La fantástica realidad de la Guajira

“Tenemos las más grandes riquezas y potencialidades de Colombia, pero a nuestros pueblos originarios los extingue la miseria”

Por: Martín López González
Abril 21, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La fantástica realidad de la Guajira
Foto: El Espectador

Para qué dedicar tiempo a leer ficción si en la Guajira la realidad es tan sazonada, asombrosa y tiene tantos sigilos. No se entiende cómo alguien pierde su tiempo leyendo cuentos y novelas, o sea lo que no sucede. Solo basta con leer los diarios, escuchar los noticieros o estudiar detenidamente cómo se manejan nuestras instituciones y la biografía de nuestros personajes. Al guajiro promedio le toca alejarse de la literatura y acercarse a la interpretación de la ininteligible realidad.

Tenemos tanto de tragedia como de comedia en la cotidianidad. Qué trágico que muchos indígenas vean normal tener que caminar varios kilómetros para acarrear agua impotable, ir a un rancho llamado escuela sin las mínimas condiciones y ser transportados como ganados para votar a cambio de mercados y chivos. Se está tan habituado a lo subestándar que ya se volvió estándar, y no solo para ellos. Nos acostumbramos a construir albercas, a tener tanques elevados y potabilización de aguas en las residencias.

Grandes comedias también hacen parte del diario vivir. La expulsión de un candidato en su lanzamiento de campaña de Uribia, por ejemplo, tuvo varios actos de preparación y puesta en escena, tanto por parte de los expulsadores como del expulsado. Como en toda farsa que se respete, hay personajes pintorescos, comenzando por el mismo candidato y por los activistas políticos que organizaron la casi asonada. La complementaria  nota jocosa la pusieron los afiches, entre ellos: “En Uribia solo aceptamos corruptos locales”

Tenemos las más grandes riquezas y potencialidades de Colombia, pero a nuestros pueblos originarios los extingue la miseria. Somos una capital con una inmerecida categoría de distrito sin alcalde, pero cuando lo tenemos se maneja como tienda de barrio. Se han aceptado 51 años de desidia y desgreño administrativo, sin embargo algunos le están exigiendo al primer gabinete altamente técnico formado; que muestre solución en un mes y haciendo apología a la mediocridad afirman que esas credenciales no sirven para resolver problemas.

Nuestra invertida realidad desbordada rezaga a la imaginación y nos sorprende. En medio de la cultura del voto comprado, por designio de la justicia y del azar llega un gobernador sin votos. Y allí el delirio de los viudos del poder: ¿Cómo se le ocurre nombrar funcionarios por hojas de vida, si eso tradicionalmente se define en una parranda con quienes aportaron plata para la campaña? Ya algunos estudiantes pensaban que en La Guajira el cargo de Secretario de Gobierno se nombraba de por vida y están confundidos de ver algo insólito, tantas mujeres de mantas en un gabinete.

Tan incoherente y disparata es nuestra realidad que en la reciente visita del Ministro de Salud a la correspondiente secretaría le sorprendió ver cajas amarradas con cabuyas como el archivo institucional y en otras sectoriales de no haberlo en absoluto. Por otro lado, la gobernación no puede con los embargos.  Ha existido un carrusel de demandas dónde el ente territorial en algunos casos ha aportado todas las pruebas y evidencias, precisamente para que el caso se pierda. Se confunden los intereses de los demandantes con los de los demandados.

 

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
1359

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Y quién se encarga de los cráteres que deja el Cerrejón?

¿Y quién se encarga de los cráteres que deja el Cerrejón?

“¡Y yo, pa’ dónde me voy a ir!”

“¡Y yo, pa’ dónde me voy a ir!”

¿Culpa de quién, Nación o Región?

¿Culpa de quién, Nación o Región?

Más problemas en La Guajira

Más problemas en La Guajira