La derrota del Sí llenó las calles del país como nunca antes

"Triunfa la filosofía de Maturana en este caso, al perder por un pelo los del Sí, lograron movilizar a miles de ciudadanos que se habían mantenido indiferentes"

Por: Leandro Felipe Solarte Nates
octubre 14, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La derrota del Sí llenó las calles del país como nunca antes

Ponerle pueblo a la paz

Con las crecientes marchas en Bogotá, Cali, Popayán, Medellín y otras ciudades del país, como las registradas el 6 y 12 de octubre, comunidades que votaron por el Sí y otros grupos sociales, como los estudiantes que no participaron el 2 de octubre, profesores, comunidades indígenas y campesinas de regiones afectadas por la guerra, familiares de las víctimas y otros sectores sociales se han volcado a las calles exigiendo pronta negociación y resolución de los acuerdos con las Farc, poniendo pueblo al clamor de continuar sin dilaciones la búsqueda de la paz.

Se trata de no dejar secuestrar el destino del proceso en manos de los mismos dirigentes políticos de siempre aglutinados en dos bandos: los de la coalición de gobierno y los partidos de la “U”, Liberal, Cambio Radical y un sector del Conservador, que se ‘comprometieron’ con el Sí; enfrentados a los voceros del No, encabezados por el Ex y senador Uribe y sus tres voceros, el ex-presidente Pastrana y un sector del conservatismo liderado por Marta Lucía Ramírez, más paracaidistas como el exprocurador Ordóñez, que quieren imponer su retrograda agenda de cambios para proteger intereses puntuales sobre la propiedad de la tierra y la Justicia Transicional que los beneficien y a poderosos grupos económicos que representan y no necesariamente obedecen a los intereses de la mayoría de colombianos de a pie.

Cómo sucedió cuando el movimiento estudiantil de la séptima papeleta presionó la convocatoria de la Asamblea Nacional Constituyente en 1990, esta vez la juventud con sus consignas abre las puertas a los que votaron por el Sí y el No, que están de acuerdo con la pronta continuidad del proceso sin interferencia de los partidos políticos interesados más en las elecciones presidenciales del 2018 que en sacarlo adelante. Después de reunirse ayer jueves 13,  con el presidente Santos, ya lograron que el cese bilateral al fuego sea prolongado hasta el 31 de diciembre.

Triunfa la filosofía de Maturana en este caso, pues al perder por un pelo los del Sí, lograron movilizar en las calles a miles de jóvenes y ciudadanos abstencionistas que se habían mantenido indiferentes y alejados de una sucia y sectaria campaña plebiscitaria que no los motivó, por la avalancha de mentiras para apasionar a incautos emotivos y uniéndose al clamor de campesinos, indígenas y habitantes de los pueblos afectados directamente por la violencia y donde ganó el Sí a pesar de las dificultades para llegar a las mesas de votación.

El cese bilateral al fuego prolongado ha mostrado sus beneficios en todo el país y especialmente en pueblos y regiones apartadas donde muchos no pudieron votar por carencia de vías y complicaciones invernales.

Los habitantes de numerosos pueblos y veredas donde se despertaron en medio de terribles ‘alboradas’ con balas silbando y cilindros bombas estallando sobre sus cabezas, no quieren revivir estas cruentas experiencias.

Las propuestas de modificaciones a los acuerdos presentadas por los ganadores del Plebiscito, como las aterrizadas y bien sustentadas presentadas ayer por la ex candidata presidencial conservadora, marta Lucía Ramírez,  deberán discutirse con agilidad y tratar de hacerlas viables con la agenda del Eln, al iniciar delegados del gobierno conversaciones  en Quito,  a partir del 27 de octubre. Para no dilatar innecesariamente el proceso de paz,  deberá incluir puntos afines con los acordados en la Habana. Es de esperar que el expresidente Uribe no se atraviese como ‘mula muerta’ para sacar adelante el proceso que cuenta con el respaldo de la mayoría de colombianos y con el apoyo de la ONU y la comunidad internacional.

Mientras tanto crece la movilización popular de quienes participaron o no el Plebiscito y en gran parte conforman ese 62% de colombianos aptos para votar que por diversas razones no acudieron a las urnas el 2 de octubre. Son 22 millones que figuran en la lista del “meimportaunculismo” ganador en ese huracanado domingo y muchos de los cuales arrepentidos de haberse confiado en las encuestas y no haber salido a votar cada vez se vuelcan a las calles en mayor cantidad para impedir que su destino y de millones de niños y jóvenes colombianos lo decidan los representantes políticos de los cerca de 13 millones, el 37% de los colombianos habilitados, que por el Sí o por el No, desafiando la lluvia salimos a votar ese frío domingo.

¡Arreglo YA! Es la consigna que corean miles de personas como las que la noche del 12 de octubre lograron ingresar a la repleta plaza de Bolívar, en Bogotá.

 

 

 

 

 

 

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-.
0
2815

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
Obstáculos fundamentales para la paz

Obstáculos fundamentales para la paz

Nota Ciudadana
El privilegio que gozan los admirados

El privilegio que gozan los admirados

En redes
VIDEO: Por pelea con su pareja, madre tira el coche con su hija abordo

VIDEO: Por pelea con su pareja, madre tira el coche con su hija abordo

Nota Ciudadana
Selección Colombia: ¿aún nuestra insignia y orgullo?

Selección Colombia: ¿aún nuestra insignia y orgullo?