La infamia de Santos: ¿enredando a Petro para que le ayude a quedarse como secretario de la ONU?

El expresidente Santos respondió a las preguntas del diario El País de España, haciendo un balance de la Colombia que entregó y la que recibe el presidente Petro hoy

Por: Harold Alvarado Tenorio
septiembre 24, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
La infamia de Santos: ¿enredando a Petro para que le ayude a quedarse como secretario de la ONU?
Fotos: Juan Manuel Santos, Leonel Cordero / Gustavo Petro, Presidencia de la República

El peor de los seres humanos, Juan Manuel Santos, se auto entrevistó en El Pais de Madrid para demostrar al mundo y a sí mismo, que, de él, no se burla nadie.

Se trata de una pieza de orfebrería donde Santos asesta un enorme garrotazo a Iván Duque y señala a Petro que, sin él, no podrá gobernar.

Ya le ha sometido, haciéndole nombrar sus fichas y serviles en puestos claves como Roy Barreras, Alfonso Prada, José Antonio Ocampo, Mauricio Liscano, Alvaro Leyva, Cecilia Lopez, Iván Cepeda, Pablo Catatumbo, etc., y a través de la acción de varios de estos, transfigurar partidos refractarios, en dóciles alimañas de circo.

Solo gracias a su experiencia en corromper causas y partidos, es que ha logrado hacer mamertos al Partido Conservador, Liberal y la U.

La mermelada Santos es más adictiva que la coca que tanto defiende el iluminado que salvará la tierra de su final apocalíptico.

Lo que mas ha mortificado a Santos del gobierno Duque es que no le haya mencionado durante su periodo.

Se dice a sí mismo y en voz alta, que es paradójico, porque gracias a él, Duque ingresó a la política, y que era buen empleado del BID, hasta que el perverso de Uribe le lavó el cerebro.

Lo que no dice es que Duque le nombró todas las fichas que quiso en todos los viceministerios, de donde tuvo que irlos sacando porque le hacían daño al gobierno filtrando información en el Congreso y los organismos internacionales donde sigue intrigando para que le hagan Secretario General de las Naciones Unidas.

|Le puede interesar: Odiar a los ricos y defender la coca: el parecido que tiene Petro con el narcotraficante Carlos Lehder

En conversaciones privadas decía que Duque había decidido —como si fuese un personaje de Orwell— desaparecerlo a él que es distinguido por Francisco El Mamerto de Dios, por los miles de empleados del Fondo Monetario Interncional, por el zar de todas las Rusias y el emperador del Centro.

Por los reyes de Noruega, Suecia, Dinamarca, España, Países Bajos, Japón, por toda la familia real inglesa, incluidos los no natos, pero en especial por Isabel, como acostumbraba llamarla desde que vivía en Belgravia.

A él, que como dijo Antonio Caballero, lo celebran los planetas, “y cuando la necesita recibe incluso “una pequeña ayuda sobrenatural”, a través de una bruja, que a la vez es su cuñada, y de las oraciones de su señora en una iglesia de París ante la Virgen de la Milagrosa”.

Porque para referirse al daño que les ha hecho, a él y a Petro, el gobierno de Duque no habla en tercera sino en primera persona: hemos retrocedido, le dejamos hace cuatro años, hemos recibido un país en condiciones peores, vivimos una bomba, perdimos grado de inversión, nos deja el desempleo en dos dígitos, la pobreza disparada, la desigualdad incrementada, nosotros, yo, nosotros, yo, siempre Santos.

Otros intérpretes creen que esta auto entrevista es una petición pública de Santos para que el desquiciado salvador del mundo le nombre embajador en Londres, ahora que Charles III, su amigo del alma, y Camila Parker, tan intima de Tutina, son reyes.

Y que ha ordenado a sus publicistas distribuir copias de las fotos de la visita del Principe de Gales a Bogotá, cuando lo paseó por La Cabrera y lo llevó a comer Bagre a Cartagena, mientras inauguraba una placa que ofendía a la Corona Británica llamándola Reino de Piratas y Corsarios.

Como se sabe, el odio de Santos contra Colombia es un incansable encono, adquirido en su pubertad, contra sus primos, porque el tío abuelo, apenas dejó, de las cien acciones de El Tiempo, el 8 % a su padre, el franquista Enrique Santos Castillo, mientras a su tío Hernando el 25 %.

Sin esas poquitas acciones, Juan Manuel y sus hermanos habrían crecido con una mano adelante y la otra atrás.

Según El Pais, la auto entrevista se hizo en “un piso elegante y bien protegido donde reina un silencio agradable”, que fuera de Augusto Jimenez, uno de los presidentes de la Drummond, procesadora de carbón en La Jagua de Ibirico y Chiriguaná, vendido al pobre Santos por 7.100 millones de pesos de 2o17.

La mansión tiene 8.000 metros cuadrados, tres pisos y ascensores privados. No se sabe de dónde sacó Santos tanta plata para pagar semejante inmueble.

Sus declaraciones de renta de 2015 y 2016 dicen que tenía un patrimonio de 6.446 millones de pesos, que sus deudas ascendían a 1’138.000 pesos, y que había recibido como empleado 515’729.000.

