"La educación es un proceso largo, se trata de construir sobre lo construido"

El secretario de educación Óscar Sánchez y la experta Vickie Colbert conversan sobre lo que está haciendo en Bogotá, un cambio que no se puede detener

Por:
octubre 28, 2015

En esta conversación el secretario de Educación de Bogotá, Óscar Sánchez, y Vickie Colbert, la colombiana con mayor reconocimiento del tema de educación en el mundo, conversan sobre el modelo que se ha ido consolidando en el distrito como resultado de un esfuerzo continuado de los últimos tres gobiernos. Bogotá fue escogida por la OCDE para implementar el piloto de las pruebas ser que buscan evaluar no solo el saber, sino componentes socio-emocionales.

Vicky Colbert: Para empezar, quiero resaltar la manera como el secretario se ha propuesta ir más allá de la exigencias de las pruebas Saber –lenguaje, matemáticas- para pensar integralmente e incluir el tema de la convivencia y la ciudadanía, tan necesarios en  este momento.   

Óscar Sánchez: Los seres humanos somos multidimensionales y eso está probado por pedagogos, filósofos y pensadores muy serios. No es posible construirse como ser humano sin el conocimiento, la información, el pensamiento lógico, pero tampoco es posible ser un ser humano si uno no es capaz de comprender qué significa un derecho y hacerlo respetar; qué significa la dignidad y también hacerla respetar. Son dimensiones que los niños y las niñas tienen que tener . Se trata de formar buenos ciudadanos, con capacidad para apreciar lo bello; ser creativos, tener una relación con el arte, pero también saber cuidar el cuerpo y las emociones. Hay una formación que va más allá de lo cognitivo y eso estaba por fuera del currículo.

Vickie Colbert.: Óscar, usted instauró las Pruebas Ser con la que se comenzará a medir esos propósitos de los que habla. Y logró que la OCDE incluyera a entre las 10 ciudades piloto para empezar a realizar mediciones de estas variables socio emocionales.

Óscar Sánchez:  Esta formación integral está en la visión de Escuela Nueva que usted ha impulsado exitosamente. Todo empieza por preguntarse: ¿quién es este niño o esta niña? ¿Quién es este maestro o maestra? ¿Quiénes son los padres de familia? y ¿cómo pueden construir una reflexión juntos con unos objetivos claros en los que todos participen?

Vicky: Los resultado en educación son a largo plazo y no pueden estar supeditados a los momentos políticos, a los vaivenes de los gobernantes.

Óscar Sánchez: Yo he hecho la tarea deliberadamente: he conversado con todas las fuerzas políticas para buscar continuidad. La secretaria, Cecilia María Vélez, hizo cosas importantes, Abel Rodriguez también. Nosotros hemos querido recoger lo mejor de un legado que ya lleva 15 o 20 años y que tiene que ver con Mockus,  Peñalosa, Garzon…

Vicky: Eso es lo fundamental. Construir sobre lo construido en educación. En infraestructura, la prioridad ha estado más enfocada en el mejoramiento de las instalaciones existentes que construir nuevos colegios.

Óscar Sánchez: Evaluamos el estado de los colegios, desde el pupitre, los textos, el acceso a internet. Se adecuaron 500 edificios, laboratorios, cocinas, comedores, campos deportivos, baterías sanitarias pisos techos, cuyo mejoramiento impacta a 600 mil estudiantes. Pero también entregamos 22 colegios nuevos que le abre posibilidades a 50 mil estudiantes. ¿Pero sabe en qué nos quedamos cortos? En lograr acercar las familias a la escuela donde estudian sus hijos. En la educación privada la relación es dinámica, se cuida al cliente. En la educación pública hay una reja que separa al padre de familia del colegio;  lo atiende el vigilante o cuando se acercan los despide un letrero que dice “No hay cupo”; hay rudeza en eso. Allí hay una  gran diferencia con la educación privada más que en lo académico.

Con el plan para combatir la deserción escolar avanzamos: logramos identificar el entorno donde vivían los niños; casa por casa, cuadra por cuadra para entender por qué dejaban el aula y esto ha representado una posibilidad de retornarlos y bajar la deserción a la mitad: del 4 % al 2.2 %. Hemos identificado también a los niños y niñas en condición para no asistir a la escuela y hemos encontrado el camino para superar estos obstáculos. Pero esta relación familia, entorno, institución educativa debería ser generalizada.

La jornada única que cubre a 230 mil estudiantes, no es para hacer más de lo mismo en el aula de clase.

La jornada única que cubre a 230 mil estudiantes, no es para hacer más de lo mismo en el aula de clase.

Vickie Colbert: Por qué no hablar un poquito de la jornada única, cómo lo están haciendo. La limitación para ampliar más la cobertura es asunto de costos.

