La educación desigual destapada por la pandemia

"Aplauden a los niños que construyen computadores con basura, alabando su imaginación, cuando en realidad este acto constituyen sus sueños rotos por la pobreza"

Por: Milton Atehortúa
mayo 18, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La educación desigual destapada por la pandemia
Fotos: Otras Voces en Educación

Ellos no tenían celular, tal vez, porque hacen parte de un alto porcentaje de familias que se encuentran diariamente luchando por sobrevivir, la alimentación es lo primero, y al medio suplirla, no queda ningún tipo de recurso para considerar otros elementos, entre ellos un celular, para gran parte del país un objeto  común, desechable o de rápida obsolescencia.

Sin embargo, ellos, cuatro hermanos de 14, 12, 11 y 7 años no lo necesitaban, su particular dinámica de vida lo ubicaba entre una lista de artículos no vitales o casi imposibles de conseguir.  Hace poco, cuando apareció la Pandemia, los docentes de su colegio rural se fueron, la escuela quedó cerrada y sus oportunidades de acceder a nutrición, socialización, educación, salud y atención disminuyeron considerablemente.

Son cuatro inseguros niños, dos horas de camino separan su recóndito hogar con el colegio, que queda en un corregimiento del eje cafetero, en plena región Andina, son retraídos pero aplicados, se esfuerzan diariamente por estudiar con lo justo, ellos no eligieron nacer en la casa más lejana del lugar, simplemente sucedió y han debido luchar contra sus implicaciones desde el inicio de sus días, con mayores desventajas incluso frente a sus humildes compañeros campesinos del colegio.

En un país clasista y capitalista como el nuestro, muchas personas no reconocen la desigualdad; gran parte de los colombianos sitúan la pobreza en un marco únicamente mental, señalan al individuo como único culpable de su precaria situación, desconociendo que los inevitables aspectos adversos por los que tienen que pasar los sujetos en su niñez, marcan su vida y ponen obstáculos a su futuro, situación que normaliza la injusticia social o deja impune a la infame corrupción que carcome  a Colombia.

El PNUD (Programa de las naciones unidad para el desarrollo) realizó un informe sobre el desarrollo humano de los países que dejó mal parado a Colombia, además, arroja como conclusión que las desigualdades de los niños ricos y pobres tendrán consecuencias de por vida especialmente por el cambio tecnológico, punto en el que los 4 hermanos llevan un enorme rezago.

La misma investigación señala que los computadores y el acceso a internet, aumentan  la brecha de desigualdad entre los estudiantes, lo que deja a los estudiantes del colegio rural en una gran inferioridad respecto a los colegios públicos urbanos, y más aún frente a los encopetados privados donde la mayoría de veces se forman las personas que llegarán a discriminar a sus pares por no poseer un estatus, que en su caso pudo haber sido construido de alguna manera por su propia familia.

Volviendo a la situación de los 4 desafortunados infantes, hace poco y con gran sacrificio propio y de la comunidad, pudieron acceder a un celular con datos, en él, reciben  algunos de los trabajos enviados por los docentes, lo que les evita el largo camino hasta la cabecera y les abre una oportunidad de comunicación con sus docentes y compañeros, encargados de guiar su de por sí complicado proceso formativo.

Muchos años después, han conocido las redes sociales y se han dado cuenta que es posible enviar y recibir archivos en distintos formatos, esta situación sería aplaudida por muchos con el romántico argumento de que han preservado su inocencia,  que se han librado de  el creciente flujo de basura informativa, no obstante, para el entorno social y educativo llevan un atraso de años, en una sociedad más competitiva, individualista y egoísta, que pasará por encima de ellos sin esfuerzo, dejándolos muy atrás en la fila de oportunidades para acceder a la educación superior o el mercado laboral.

De manera muy sentimental, aplauden a los niños que construyen computadores con basura, alabando su gran imaginación, cuando en realidad este acto constituye la materialización de sus sueños rotos por la pobreza, de sus anhelos robados por la corrupción, de la simulación de un hogar feliz, ellos, los estudiantes pobres, no tienen la tecnología que el estado ha ofrecido pero pocas veces ha otorgado, ni el acceso a la elección de su propia información, tal vez sí, a canales nacionales de televisión, cuyos noticieros y programas ya están comprados por las élites explotadoras, que los mostrarán como símbolos de esperanza y detrás de cámaras los verán como conejillos de indias de sus intenciones demagógicas y dominantes.

Los 4 protagonistas de este texto, tienen un largo y espinoso camino por recorrer, su aprendizaje tecnológico que debió haber sido garantizado por su colegio, ya empezó gracias a la cuarentena, aquella en la que los niños privilegiados estudian desde su hogar y los “del otro mundo” luchan contra sus imperiosas necesidades.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
300

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
¿Se equivoca Netflix al resucitar la Casa de Papel?

¿Se equivoca Netflix al resucitar la Casa de Papel?

Nota Ciudadana
Maquiavelismo colombiano

Maquiavelismo colombiano

Nota Ciudadana
5 verdades que tiene que saber del tapabocas

5 verdades que tiene que saber del tapabocas

Nota Ciudadana
Caricatura:

Caricatura: "¿Y la preocupaduría?"