Opinión

La educación es la muralla

La educación une, pero también separa en dos mundos a los educados y a los no educados, que mostró la protesta. Cómo hacer que la educación sea puente y no muralla

Por:
agosto 24, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La educación es la muralla
La juventud universitaria, educada, pedía igualdad de derechos para las minorías, los jóvenes de las barriadas sin educación y sin oficio, protestaban por su marginamiento

La educación une y separa. Es esencial para la integración de una sociedad. Pero es también la muralla que separa en dos mundos aparte a los educados y a los no educados, como si siendo vecinos vivieran en países distintos. George Packer, escritor norteamericano, acaba de publicar su libro Las Cuatro Américas, el cual ha resumido en un ensayo para el último número de The Atlantic, la revista mensual que se publica en Boston desde hace 150 años. Busca Parker las razones por las cuales la narrativa nacional, como se dice ahora, o sea la razón de ser norteamericano, sobre la cual había tanta claridad en los años posteriores a la Segunda Guerra Mundial se ha perdido y hoy el país está divido en dos partes que no se comunican, cada una de esas partes en otras dos, que en conjunto forman una sociedad fracturada.

El signo de esa división es la educación. De un lado, la gente con estudios superiores, entrenada para hacer frente a las complejidades de la era de la información, de altos ingresos, vida urbana confortable, con competencias internacionales, fuertes vínculos sociales, cuyos hijos tiene acceso a los mismos privilegios de sus padres, perpetuándolos. De la otra la gente de los pequeños oficios, sin posibilidades de llegar a las universidades costosas, sin competencias tecnológicas, víctimas de la desindustrialización, provincianos, con bajos salarios, trabajos inestables, aferrada a sus prejuicios raciales y religiosos, que es lo que heredan sus hijos. De mentalidad liberal los primeros, conservadora los segundos.

Los primeros eligieron a Barack Obama, los segundos a Donald Trump, puesto que en una sociedad bipartidista esos dos grupos se alinean con los partidos. División que explica los votos blancos de los educados, por Obama y los votos negros de los no educados, por Trump. Obama hijo de un negro extranjero educado en las mejores universidades. Trump un racista, aislacionista, machista, creyente. Al decir de Packer, cada uno de esos dos grupos se divide en otros dos. La educada, en la América Inteligente (Smart America) los sofisticados tecnológicamente que mantienen la marcha del sistema, y la América Justa (Just America) los que buscan la igualdad de derechos; la no educada, en la América Libre (Free America), que reivindica los derechos individuales y la no intromisión del Estado, y la América Real (Real America) que encarna la religiosidad protestante, el patriotismo, la supremacía blanca, el nacionalismo.

¿Puede algo de ese análisis, brutalmente resumido en dos párrafos, ser aplicado en Colombia? ¿Existe una narrativa nacional, la razón de ser colombiano, o está la sociedad colombiana igualmente fracturada? ¿Es también la educación la muralla entre nosotros? En las marchas y acciones de protesta que se sucedieron en el paro nacional, había al menos dos tipos de personas: la juventud universitaria, educada, que pedía igualdad de derechos para las minorías de todo tipo y reclamaban oportunidades que recompensaran su esfuerzo; y los jóvenes de las barriadas sin educación y sin oficio, que protestaban por su marginamiento.

Eran dos Colombias muy distintas, sin mayores vasos comunicantes entre ellas. Para los educados su aspiración era incorporarse a la economía moderna para la cual habían sido preparados, a quienes la estrechez del mercado les había cerrado sus puertas. Para los no educados su aspiración era la satisfacción de las necesidades más básicas. La esperanza de los primeros era la expansión del desarrollo económico. La de los segundos los subsidios y los empleos de emergencia. ¿Cómo esperar que ambos compartan la misma narrativa de país?

________________________________________________________________________________

Hay más Colombias que la educada y la no educada: la  urbana y la rural; la arraigada y la desplazada, la libertaria y la tradicional, la laica y la creyente, la cosmopolita y la provinciana

________________________________________________________________________________

Naturalmente, hay más Colombias que la educada y la no educada: están la Colombia urbana y la rural; la arraigada y la desplazada, la libertaria y la tradicional, la laica y la creyente, la cosmopolita y la provinciana. Pero todas ellas se explican por el nivel y la calidad de la educación que han recibido los ciudadanos, con su poder de abrir o cerrar horizontes, abandonar o confirmar prejuicios, crear o cerrar oportunidades. La tragedia nacional es que el grupo privilegiado se reduzca cada día más, por tanto, el reto político más importante, no para la próxima campaña electoral sino para el futuro, es educar, educar, educar.

Cuando en la Asamblea Nacional de la Andi Sergio Fajardo explicó que su propuesta de gobierno estaba basada en la educación, porque sin ella ninguna otra meta era alcanzable; y Francisco Barberi, al aceptar la Orden al Mérito Industrial, dijo que las perspectivas de mejoramiento económico y social estaban en mejorar la educación en cobertura y calidad, como condición para fortalecer la competitividad, el empleo, el emprendimiento y la innovación, desde la perspectiva del político y del empresario estaban  hablando de lo mismo: cómo hacer que la educación sea un puente y no una muralla. Mensajes que deberían servir para ayudar a sentar las bases una nueva narrativa nacional incluyente, alrededor de la educación, que nos identifique a todos con Colombia, y que hoy no existe.

-.
0
800
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La letra con plata entra

La letra con plata entra

El centro político es voluble, pero elige

El centro político es voluble, pero elige

Un candidato prefabricado

Un candidato prefabricado

Venezuela: cayéndonos encima

Venezuela: cayéndonos encima

A las malas no

A las malas no

Operación avispa, para el más avispado

Operación avispa, para el más avispado

Si no es Fajardo, ¿quién?

Si no es Fajardo, ¿quién?

Petro golpea primero

Petro golpea primero