, tenían la elegancia de un baladista; costosa indumentaria que financiaba su papá.  Mientras la fama del muchacho crecía Dagoberto se reunía en los estudios de grabación con gente oscura. Uno de esos personajes fue Alexander Alberto Bula Vides quien fue detenido en septiembre del 2008 en una discoteca en el barrio Belén de Medellin por estar involucrado en la muerte de Antonio López Jimenez alias Job, ex paramilitar desmovilizado del Bloque Cacique Nutibara.

Cuando su  papá fue detenido en el aeropuerto de Washington,  Pipe llevaba varios meses sin verlo. La comunicación había quedado interrumpida de súbito, tal vez producto de la vigilancia que empezaron  a hacerle las autoridades.

Dagoberto regresó libre a Colombia el 17 de febrero de 2015 después de pagar seis años de cárcel por narcotráfico. Disfruta los éxitos de su hijo sin intervenir y disfrutan juntos la pasión por los caballos. El empujón inicial que pudo darle haberle dado, supo aprovecharlo hasta convertirse en el artista exitoso y querido por la gente que repetirá como jurado del reality Yo me llamo, que no hace otra cosa que dispararle su popularidad.

 

Publicidad
0
24829
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Cuando Christian Bernal se hizo gay para ser el Juan Gabriel de Yo me llamo

Cuando Christian Bernal se hizo gay para ser el Juan Gabriel de Yo me llamo

Nota Ciudadana
‘Yo me llamo’, el único programa de la televisión colombiana que vale la pena

‘Yo me llamo’, el único programa de la televisión colombiana que vale la pena

La salida del closet de Ernesto Calzadilla

La salida del closet de Ernesto Calzadilla

‘Yo me llamo’ no derrota a ‘La reina del flow’, pero se abre camino como su sucesora

‘Yo me llamo’ no derrota a ‘La reina del flow’, pero se abre camino como su sucesora