Óscar Sánchez: Hemos logrado jornada completa de ocho horas para 230 mil estudiantes. Pero se trata de un proceso que va a durar 6 a 8 años y representa una inversión importante, pero Bogotá es la ciudad que más ha avanzado en el país en un proceso que el Ministerio se ha planteado concluir en el 2015. Faltan 650.000 para entrar a la jornada única. Pero no para hacer más de lo mismo. No para repetir más textos ni para que los maestros se paren frente a unos niños a competir contra el internet sino para crear un espacio que como usted dice, Vickie, un espacio donde nos miremos a los ojos y cada quien se pregunte que le interesa  y como desde ahí vamos desarrollando un proceso de aprendizaje que genere contenidos específicos, medibles.

Los chicos y chicas deben participar en los distintos centros de interés. Al lado de la clase de matemática está la programación de computadores, la fabricación de robots, los juegos aplicados, asi como en  las ciencias sociales se aborda la reconstrucción de memoria histórica y quien escoge deporte no se queda en el  ejercicio físico en su escuela sino que sale a la ciudad, practica aprovechando los parques y  los escenarios deportivos.  Ese ejercicio de jornada completa  con base en centros de interés sin limitarse a la clase académica es costoso, toma tiempo pero el  resultado es magnífico.

Vickie Colbert: A la jornada de la tarde ustedes le introdujeron arte, teatro, estética, música. Eso es algo que se queda corto en los currículos académicos y yo creo que eso fue un gran esfuerzo en las jornadas de la tarde que hay que aprovechar, profundizar y continuar.

Óscar Sánchez: En estas actividades en las jornadas de la tarde sí hemos tenido éxito con las familias que se han interesado por las actividades novedosas que desarrollan sus hijos a las que los  sectores populares no tenían acceso. Muchos niños de Ciudad Bolívar no conocían un parque  metropolitano ni habían estado en el centro de la ciudad, ni conocían los museos.  Esta apuesta pedagógica permite integrar niños de distintos colegios públicos y privados, de distintos orígenes  aprenden a compartir y a conocerse en igualdad de condiciones y demuestren que todos, sin distingo, pueden tener una formación de  excelencia.

Vickie Colbert: En estos procesos pedagógicos el rol del maestro es clave...

Óscar Sánchez: Hemos hecho un gran esfuerzo con los maestros, por su aprendizaje, su especialización, su formación conectados, su vinculación a redes internacionales de investigación para que se empoderen y haga la diferencia en el aula de clase. Los maestros tienen muy buena disponibilidad.

Tenemos estadísticas concretas. Por ejemplo, sabemos que en Bogotá hay un 35 % de maestros y maestras, son muchas las mujeres que están muy entusiasmadas con los procesos de innovación pedagógica. Un 60 y pico por ciento tiene muchas ganas de hacer cambios, pero tienen algo de temor, no saben bien por dónde hacerlo y hay solamente entre un 8 y 9 %   que piensan que todo lo que viene, digamos desde las políticas educativas distritales o nacionales les va terminar dificultando su labor y le va a causar algún prejuicio personal. Solo un 8 %. Lo que sí es claro es que los maestros no quieren que estos procesos sean por obligación y menos como imposición.

Vickie Colbert: Son las llamadas destrezas del siglo 21, es decir, todas aquellas  cosas que un computador no hace, que implican tomar iniciativa,  liderar procesos y, muy especialmente, trabajar en equipo,  es muy importante en la formación de ciudadanía. Marca la diferencia con aquello que se reduce simplemente a saber.

Óscar Sánchez: La mera información es un comodín que en coloca al profesor en situación de competencia con el internet en un salón de clases; el maestro está muerto. La información se obtiene, lo importante es la capacidad para procesarla colectivamente y construir con ella pensamiento. Y los profesores lo saben,  lo que pasa es que todavía les da algo de temor y se trata es de apoyarlos, ayudarlos a que rápidamente se monten en los procesos innovativos.

Vickie Colbert: Regreso al principio, secretario, los procesos educativos son a largo plazo y no pueden definirlos las coyunturas.   

Oscar Sánchez: Sin duda, por eso se trata de no detener los avances. Retomar lo valioso y seguir en la misma dirección, pero la verdad esa ha sido una tendencia en el Distrito y por eso se ha avanzado tanto y esta al nivel que está en relación con el resto del pais. El mensaje es ese: construir sobre lo construido.

-Publicidad-
0
2926
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Un concierto diferente con Perotá Chingó

Un concierto diferente con Perotá Chingó

Nota Ciudadana
Cada vez da más pereza ir a la Feria del Libro de Bogotá

Cada vez da más pereza ir a la Feria del Libro de Bogotá

Nota Ciudadana
2.5 millones de llantas desechadas serán usadas como combustible

2.5 millones de llantas desechadas serán usadas como combustible

Nota Ciudadana
Bogotá: Movilidad para todos

Bogotá: Movilidad para todos