La lucha de Fecode por abrirse paso en un país que menosprecia a los docentes

Como parte de esta ofensiva han orquestado una campaña de descrédito contra los maestros responsabilizándolos de la baja calidad de la educación ¡Válgame Dios!

Por: Carmelo Emiro Chamorro Espriella
febrero 01, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La lucha de Fecode por abrirse paso en un país que menosprecia a los docentes
Foto: Leonel Cordero

Estanislao Zuleta alguna vez dijo una gran verdad: “La escuela es un campo de batalla”,  porque a nivel micro refleja y reproduce las contradicciones que se dan en el seno del organismo social y de allí que la educación no puede sustraerse de la problemática social, o ser ajena a la misma.

Fecode, fundada en marzo de 1959, es la organización sindical más influyente en Colombia, porque aglutina a trabajadores que por su función misional son conscientes de las cosas, su insumo es el conocimiento, la ciencia, que genera un pensar crítico y consiguientemente “saben por dónde va el agua al molino y por qué a ese molino y no a otro”. Un molino llamado banca mundial (FMI BM).

Desde su nacimiento en marzo de 1959 Fecode lucha por dos objetivos estratégicos, a saber:

1. Por una educación universal, de alta calidad, gratuita, pública y pagada por el Estado; y

2. Por la profesionalización y dignificación de la carrera docente. Y en procura de los mismos, las siguientes conquistas logradas a través de grandes y masivas movilizaciones y arduas luchas:

Ley 91 de diciembre 29 de 1989 Por la cual se crea el Fondo Nacional de Prestaciones Sociales del Magisterio.

La Ley 60 del 12 de agosto de 1993 "Por la cual se dictan normas orgánicas sobre la distribución de competencias de conformidad con los artículos 151 y 288 de la Constitución Política y se distribuyen recursos según los artículos 356 y 357 de la Constitución Política y se dictan otras disposiciones", dispone la financiación adecuada de la educación con recursos del situado fiscal que se incrementaría anualmente de conformidad con los ingresos corrientes de la nación.

La Ley 115 de febrero 8 de 1994 “Por la cual se expide la ley general de educación”.

Decreto Extraordinario 2277 del 14 de septiembre de 1979 Por el cual se adoptan normas sobre el ejercicio de la profesión docente

En concreto, dos grandes logros para el país y el gremio:

1. la expedición de la ley más avanzada en materia educativa en América Latina, concebida como una poderosa fuerzas sociales productiva para desarrollar a Colombia, en virtud de la cual, el maestro educa, el estado financia e inspecciona, la comunidad educativa participa en la definición del Proyecto Educativo Institucional y supervisa su desarrollo.

2. Un régimen especial (Estatuto Docente y lo Prestacional) diferente al sistema de seguridad social integral establecido en la Ley 100 de 1993, que instaura el negocio con la salud de los colombianos vía intermediación financiera.

Todo lo anterior, en contravía de los lineamientos neoliberales de privatización de la educación y flexibilización laboral, del modelo macroeconómico neoliberal que adopta Colombia a partir del gobierno de César Gaviria, en pleno auge del capitalismo salvaje aupado en la globalización por el sistema financiero internacional, la Apertura económica, los TLC, BM, FMI, OCDE.

Entonces ocurre el “choque de trenes en contra vía”: el establecimiento neoliberal empeñado en una contrarreforma educativa y en meter a la brava a los maestros en la Ley 100, y Fecode a le defensiva, resistiendo las embestidas de los gobiernos de turno: Gaviria, Samper, Pastrana, Uribe, Santos y Duque.

La ofensiva del régimen se traduce en enmiendas constitucionales que cambian las reglas del juego en la financiación de la educación, establecido en la Ley 60/93, como el Acto Legislativo 01 de 2001 y normas reglamentarias; la instauración de un nuevo estatuto docente por Decreto 1278 de 2002, que en la práctica desregulariza a la profesión y priva a quienes se rijan por el mismo de conquistas y garantías establecidas en el D 2277.

De otra parte, el MEN se ha encargado de castrar la esencia democrática de la Ley 115/94, cercenando la autonomía escolar, negando la libertad de cátedra, instaurando un currículo único, uniforme y centralizado de formación de competencias en función de estándares.

Las llamadas Junta Municipal de Educación (JUME), Junta Departamental de Educación (JUDE) y la Junta Nacional de Educación (JUNE) no operan; en tanto que las recomendaciones de los Planes Decenales de Educación, por su carácter no vinculante, son un canto a la bandera.

