Opinión

La elección del rector de la Universidad de la Amazonia y el presidente Petro

El rector Fabio Buriticá, quien fue reelecto con el solo voto en contra de la vocera del ministro de Educación, no comparte la agenda de Petro para la Amazonia

Por:
octubre 31, 2022
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

El pasado 28 de octubre, ocho de los nueve miembros del Consejo Superior de la Universidad de la Amazonia reeligieron a Fabio Buriticá como rector. Solo la vocera del ministro Alejandro Gaviria votó por un candidato distinto. ¿Esto qué significa?

Veamos primero quiénes votaron por Buriticá: el representante del presidente de la República, Luis Alberto Perdomo, miembro del Centro Democrático, nombrado por Iván Duque pero a quien el presidente Petro no sustituyó. El hijo de Perdomo, Andrés Mauricio, que fue alcalde de Florencia (2016-2019) se encuentra detenido, acusado de corrupción; el gobernador del Caquetá, Arnulfo Gasca, del Partido Conservador, muy cercano al expresidente Uribe Vélez; Javier Martínez, representante de las directivas de la Universidad, vice rector académico, puesto por Buriticá; Luis Eduardo Torres, representante de los exrectores, quien dice se quedó esperando orientaciones del Gobierno; Fernando Ignacio Ortiz, vocero de los docentes,  Luis Emiro Ramírez, de los egresados, Gustavo Adolfo Rojas, de los estudiantes, todos estos elegidos por sectores políticos y corporativos en reñida competencia con candidatos progresistas que resultaron perdedores. Y, por último, la señora Nayla Imbachí Murillo, designada igualmente con la influencia del rector Buriticá, en representación de un supuesto sector “productivo” donde no participan los trabajadores de la región, ni los campesinos o los indígenas.

Cabe notar que el ministro de Educación, previo a la elección del rector, había alertado públicamente de las denuncias sobre corrupción que pesaban sobre el señor Buriticá, pero que aún sin sentencia judicial, poco se podía hacer.

¿Cómo interpretar esta situación?

Una primera lectura diría: las fuerzas vivas del Caquetá (no de la Amazonia), en su autonomía, nombraron rector sin el apoyo del Gobierno nacional. Listo.

También se puede leer: los sectores sociales, políticos y gremiales del Caquetá siguen siendo mayoritariamente uribistas. Y ese uribismo se debe al odio -no tramitado- contra las antiguas insurgencias, por los delitos cometidos por estas. Por eso persisten allí complicidades con el paramilitarismo y apoyos a la extrema derecha. De hecho, en el Caquetá, en la primera vuelta electoral ganó largo la extrema derecha y en la segunda, gracias al trabajo en que participamos muchos, se logró reducir la ventaja, pero nos ganaron.

Otros pueden argumentar: el problema es que en la Amazonia no hay suficiente empleo productivo de calidad. Solo el Estado genera empleo aceptable: las Fuerzas Armadas son el mayor empleador, le sigue el sector educativo y luego la burocracia pública, los paramilitares y las guerrillas, en ese orden. Luego sigue el empleo de la Economía Popular, pero ese no cuenta para este caso. La Universidad de la Amazonia, con sus 9.600 estudiantes (2019), 632 profesores (de planta y cátedra) y alrededor de 520 empleados, entre funcionarios y contratistas, es un coto de caza del clientelismo burocrático imprescindible. Esa inercia reeligió a Buriticá, pues nadie quiere quedar por fuera del pastel.

De hecho, Buriticá fue nombrado hace tres años por influencia del entonces gobernador Álvaro Pacheco, quien ahora está preso por acusaciones de vínculos con el paramilitarismo. Los que saben dicen que los cargos en la U se los reparten Álvaro Pacheco y el gobernador Arnulfo Gasca.

