La desilusión del pastor del uribismo con Duque

El uribista purasangre, Oswaldo Ortiz, confesó lo decepcionado que se encuentra del presidente quien aseguró se había suicido políticamente y junto él había caído el Centro Democrático

Por:
abril 25, 2021
La desilusión del pastor del uribismo con Duque

El youtuber cristiano Oswaldo Ortiz, se ha dado a conocer en redes sociales como un uribista purasangre, sin mencionar su ferrea campaña en el 2018 para que Iván Duque se convirtiera en el nuevo presidente de la República.  Una vez electo, el pastor ha dado a conocer en los últimos años su eterna decepción con el mandatario.

A través de un video en Facebook, Ortiz criticó el papel de Duque, asegurando que su mala gestión le dará ventaja a la izquierda en las elecciones 2022. También confesó que se había quedado corto pues ya no sabía como defender al actual gobierno al cual tildó de estar desconectado con el pueblo como se evidenciaba con el polémico proyecto de la reforma tributaria. Ortiz no se explica como todavía el ministro de Hacienda, Alberto Carrasquilla sigue en su cargo.

Además, lanzó fuertes declaraciones: “Ahora no solamente se suicidó políticamente (Iván Duque) y suicido a su partido, sino que no nos está ayudando a todos los que hicimos campaña”.

Este es el video completo:

 

Le podría interesar:

La felicidad de los antiuribistas al ver a Oswaldo Ortiz llorar

-.
0
3900
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
En redes
Cuando Marta Lucía Ramírez se quejaba de que Santos tuviera el dólar a 2.300

Cuando Marta Lucía Ramírez se quejaba de que Santos tuviera el dólar a 2.300

Uribe se desmarca de la biblioteca que lleva su nombre

Uribe se desmarca de la biblioteca que lleva su nombre

Nota Ciudadana
Una religión llamada uribismo

Una religión llamada uribismo

Cinco colombianos entre los bien pagos por hablar

Cinco colombianos entre los bien pagos por hablar