¡La lucha debe continuar!

El pueblo ha despertado y pide un espacio para debatir todas las problemáticas que le impiden la garantía plena de sus derechos

Por: Jose David Chalarca Suescum
diciembre 09, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¡La lucha debe continuar!

Desde el 21 de noviembre se han reunido estudiantes, maestros, indígenas, miembros de organizaciones sociales y sindicatos para tomarse las calles pacíficamente en todo el país. A pesar de los disturbios tras las marchas en ciudades como Cali, Bogotá y Popayán, por parte de una minoría que no representa al resto, el balance de las protestas nos dejan con grandes sensaciones para el futuro del país.

Aunque no se pueden negar las dificultades de orden público que han habido, tampoco podemos dejar que oscurezcan todo lo bueno que nos ha dejado las movilizaciones a partir del gran paro nacional. La esperanza ferviente de cambiar años de sufrimiento sigue intacta en las calles. Algunos dicen: “Nos quitaron hasta el miedo”, y tienen razón. Cuando no hay nada que perder, ni las fuerzas desmedidas de algunas autoridades pueden callar las voces que aclaman ser escuchadas.

Hay una nueva generación que ha asumido el rol de cambiar lo establecido por unos pocos. En varios puntos del país, han sido los mismos marchantes los que han impedido que personas ajenas al paro saboteen el verdadero objetivo de las manifestaciones: mejorar las condiciones de vida para el pueblo colombiano. De una vida digna sin represión por parte de las autoridades y del Estado.

Desde ese día hemos caminado por el sueño de un país que ha estado fragmentado por mucho tiempo. Sin embargo, la lucha apenas ha comenzado. Aunque el gobierno ha tratado de evitar dar respuesta frente a nuestro descontento, la presión debe seguir. No hay mejor manera de hacerlo que trabajar juntos de manera pacífica. Marchar, gritar y continuar los cacerolazos son algunos mecanismos de presión que debemos seguir.

Nuestros gobernantes históricamente han querido que nos quedemos callados y no generemos el más mínimo desorden, pero no les vamos seguir dando esa tranquilidad. Hay que hacerlo por aquellos que quisieron ver una mejora y no fueron escuchados, y por los que fueron asesinados en el intento.

Está claro que el pueblo ha despertado y pide un espacio para debatir todas las problemáticas que le impiden la garantía plena de sus derechos. Solo queda seguir marchando juntos hasta que el gobierno entienda la magnitud de los reclamos. Como Mahatma Gandhi decía: “La alegría está en la lucha, en el esfuerzo, en el sufrimiento que supone la lucha y no en la victoria misma”.

-.
0
101
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Del paro a las disidencias y la

Del paro a las disidencias y la "Segunda Marquetalia"

Así arrancaron los cacerolazos en el mundo

Así arrancaron los cacerolazos en el mundo

Nota Ciudadana
Paro nacional, un punto de inflexión histórico

Paro nacional, un punto de inflexión histórico

El egoismo uribista de J Balvin

El egoismo uribista de J Balvin