_______________________________________________________________________________

Una hipótesis de la elección del rector: Dado que en la Amazonia el Conflicto Armado fue el más intenso, la sociedad civil fue debilitada, derrotada parcialmente y/o cooptada por los actores de la guerra

_______________________________________________________________________________

Me atrevo a proponer otra hipótesis: dado que en la Amazonia el Conflicto Armado fue más intenso que en cualquiera otra región del país (más víctimas por cada 100.000 habitantes), la sociedad civil, de la cual hace parte la intelectualidad, la academia, las organizaciones culturales y por supuesto la Universidad de la Amazonia, fue debilitada, derrotada parcialmente y/o cooptada por los actores de la guerra. Eso resulta evidente ante cualquier análisis comparativo del nivel educativo, de investigación o de publicaciones de esa Universidad. Está entre los peores rankings del país, en especial como resultado de la administración Buriticá.

La primera perdedora en medio de la guerra es la verdad, pero la segunda es la libertad de la sociedad civil.

Me consta que hay un renacer de la sociedad civil en la Amazonia. Pasé dos años allá (2017-2018), que es mi tierra, coordinando la Oficina de Paz de la UDLA.  Los pueblos indígenas, afro y los campesinos, han ganado autonomía y poder al salir buena parte de los actores armados. La juventud está empoderándose y creando, como se destaca en el arte, la música, las letras y en los deportes. No despegan aún los sindicatos ni los medios de comunicación, que siguen apretados por el clientelismo. Pero hay un claro renacer.

El presidente Petro ha puesto a la Amazonia en el centro de su política exterior y de lucha contra el cambio ambiental global. En esencia propone cumplir el Acuerdo de Paz, y en especial la Reforma Rural Integral, lo que permitiría detener la migración de campesinos sin tierra a la Amazonia y delimitar allí la frontera agrícola; propone un pacto para detener de forma radical la deforestación y que los campesinos cuiden el bosque, a cambio de un ingreso básico mensual; propone desarrollar la ciencia y la tecnología para aprovechar productivamente el bosque amazónico en pie; y finalmente, promete desarrollar esas políticas con la participación de las comunidades locales, reconociendo la autonomía de los pueblos y otorgando posesión hereditaria de la tierra, para detener los agronegocios destructores de la diversidad ambiental, política y cultural.

Como están las cosas en la Universidad de la Amazonia, con el rector Buriticá, esta institución corre el riesgo de quedar al margen de las propuestas del Gobierno nacional y del Plan Nacional de Desarrollo. Nada de los propuesto por el presidente Petro está en la agenda del señor Buriticá.

Algunos activistas regionales en la Amazonia están diciendo que el presidente Petro descuidó intervenir directamente en la elección del rector. Yo creo que el problema es más de fondo. Hay que respetar la autonomía universitaria, sí señores, pero hay que profundizar internamente, en la Universidad de la Amazonia y en la sociedad regional, el debate sobre el papel de “la inteligencia”, de la academia y de la cultura, en la construcción de la paz y del nuevo modelo de desarrollo que demanda la Amazonia en tiempos de globalización. Esa tarea es larga, la habíamos emprendido en la región en los años 70, pero la guerra la interrumpió.

Terminando esta columna comencé a disfrutar el triunfo de Lula en Brasil. Habrá futuro. De seguro el eje Lula-Petro-Boric, al cual se sumarán posiblemente otros gobiernos regionales, se convertirá en la principal talanquera al avance del neofascismo en el mundo y en defensa de la vida en el planeta. La Amazonia y el Gran Pantanal deben mantenerse vivos, para evitar que lleguen a los puntos de no retorno, a partir de los cuales el calentamiento global y los cambios en los ciclos hídricos harán imposible la vida en el planeta, tal como la conocemos ahora. Bem vindo companheiro Lula.

 

 

-.
0
2300
La vida aventurera del cruel HH que quiere convertirse en el ventilador más temido de la JEP

La vida aventurera del cruel HH que quiere convertirse en el ventilador más temido de la JEP

El golpe de suerte que puso a Dina Boluarte, una izquierdista moderada, en la Presidencia de Perú

El golpe de suerte que puso a Dina Boluarte, una izquierdista moderada, en la Presidencia de Perú

Con plata robada a pensionados, los estafadores de Estraval vivían a lo grande en EEUU

Con plata robada a pensionados, los estafadores de Estraval vivían a lo grande en EEUU

Los Pachón, la familia que inventó el helado de lechona, el postre de moda en Bogotá

Los Pachón, la familia que inventó el helado de lechona, el postre de moda en Bogotá

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus