La iconoclastia crítica

"Recordemos el pasado no para encontrar culpables allende del océano, sino para reconocerlos en nosotros mismos"

Por: Francisco Bayona
junio 10, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La iconoclastia crítica

Una manifestación del descontento popular en el marco del paro nacional son los ataques a las estatuas de los conquistadores, hechos que sin interés de denigrarlos podríamos calificar de iconoclastas. La iconoclastia sin duda es necesaria. Cada vez que se producen cambios sociales se tienden a atacar las figuras y monumentos del régimen anterior, basta revisar los anales de la historia. Del mismo modo, un nuevo régimen tiende a crear sus propios símbolos y monumentos.

Pero el problema no es que nos hayan enseñado mal la historia, sino que hemos aprendido una historia monumental en lugar de una historia crítica. Ya denunciaba Nietzsche los peligros de la historia monumental y anticuaria, por ser la primera un culto a los héroes y la segunda un coleccionismo vacío. Hoy, cuando caen estatuas de conquistadores debemos preguntarnos, ¿quién ocupará su lugar?

Tanto la contra-historia como los estudios subalternos son de vital importancia en el presente. Sin embargo, una contrahistoria monumental supone un retroceso en el pensamiento crítico, pues, sean indígenas o españoles, los héroes y villanos no tienen cabida alguna en la historia crítica. Peor opción es retomar el polémico concepto de memoria histórica, contradictorio en sí mismo, pues ambas son excluyentes una con la otra.

Si queremos cambiar el país debemos dar paso a una sociedad sin ídolos que se exhiban en las plazas y cuyos nombres serán olvidados después de los exámenes. Querámoslo o no, nuestra nación es mestiza y renegar de cualquier ancestro no cambiaría ni un solo cromosoma de nuestro ADN.

Hagamos pues un ejercicio de iconoclastia crítica, donde se cuenten por igual las historias de los indígenas, los africanos y los europeos. Recordemos el pasado no para encontrar culpables allende del océano, sino para reconocerlos en nosotros mismos. La mayor deuda con los indígenas no la tienen los españoles, la tenemos nosotros, los colombianos.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Las estatuas caídas

Las estatuas caídas

Nota Ciudadana
Cuando caen las estatuas: acciones públicas para hacer historia

Cuando caen las estatuas: acciones públicas para hacer historia

Nota Ciudadana
Derribar y reconstruir: ¿sí o no?

Derribar y reconstruir: ¿sí o no?

Nota Ciudadana
Reivindicando nuestras raíces

Reivindicando nuestras raíces