La maldición del Hotel El Prado que exorcizaron las reinas  

La que fuera la joya del Caribe ha regresado a su esplendor y es el epicentro del reinado nacional que se estrena en Barranquilla  

Por:
noviembre 14, 2020
La maldición del Hotel El Prado que exorcizaron las reinas  

Ocho años le tomó al Estado tomar posesión del hotel El Prado de Barranquilla después de que las cabezas del clan Nasser Arana, sus dueños, fueran acusados y condenados por narcotráfico. En 1994 la jefa de la familia, Sheila Arana, fue capturada en Suiza y extraditada a los Estados Unidos, donde confesó haber enviado por lo menos 30 cargamentos de marihuana desde Colombia. Tan solo tres años después su esposo, Julio César Nasser, fallecía en medio de una batalla judicial en la que también fue imputado por narcotráfico. Y sus hijos, Claudia Patricia, Carlos Alberto y Jorge dieron por no perder los bienes, pero al final también fueron condenados por enriquecimiento ilícito.

Por fin el 19 de abril de 2005 —mismo año en que fue declarado patrimonio nacional— en juez cuarto penal del Circuito Especializado de Descongestión de Bogotá ordenó la extinción de dominio de El Prado, construido por el arquitecto Burdette Higgins por orden de Gregorio Obregón, dueño de la primera textilera del país ‘Textiles Obregón’, e inaugurado en 1930. Desde su primer día fue catalogado como uno de los hoteles más importantes y bellos del continente, y no era para menos pues Barranquilla se proyectaba como una de las ciudades claves en el desarrollo del país. Competía con el Caribe en Cartagena y El Nacional de La Habana, las capitales caribeñas del mundo.

Pero todo eso era historia del pasado, ahora el hotel emblemático de Colombia estaba en decadencia. En manos de la SAE –Sociedad de activos especiales del Estado- el hotel apenas funcionaba y en 2013 fue entregado a Fontur después de que la Dirección Nacional de Estupefacientes entrara en liquidación. El Prado volvía a cambiar de dueños, pero nada le aseguraba un futuro prominente.

Rápidamente Fontur se puso en la tarea de buscarle un administrador al hotel que pudiera devolverle sus años de gloria. Al edificio se lo estaba comiendo la sal y las habitaciones no ofrecían los lujos que un hotel cinco estrellas promete. Y aunque se habían logrado recuperar un par de espacios como el Bar Caribe o el Patio Andaluz, era inocultable su abandono.

En 2014 por fin comenzó el proceso de licitación para entregarle la concesión del hotel a algún operador. Inmediatamente sobre la mesa aparecieron atractivas propuestas por las cadenas Radisson, Six Senses, Hotusa y FTP.

Curiosamente al final, en 2016, solo hubo un proponente: FTP, un consorcio integrado por la norteamericana FTP Investment Corporation del norteamericano Bart Seidler, y por la empresa colombiana Espindel Ltda. de Jaime Espinoza. Seidler tenía el 55% y Espinoza el 45% accionario del consorcio.

Tal vez lo que más llamó la atención de la propuesta fue una carta adjuntada de Paul Adan, vicepresidente para la Región Caribe y Latino América de Marriott, quien aseguró que podrían ser ellos los que operaran el hotel si FTP cumplía con unas condiciones y era seleccionado en la licitación. En Barranquilla todos dieron por hecho que el Marriott sería el nuevo dueño del Prado, pero tan anhelada promesa nunca se cumplió.

El 8 de abril de 2016 el gerente de Fontur, Eduardo Osorio, y Jaime Espinoza, quien actuaba como representante legal del consorcio, firmaron el contrato FNTB–039 del 2016 en el que Fontur le entregaba el manejo del Prado a FTP, que se comprometió a intervenir, rehabilitar, renovar, remodelar, mantener y operar el hotel. Toda la plata la puso el consorcio, que prometió una inversión de $21.300 millones.

Finalmente, el emblemático y querido Hotel Prado tiene un horizonte claro a 30 años. Se han reactivado los salones y después de la pandemia empieza ya a coger vida. Este año es el anfitrión con sus 206 habitaciones del reinado nacional de la belleza que  por primera vez será en Barranquilla después de haber nacido en Cartagena a comienzos del siglo pasado. Las reinas le han borrado la atropellada historia de los últimos años cuando se creyó que el emblemático con su casi siglo de tradición no iba lograr recuperar su esplendor.

-.
0
15100
La receta del mejor ajiaco de Bogotá para no quebrarse con la papa por las nubes

La receta del mejor ajiaco de Bogotá para no quebrarse con la papa por las nubes

Dramática protesta contra el Alcalde de Cali mientras arranca nueva revocatoria

Dramática protesta contra el Alcalde de Cali mientras arranca nueva revocatoria

Los dueños de las estrellas de la selección Colombia

Los dueños de las estrellas de la selección Colombia

Lavrov:

Lavrov: "Si depende de Rusia, no habrá guerra"

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus