La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá

La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá

En 1938 se construyó este ‘lago’ que fue el primero de su tipo en la historia del país, un hito que sirvió para abastecer de agua potable a más de 300 mil personas

Por:
junio 10, 2024
La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá

Vivir sin agua potable en Bogotá es un escenario que, para muchos, es difícil de imaginar, incluso en plena época de racionamiento. La capital cuenta con una de las redes de acueducto más sólidas del país, soportada en los 8 embalses de Bogotá que están divididos en 3 sistemas: Norte, Chingaza y Sur. Aún así, si viajamos al pasado, la llegada del preciado líquido a la ciudad, totalmente tratado, no empezó hasta la década de 1930, cuando la preocupación por cumplir con las necesidades de los ciudadanos, llevó a las autoridades correspondientes a realizar la obra de ingeniería más importante de la época: el embalse La Regadera, el primer embalse de Bogotá y Colombia. 

| Vea también: ¿Quién fue el primer rector de la U. Nacional, el cargo por el que hoy la institución está en paro?

El acueducto en Bogotá hasta la “aparición” del río Tunjuelo

Hablar de la historia del embalse La Regadera es hablar también de la historia del acueducto en Bogotá. Si bien en la capital las obras de abastecimiento de agua iniciaron en el siglo XVI, en plena época colonial, con la construcción de la Pila del Mono, no fue hasta principios de 1.900, 350 años después, que se empezó a concebir la idea de construir puntos de suministro y plantas de tratamiento para surtir de agua potable a la capital del país. Hasta ese entonces, las redes de acueducto de la ciudad eran algo rudimentarias y manejadas por empresas privadas, que recogían el líquido desde ríos como el San Agustín, lo desinfectaban con cloro y lo entregaban a los ciudadanos. 

Acueducto de Bogotá año 1700 - La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá
Después de la Pila del Mono, el Acueducto de Agua Nueva, que conducía las aguas del río San Francisco a la ciudad, fue uno de los más importantes. Foto: Acueducto

Aún así, el abastecimiento de agua en Bogotá era un verdadero problema para ese entonces y las autoridades, después de ver que el sistema privado no daba respuesta, crearon en 1914 una empresa pública que se encargó del Tranvía y del Acueducto de la capital. Para su suerte, 8 años antes, en 1906, el río Tunjuelo había sido incorporado al área municipal, por lo que esta nueva compañía empezó a ver en este cuerpo de agua un salvador para el problema del suministro del líquido y, no solo empezó a modificarlo de acuerdo a las necesidades de la población, sino que finalmente lo convirtió en el primer embalse de Bogotá y Colombia.

| Lea también: La historia del primer edificio con ascensor eléctrico en Colombia; hoy es un ministerio de Petro

La construcción del embalse La Regadera, el primero de los embalses de Bogotá

En la década de 1920, tanto la Alcaldía de Bogotá como la empresa de Acueducto entendieron que la capital necesitaba, sí o sí, valerse de las aguas del río Tunjuelo para solucionar el problema y, entonces, crearon la Comisión Municipal de Aguas en 1927. De la mano del ingeniero Saulo Medina, su primer presidente, se empezaron a hacer los estudios para intervenir el cauce, observando en qué punto era más apropiado modificarlo. Fue entonces cuando pusieron su mirada en la vereda La Regadera, ubicada a 40 kilómetros de la ciudad y a una altura entre los 2.800 y los 3.100 metros sobre el nivel del mar.

Río Tunjuelo Embalse La Regadera - La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá
Río Tunjuelo durante una creciente, antes de la intervención sobre su cauce para la construcción del embalse La Regadera y la planta de tratamiento de Vitelma. Foto. Archivo de Bogotá

La elección del lugar, lejos de ser porque sí, tenía un sentido claro. Cuando el río Tunjuelo pasó a formar parte de la ciudad, la empresa Pearson & Son fue contratada para hacer estudios sobre el cauce. La compañía llegó a la conclusión que la ciudad necesitaba una planta de tratamiento de agua y se empezó a hacer el diseño de la planta de Vitelma. Aun así, el lugar también necesitaba un embalse que la abasteciera, por lo que también se ideó el embalse La Regadera, que estaría ubicado a 230 metros sobre la planta, reduciendo costos en el transporte del líquido, y la planta estaría 200 metros por encima de la ciudad, cumpliendo ese mismo objetivo.  

Primer embalse de Bogotá Embalse de Regadera Embalses de Bogotá - La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá
Gracias a que el embalse La Regadera estaba por encima de la planta de tratamiento de Vitelma, en la construcción se ahorró la utilización de bombas y otros equipos hidráulicos, ya que el agua llegaba a la planta gracias a la gravedad. Foto: Archivo de Bogotá

La compra del cauce del río Tunjuelo se hizo en 1929 con un área de 450 hectáreas, y en 1934, tras el aval de la Sociedad Colombiana de Ingenieros y las presiones por parte de Saulo Medina, la construcción del embalse La Regadera inició un año más tarde que la construcción de la planta de tratamiento de Vitelma. En temas de dinero, el Acueducto Nuevo, como fue llamado, costó 14 millones de pesos de la época (más de 30 mil millones de pesos de la actualidad) y fue un hito en la ingeniería del país. 

Embalses de Bogotá rebosadero embalse La Regadera primer embalse de Bogotá - La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá
Para controlar el exceso de agua que llega al embalse La Regadera, se construyó un rebosadero del estilo 'Morning Glory', que fue modernizado en 2023 con una inversión de $4 mil millones.

| No se pierda: Este fue el primer estadio de Colombia, cuna del fútbol, que visitó Pelé y terminó en el olvido

Un hito de la ingeniería que transformó a la capital

La Regadera fue el primer embalse de Bogotá y Colombia, abriendo paso para que otros famosos embalses de Bogotá, como el de Tominé, Neusa o San Rafael, también fueran ideados. Su construcción incluyó el levantamiento de un muro de contención de más de 30 metros de alto, lo que fue una hazaña en Colombia, y estuvo a cargo de la empresa Sanders Engineering Corpo. En las cámaras de Acevedo e Hijos quedó capturada toda la construcción del embalse y de la planta de Vitelma, demostrando la magnitud de lo que, para entonces, fue una verdadera hazaña de la ingeniería colombiana. 

Construcción del Nuevo Acueducto de Bogotá (1934-1938). Imágenes de Acevedo e Hijos.

Tras su construcción, el embalse La Regadera logró abastecer de agua a la capital con 1.000 litros por segundo. En principio, le suministró el preciado líquido a la localidad de Usme; pero con la expansión de la ciudad, le ofreció el servicio público a barrios como Veinte de Julio, Santa Fe, Ricaurte, Puente Aranda, Las Mercedes y Teusaquillo. El Acueducto Nuevo llevó a que las instalaciones domiciliarias pasaran de 14.448 a 30.914 para 1940, y a que 330.312 habitantes tuvieran agua de óptima calidad, disminuyendo la mortalidad infantil.

Embalse La Regadera primer embalse de Bogotá Embalses de Bogotá - La historia del embalse La Regadera, la primera hazaña de ingeniería que le suministró agua a Bogotá
Embalse La Regadera con los niveles bajos durante inicios de 2024, cuando el Fenómeno del Niño azotó de gran forma a los embalses del Acueducto de Bogotá. Foto: Luz Vides.

Hoy, el embalse funciona como un sendero ecológico y aún tiene los vestigios que lo convirtieron en el primer embalse en la historia de Colombia. Sin embargo, uno de lo grandes inconvenientes que no se previó al momento de su construcción fue la temporada de sequías, de la que ha sido víctima desde el momento de su apertura. Es más, para 1944, el Acueducto tuvo que empezar la construcción del embalse Chizacá, que se ubica más arriba de La Regadera y, en tiempos calurosos, lo abastece. Aun así, sin su existencia, nunca se habrían construido las demás represas.

| Le puede interesar:

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
Esta es la cascada más alta del mundo; queda cerca a Colombia y ha protagonizado varias películas

Esta es la cascada más alta del mundo; queda cerca a Colombia y ha protagonizado varias películas

El desengrasante de Dollarcity que limpia lo que sea y solo cuesta $6 mil

El desengrasante de Dollarcity que limpia lo que sea y solo cuesta $6 mil

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--