Y como parte de esta ofensiva han orquestado toda una campaña de descrédito contra los maestros responsabilizándolos de la baja calidad de la educación ¡Válgame Dios!, y de cizaña contra su organización gremial.

Saben que si no doblegan a Fecode sus propósitos privatizadores no prosperan. La banca mundial necesita asegurar los recursos del fisco para el servicio de la deuda y apetecen los que aún se destinan al servicio público educativo.

Pero el sindicato es la piedra en el zapato. De allí que Alberto Alecina, asesor del Banco Mundial, haya recomendado en el 2001 “romperle el espinazo a Fecode”. Y el partido de gobierno CD la tiene “entre ceja y ceja”.

Recientemente uno de sus representantes a la Cámara pidió a su gobierno quitarle la personería jurídica, ¡vaya exabrupto! y la sindican de hacer “proselitismo y adoctrinamiento”, y están proponiendo que los recursos del Estado vayan a las instituciones privadas que subsidiaría a los estudiantes pobres.

Quieren también negociar con los dineros destinados a la educación oficial tal como lo hicieran con la salud.

Y a propósito del “adoctrinamiento”, la siguiente reflexión pedagógica.

El compromiso del maestro es transmitir ciencia, y la ciencia concientiza, más no adoctrina.

Eso de adoctrinar es propio de la escuela vieja con un tipo de educación libresca, memorística, confesional y dogmática, la que nos dejó España y con la que sueña el CD.

Pero en el capitalismo, el cometido de la escuela no es formar niños sumisos, para cumplir órdenes, o sea, formar para la servidumbre feudal.

Sino formar para la vida productiva, social, cultural y política.

Es que ya no estamos en el medioevo y precisamos de una educación de alto nivel que nos catapulte hacia el desarrollo.

No es adoctrinar (eso es embrutecedor) ni solo adiestrar (eso es para los mulos), ni siquiera quedarse en la mera instrucción.

Formar personas capaces es el cometido de una buena educación en los tiempos que corren, en el entendido que la persona es una unidad psicosomática dinámica que se realiza en una circunstancia física y socio cultural.

Por tanto, solo es pertinente una educación integral que toque mente, corazón y mano, hablando metafóricamente.

En otras palabras, formar para la producción, el liderazgo y la autonomía. No debe quedar solo en el adiestramiento ni en la simple instrucción.

Su cometido en el aspecto cognitivo (mente) potenciar las funciones superiores del psiquismo: inteligencia lógica y capacidad para resolver problemas en ese ámbito, la inferencia, la deducción, la inducción, la traspolación, la creatividad, todo lo cual precisa atención, memoria comprensiva, pensamiento crítico, la inventiva.

En lo psicomotor (mano), la coordinación corporal, desarrollo de habilidades, destrezas y competencias, por aquello de mens sana in corpore sano.

En lo socio afectivo-volitivo (corazón) la inteligencia emocional, criterios y valores, forjar el carácter, capacidad de adaptarse a las situaciones cambiantes del medio, desarrollar sentimientos superiores, el buen gusto estético, evaluar, tomar decisiones responsables…

Es el ámbito de las inteligencias múltiples.

Y este ideal educativo solo es dable en un ambiente donde se viva la democracia, con relaciones dialógicas entre todos los estamentos que conforman la comunidad educativa, con maestros idóneos y comprometidos, participación social comunitaria en el manejo de sus asuntos, autonomía escolar para definir currículo y estrategias metodológicas, instalaciones adecuadas, bien dotada de bibliotecas, laboratorios, herramientas tecnológicas TIC, espacios para las actividades productivas, recreativas, culturales, sociales a fin de que el currículo oculto haga su bienhechora labor también.

La agresión fascista montada contra Fecode no pasará.

-.
0
3300
El ranking de los bancos que más dinero han ganado en Colombia para 2022

El ranking de los bancos que más dinero han ganado en Colombia para 2022

Después de 23 años la CIDH estudiará el homicidio de Jaime Garzón

Después de 23 años la CIDH estudiará el homicidio de Jaime Garzón

¿Qué hay detrás de la dureza de la minSalud Carolina Corcho?

¿Qué hay detrás de la dureza de la minSalud Carolina Corcho?

La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

La plantada de Maduro a Petro y el fervor de Cúcuta por un presidente por el que no votó

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus