¿La indiferencia de los cristianos frente al abuso policial?

"Cabe preguntar si su cosmovisión incluye la tortura al interior de los CAI, el uso de escopetas por parte de los antimotines o la defensa del sistema de justicia penal militar"

Por: Ferney Rodríguez Vargas
octubre 15, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿La indiferencia de los cristianos frente al abuso policial?
Foto: Flickr www.audio-luci-store.it - CC BY 2.0.

En la pasada moción de censura a Carlos Holmes Trujillo (ministro de Defensa) llevada a cabo el 13 de octubre pasado, Carlos Eduardo Acosta, representante de los cristianos en la Cámara de Representantes, le dio su apoyo al ministro para seguir en el cargo, a pesar de los evidentes abusos de las fuerzas policiales en los disturbios del último año.

Según información de la página web de la Cámara de Representantes: en 2015, Carlos Eduardo Acosta, después de un tiempo en el exterior dedicado al ejercicio privado de su profesión, junto con otros líderes del sector evangélico, creó el movimiento Colombia Justa Libres “para llevar a cabo el proyecto sociopolítico basado en la cosmovisión bíblica y los principios cristianos que años atrás habían empezado a construir”.

Cabe preguntarse si la cosmovisión bíblica de este partido confesional incluye la tortura al interior de los CAI, el uso de escopetas por parte de los antimotines o la defensa de un sistema de justicia penal militar en el que los casos se dilatan, embolatan y terminan sin dar justicia verdadera a las víctimas del exceso de autoridad de los miembros que han sido denunciados por tales actos.

Otros miembros de Colombia Justa Libres han mostrado indiferencia ante los temas de violencia de abuso policial, mientras se alinean con los sectores que desean mantener el statu quo en las fuerzas policiales. Tal es el caso del pastor y exconcejal bogotano Marco Fidel Ramírez, quien hace campaña activa por el presidente Trump para su reelección en los Estados Unidos.

Ramírez, así como a un sector mayoritario de los pastores en política, solo le basta la negativa de Trump al aborto y sus gestos con biblia en mano para apoyarlo y mover a los votantes, sin importar que este se haya negado a condenar a los grupos supremacistas blancos en su debate presidencial, su evasión fiscal, sus denuncias por acoso sexual. ¿Acaso eso no es pecado además de delito?

Al parecer, la agenda moral del cristianismo evangélico se limita a frenar derechos sexuales y reproductivos, y quien les prometa eso tendrá el voto en bloque del sector cristiano. El argumento de ser “próvida” se limita a la vida del feto, pero si este nace se hace adulto y es lesionado o muerto injustamente por exceso de fuerza policial o militar su vida ya no importa. A la hora de pedir responsabilidades políticas, se vota por salvar a la cabeza de la cartera de la defensa.

Pareciera que en la mentalidad evangélica fuese que la población crezca, especialmente en los sectores más pobres y vulnerables, lo que se puede traducir en más personas en necesidades llenando las bancas de las iglesias pidiendo por milagros o pactando diezmos con “Dios” para mejorar su situación económica.

¿Qué una niña de 10 fue violada por su tío y se le da la opción de abortar? Entonces el sector evangélico se vuelca a las redes sociales y a las calles para hablar de la vida, tal como ocurrió el pasado mes de agosto en Brasil, donde los pastores y otros feligreses intentaron bloquear la entrada al hospital donde se llevaría a cabo la interrupción de este embarazo de alto riesgo.

“A pesar del dolor y el sufrimiento, mantengo mi posición de estar en contra del aborto en todas y cada una de las situaciones”, dijo el pastor Renato Vargens de la Iglesia Cristiana de Alianza. Ante hechos de violencia policial en su país y los conocidos en Estados Unidos, mantuvo silencio.

Los hechos muestran que los sectores clericalistas en política son muy miopes a la hora de hablar de los “valores y la familia”. Su agenda de familia no incluye la reparación y no repetición de hechos violentos que las fuerzas estatales han cometido. Su silencio ante estas acciones alienta a que estas injusticias se sigan llevando a cabo. Su cosmovisión bíblica solo incluye negativa al aborto y a derechos LGBTI, al resto de cosas se pueden hacer los de la vista gorda.

Y pues ya que ellos hablan de una cosmovisión bíblica se les puede recordar estas palabras: “Aprended a hacer el bien; buscad el juicio, restituid al agraviado, haced justicia al huérfano, amparad a la viuda" (Isaías 1:17).

Fuentes:

Con amplia mayoría, mindefensa superó moción de censura en Cámara

Carlos Eduardo Acosta - Cámara de Representaciones 

Aborto en niña de diez años desata furia de evangélicos en Brasil

-.
0
1500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
En memoria de la humildad

En memoria de la humildad

Nota Ciudadana
¡Fuera, concejal de la familia!

¡Fuera, concejal de la familia!

Nota Ciudadana
Marco Fidel Ramírez, el gran perdedor

Marco Fidel Ramírez, el gran perdedor

En redes

"A partir de ahora en Bogotá la sodomía y el lesbianismo contra el cristianismo"