La mala hora de La Guajira

Una reflexión apartada de fervores y pasiones políticas como las que actualmente vivimos por las elecciones que se acercan

Por: Enrique Alberto Toncel Hernandez
octubre 14, 2015
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La mala hora de La Guajira

Es un error pensar en que lo que estamos viviendo es culpa de un grupo político o dirigente en específico, en nuestro imaginario colectivo, ni siquiera sabemos que es un buen dirigente, y probablemente la razón de esto, es que nunca hemos tenido un buen mandatario, aclaro y redundo; ni de un bando ni del otro hemos tenido buenos dirigentes, no elegimos entre buenos y malos, elegimos entre malos y peores. Solo falta  observar una campaña política para darse cuenta que esto es cierto, nuestros dirigentes han sido muy buenos inversionistas, cito una frase de Carlos Gaviria: "Quien gasta millones y millones en una campaña, no es un candidato, es un inversionista quien debe recuperar su inversión, más una rentabilidad".

Tampoco es válido pensar que estamos abandonados por el Estado, cuando nuestros dirigentes se han encargado que en las elecciones parlamentarias nos quedemos sin representación en el Senado, es normal ver en nuestro departamento, en épocas electorales, desfiles de candidatos forasteros comprando líderes y votos, mientras que a los candidatos nuestros les damos la espalda. Será que algún senador de los que se llevaron gran cantidad de votos de nuestro departamento se ha hecho presente en estos momentos de crisis? Ellos velan por el bien de sus departamentos, su compromiso con nosotros, terminó al momento de comprar dirigentes.

Dato curioso, una campaña en un pueblo con regalías, puede llegar a costar alrededor de 5 mil millones de pesos, con menos de 50 mil habitantes; cifra muy similar a lo que costó la campaña de Petro para la alcaldía de Bogotá con casi 8 millones de habitantes, pregunto ¿A alguien le cabe en la cabeza que un dirigente en el poder pensará en recuperar su inversión o por el contrario en el bien de la comunidad?

Estamos desorientados en lo que es un buen dirigente, un buen dirigente es un servidor público como su nombre lo indica, para servirle al pueblo, a los servidores públicos no se les pide favores, nosotros somos quien pagamos impuestos para que tengan sueldo, carro, escoltas y otras prebendas; a nuestro pueblo le hace falta asumir el poder que tenemos. Nuestra participación política no es solo el día de las elecciones, somos los responsables de velar y cuidar lo público.

Miremos algunos problemas y situaciones de nuestra Guajira, que nunca han tenido solución ni la van a tener al paso que vamos.

Agua

Ningún municipio en la península cuenta con agua las 24 horas, ni mucho menos potable, sin contar que en pleno siglo 21 nuestra gente muere literalmente de sed y hambre.

Es una mentira pensar que este es un problema por falta de agua o plata, contamos con una represa con 220 millones de metros cúbicos de agua, que supuestamente son para un distrito de riego, que ni siquiera se ha diseñado. ¿Es acaso una prioridad un distrito de riego cuando morimos de sed? La represa no es la solución para todo el problema, pero de seguro si contribuiría en mucho para su solución. Sin mencionar que en 2007 La Guajira recibió un préstamo del banco mundial por casi 50 mil millones de pesos para construcción de acueductos para proporcionar agua POTABLE a 5 municipios del norte, casi 9 años después aun estos municipios están sin agua, donde están las obras? Donde está la plata? Será que esa plata se convirtió en campañas políticas?.
Por mencionar un ejemplo, la planta desalinizadora más grande del mundo en Israel, que surte de agua a Tel Aviv con una capacidad de 624.000 m3/día, fue construida con una inversión de 400 millones de dólares, cifra similar recibió La Guajira entre 2013 y 2014 solo en regalías. Es una buena opción al menos, estudiar esta alternativa, lamentablemente no hemos tenido un dirigente que tome en serio y lidere la solución de este problema.

Educación

Dios nos bendijo con una tierra rebosante de recursos naturales, tenemos la mina de carbón más grande del mundo, pero yo  me pregunto: ¿Hemos sabido capitalizar esto para generar desarrollo? La respuesta no es difícil, es un rotundo NO, acaso tenemos la mejor facultad de ingeniería de minas o geología? Tenemos estas facultades? Acaso desde la universidad se impulsan grupos de investigación enfocados a minería?, por otro lado, nuestra realidad de hoy: Somos un departamento millonario, que compite por el último lugar en calidad de la educación junto al Choco.
Con qué cara le podemos exigir a Cerrejón que se emplee a guajiros, cuando no nos hemos preocupado por prepararnos y capacitarnos, solo nos hemos preocupado en aportar obreros rasos. Al parecer tenemos una universidad más preocupada en ser un fortín político y dedicada a capitalizar campañas políticas.

Esto por mencionar algunos de los tantos problemas que nos aquejan, propongo reflexionar y hacer uso responsable de nuestro voto, esa es la herramienta más poderosa que tiene el pueblo.

Y para nuestros dirigentes, por favor recuerden que cemento no es sinónimo de desarrollo, desarrollo es dar solución a las necesidades del pueblo agua, servicios públicos, salud, educación.

-.
0
1336
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El empujón que le dio el rector de la U. de La Guajira al gobernador para que fuera Doctor

El empujón que le dio el rector de la U. de La Guajira al gobernador para que fuera Doctor

En tiempo Real

En tiempo Real

La comensalidad una forma de El Cuidado

La comensalidad una forma de El Cuidado

Nota Ciudadana
Sustitución de la medida de asunción temporal de competencias en La Guajira: ¿caballo de Troya?

Sustitución de la medida de asunción temporal de competencias en La Guajira: ¿caballo de Troya?