La insaciable avaricia de los ricos del mundo

Un informe de Oxfam señala que las 80 personas más ricas del planeta acaparan tanta riqueza como el 50% de la población mundial más pobre

Por: Federico Guillermo Acuña Mendoza
enero 31, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La insaciable avaricia de los ricos del mundo

La insaciable avaricia de los ricos del mundo los ha llenado de insensatez. En sus mentes nunca será suficiente el dinero ganado; siempre habrá que buscar más en esa carrera desbocada. Se han olvidado que el planeta tierra es altamente vulnerable desde el punto de vista ambiental y que hoy en día paga un alto costo por el uso y el abuso de las energías fósiles. Nuestro medio ambiente no da más y el calentamiento global es una realidad que nos llena de pánico.

Por ejemplo, que me digan a mí que se secó el riachuelo “la quebradita”, pues vaya y venga. Pero eso de ver el rió Magdalena-- la más grande e importante vertiente hídrica del país- seco es un escenario que espanta. Todo esto por consecuencia del famoso calentamiento global; todos sabemos que el daño es irreversible, que las millones de toneladas de CO2 acumuladas en la atmósfera son incalculables. Si hoy decidiéramos no enviar más gas tipo invernadero al espacio, pasarían muchos años para eliminar el gas acumulado. Esto quiere decir que el daño causado es irreversible y que tendremos que aprender a vivir con él.

Los ricos del mundo ni se inmutan ni tampoco les interesa un ajo lo que esta pasando. Un reciente informe de Oxfam, habla de la monstruosa desigualdad en el mundo: las 80 personas más ricas del mundo acaparan tanta riqueza como el 50% de la población mundial más pobre. Esta vergonzosa realidad afecta el equilibrio y las bases estructurales de la economía mundial. El tema de la demanda interna en los países en vías de desarrollo -- víctimas de fuertes políticas tributarias, de regímenes de austeridad y estrangulación en el gasto publico sugerida por el FMI, el Banco Mundial y la OCDE-- ahorcan cada vez más las posibilidades de la población menos favorecida y generan desplazamiento, desempleo pobreza y hambre, lo cual afecta  gravemente el paso de las economías locales.

Pero lo más indignante de todo esto es que, al mismo tiempo, las políticas impuestas por los mecenas de la economía mundial se diseñan de manera astuta; son normas que se introducen para beneficiar a las grandes transnacionales mediante exenciones tributarias inexplicables, lo cual genera un desbalance perverso en la distribución impositiva y amplía la base tributaria. Esto pone a pagar aún más a los de abajo, alivia a los de arriba y concentra aún más la riqueza en países como Colombia donde tenemos las tasas más altas del mundo en dicho tema.

Datos como el anterior no solo preocupan sino que nos ponen de frente a un escenario mundial dramático, trágico e inhumano.

Lo que pensamos es que cada país debe actuar de manera autónoma e independiente; que tenemos todo el derecho a definir nuestras propias políticas tributarias, sociales y económicas de una manera justa para que garanticen la igualdad, la equidad y protejan a la población más vulnerable; que impulsen el desarrollo y generen oportunidades al ciudadano; que nos blinden del colonialismo económico internacional, el cual penetra países como Colombia para zaquear nuestro recursos y exprimirnos hasta el tuétano, administrando temas como servicios públicos-- bastión de explotación y saqueo de las multinacionales al ciudadano trabajador por medio de cínicas y excesivas tarifas, que terminan generando un nuevo tipo de esclavitud y Explotación--.

Eso de que 80 personas acumulen tanta riqueza, como lo que hoy tienen el 50% de los pobres del mundo, es una monstruosidad que al final del día esperamos suceda lo que ya se vislumbra: la caída del orden económico mundial, tal y como lo conocemos a causa de los gigantescos desbalances en la distribución de la riqueza.

NOTA:  Eso de que los Gobierno inviertan millones en propaganda pidiéndole a la gente que ahorre agua, y por otro lado se concesionan humedales y nacimientos de Agua para la Exploración y Explotación Minera tan destructiva en temas ambientales, como regresiva desde el punto de vista social es un exabrupto.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
1360

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Aporofobia, el odio a los pobres

Aporofobia, el odio a los pobres

Nota Ciudadana
Siete preguntas no tan obvias a la hora de reciclar plástico

Siete preguntas no tan obvias a la hora de reciclar plástico

"Qué calor tan hijueputa le digo sinceramente"

Nota Ciudadana

"El paro no debe ser nacional sino mundial"