La Dulce Aniquirona: mujer y mito

Fiel a la consigna de Huidobro de que el poeta es un pequeño dios y debe crear de nuevo el mundo, Winston Morales, un encantado ser, cree en apariciones y deslumbramientos

Por: Guillermo Martínez González
febrero 03, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La Dulce Aniquirona: mujer y mito

Como escriba de un ignorado génesis o de un desconocido libro de aguas y de bosques, anota con pasión sus sueños; cree en los encuentros y las premoniciones que cambian el destino; inventa su propio mito: Aniquirona, mujer y reino, carne e imaginación, voz y silencio, que crece desnuda e incontenible a través del poema:

 

Con la misma intensidad

Con la que se honra las alturas

Honraré tu sabio cuerpo Aniquirona

Como se honra un muelle

Una collera

O un océano nocturno

En los plácidos ámbitos del tiempo.

 

Schuaima es la región donde habita el personaje, mundo que trasciende los límites de la cotidianidad y lo mediocre; espacio al que se accede por los desdoblamientos del yo, por la búsqueda febril y tortuosa de las palabras, del lenguaje que se transfigura en el fondo de las obsesiones y las raíces de la noche:

 

Sé que allí

En el silencio obscuro del espejo

Está el sonido orquestal de otra mañana,

mi cabeza se agita con el viento

y llueve,

llueve y he sabido con la lluvia

el diccionario abierto del camino.

 

Extranjera, presencia de fuego y perturbación, Aniquirona es la Criatura que inquieta por sus cualidades de crisálida: invisible y corpórea, desconocida y tangible entre los bosques y el mar, es la mujer. Es decir, el erotismo y el deseo, pero también la poesía, los símbolos de la 

imaginación. Arquetipo en el que se funde la necesidad del todo, de eliminar el tiempo y las fronteras de la muerte y la vida:

 

Aniquirona

Démonos una cita

En la orilla amarilla de la muerte.

En una vela, en una brisa, quizás en una ola

Cruzaremos nuestras manos

Y danzaremos antes de que el sol

Cante con su cabellera elástica

Y el hijo del polvo

Niegue la realidad de esta intransitada puerta.

 

Todo para decir que este libro en su ansiosa búsqueda de viento y sombra, es un homenaje a la poesía. Inaugura la presencia de un nuevo poeta que sorprende por la exaltada convicción de su voz y de los poderes del sueño y la imaginación.

-.
0
500
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
De las 'Memorias de Alexander de Brucco'

De las 'Memorias de Alexander de Brucco'

Nota Ciudadana
La constante de la muerte como proceso vital en la obra poética de Winston Morales Chavarro

La constante de la muerte como proceso vital en la obra poética de Winston Morales Chavarro

Nota Ciudadana
Winston Morales y 'De regreso a Schuaima'

Winston Morales y 'De regreso a Schuaima'

Nota Ciudadana
Aniquirona, clave de sueños y milagros

Aniquirona, clave de sueños y milagros