Las declaraciones posteriores no dicen qué hizo con los 900.000 dólares del Premio Nobel de Paz, que iba a donar a las víctimas de las FARC.

Otro de sus alucinaciones ha sido pertenecer a la aristocracia inglesa desde que vivió en un piso de Cadogan Place a una cuadra de Kings Road, trincando Macallan Rare Cask 1926, aspirando el blanco carcoma de la gloria, que tanto tabique ha destruido, el curo de Turkish Cigarretes, envainado en ternos y camisas Savile Row y Harvey & Hudson.

Como poco tenía que hacer, excepto cobrar su racimo de libras esterlinas, se reunía con variados grupos de subversivos, o vagaba por la campiña inglesa en una BMW descapotable cargando aspirantas, que como rebaños eran enviadas por sus madres colombianas a cazar un marido rico, pero sintiéndose, a todas horas, excluido del poder de su familia y aborreciendo a sus primos, que apenas le dejaron ser subdirector de El Tiempo.

Mediocre estudiante, para licenciarse, terminó haciendo de cadete naval y luego estuvo en una universidad de tercera en Kansas, un año en la escuela de economía de Londres y unos meses mas en Harvard, todo a punta de palancas, que también ha usado para que lo hagan, doctor, en una franquicia de La Sorbona, donde hacen tesinas como “El mal aliento de la pulga de los perros y el desarrollo económico de América Latina”.

Santos es célebre por las inmensas traiciones y trapisondas que ha urdido, tantas, que es imposible hacer inventario de ellas.

Su objetivo, según ha explicado, era inventar un acuerdo nacional para remontar la crisis del proceso 8.000, convocando una Asamblea Constituyente, previa renuncia de Samper, pactada con Raul Reyes, a quien siendo ministro ordenó asesinar, y con Carlos Castaño, [que ahora aseguran está a punto de reaparecer por causa de las invasiones de tierras ganaderas ordenadas por los seguidores de Petro] y en presencia de su postrer lacayo en Portugal, el hoy descerebrado German Santamaría.

De Angelino Garzón, uno de sus ex vice presidentes y a quien también traicionó; del actual ministro de relaciones del petrismo mamertismo Álvaro Leyva, el esmeraldero Víctor Carranza, el comerciante de maquinaria rusa Morris Ackerman y hasta García Márquez. Es decir, hablando en plata blanca, un golpe de estado a Samper.

La otra ruin trapisonda es la traición y engaño a Uribe, a quien hizo creer acompañaba en su lucha contra las FARC, y lo que hacía era pactar en la sombra con ellos y con los pajes de estos en las Naciones Unidas para hacerse a la Secretaria General, que, si descanso, sigue esperando conseguir ahora con la Paz Total del avispado Petro. La auto entrevista demuestra eso otra vez.

Dos de sus infamias están en marcha: la destrucción de las Fuerzas Armadas y la narcotización de Colombia para doblegar a los Estados Unidos a legalizar las drogas.

Ya logró, luego de tener a un codicioso como Alberto Mejía de Comandante del Ejército, embaucar y sobornar a un buen número de generales para que aceptaran que las FARC no paguen un solo día de cárcel ni entreguen un solo peso a las víctimas.

Santos es tan cínico, que en la auto entrevista dice que quien politizó y corrompió a las Fuerzas Armadas, ascendiendo oficiales por lealtad y no por mérito, fue Duque, y que, el alevino a tirano y el Savolarona ministro de la persecución de las fuerzas, deben elegir como comandantes a dóciles cornejas, eso sí, que se dejen llenar los bolsillos de canicas de banco.

Y sigue con el cuento de desnarcotizar la lucha contra la venta de cocaína, un producto que adora todavía. “Hay que abolir la prohibición”, dice con su nariz torcida y sus ojos tumefactos.

“La evidencia demuestra que de lo contrario esta guerra tendrá consecuencias cada vez peores. Por eso desnarcotizar las relaciones es totalmente adecuado, y si Asia o el Medio Oriente no quieren, pues que lo haga toda América.” Pero se guarda de sugerir que es con él, como Secretario de las Naciones Unidas, como va a lograrse el nacimiento de esa nueva era, la de la salvación del mundo, que ya ha emprendido el demente dipsómano, a grito herido en la Asamblea General de este año.

Santos ha engatusado a Petro para que le haga el trabajito de irle labrando el camino para suceder a Antonio Guterrez, que termina el año entrante, como secretario de la ONU.

Por todo eso es que el impúdico de Santos apoya a Petro, a Maduro, a Ortega, a Raul Castro, visita Ucrania, felicita a Boric por perder el plebiscito y le aconseja que haga trampa como él hizo, firmando tres veces el criminal el Pacto de La Habana.

-.
0
3400
El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

El poderoso Flower Rojas la mano turbia de Jorge Iván Ospina en el concejo de Cali

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

La angustiante espera en Colombia de la esposa de Javier Hernández Bonnet

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

Los contratos del cuñado de Claudia López con la alcaldía de Bogotá

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

El condenado por un saqueo de $47.000 millones que el alcalde de Cali reencauchó

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus