La familia en tiempos de crisis

Aprovechemos este momento para conectarnos con nuestra ancestralidad desde el corazón

Por: Ana María Abad Salgado
abril 09, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La familia en tiempos de crisis
Foto: Pixabay

Mis abuelos eran primos hermanos y por tanto compartían el apellido Alzate. Son muchas las historias que me contaban sobre sus vidas. Tras esas narrativas, comprendí que la palabra en ese entonces era garantía: servía para los trueques y para negociar sin necesidad de papeles, trámites o notarías. También, que eran otras épocas y otros sistemas socio-económicos. Por ejemplo, mi abuelo decía que se ganaba $1 y que le alcanzaba para todos los gastos básicos, hasta para llevarle dulces a sus hijos.

Ahora bien, los abuelos representan la genealogía de nuestro transgeneracional. Y qué importante es conocer nuestros legados, descubrir los dones y talentos a través de nuestros ancestros, y reconocer que la familia es un gran tesoro y el mejor de los regalos. Bajo esa premisa, la familia Alzate convocó una reunión de sus miembros en el año 2018. Nos encontramos aquellos que teníamos en común una misma historia que inició con el patriarca Heliodoro Anselmo Alzate García (1948-1931). Llegamos de varias regiones del país con el objetivo de unirnos y reconocernos como una sola familia. Tras dos días de compartir, muchos sin habernos visto antes, quedó grabado en nuestros corazones un sistema familiar denominado Alzatemanía. Desde ese momento evocamos el transgeneracional a través de nuestra genealogía vivida en contexto con fotos antiguas, anagramas del apellido, árboles genealógicos y narrativas.

La ancestralidad no solo convoca las prácticas culturales que se mantienen de generación tras generación, sino que es la valoración de quienes somos al comprender que desde la perspectiva sistémica somos uno con el todo; es decir, por principio genético no solo heredamos rasgos físicos, de personalidad y talentos, sino que de manera metafórica encarnamos las vivencias, los secretos y los sueños de esas líneas maternas y paternas que nos antecedieron y que, por tanto, tenemos la responsabilidad de continuar (sobre todo el legado y la identidad familiar al saberla heredada).

En estos tiempos de recogimiento, me doy cuenta de la importancia de la familia y de cómo esa experiencia de Alzatemania me permitió sanar mi transgeneracional al reconocer mis orígenes y escuchar las historias que me contaba mi abuelo en boca de otros familiares. Desde ese momento supe que la sensación de soledad era una falacia porque en mis venas y en mi corazón circula la sangre que simboliza la vida de mis generaciones; es decir, en mi ser cohabitan muchas personas que tras sus experiencias pasadas hoy me convocan a ser una mejor mujer.

Invito en estos tiempos de soledad y recogimiento a reconocer a nuestros ancestros, ya sea con fotos e historias, con el fin de elaborar el árbol genealógico y de esta manera lograr ensalzar su identidad familiar y su legado. Así podremos sanar el transgeneracional, dado que este actúa sobre nuestra percepción del mundo, define cómo nos definimos a nosotros mismos, se manifiesta en emociones, enfermedades y en patrones de comportamiento que repetimos de manera inconsciente.

Aprovechemos, entonces, este momento para conectarnos con nuestra ancestralidad desde el corazón.

-.
0
401
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

¡Teniente... nació varón!

Nota Ciudadana
¿Adoptar un modelo de familia?

¿Adoptar un modelo de familia?

¡Cómo caminar con una espina en el pie!

En redes

"Tomás Uribe es el presidente que nos merecemos en el 2022"