La depresión de James Rodríguez: no sabe por qué nadie lo quiere

El futbolista dio una entrevista al motivador Daniel Habif y se mostró muy nervioso y aburrido. Dijo que el frío lo aburrió en Alemania y echó pullas a Zidane

Por:
agosto 18, 2020
La depresión de James Rodríguez: no sabe por qué nadie lo quiere

Con el motivador cristiano mexicano Daniel Habif, James Rodríguez por fin pudo desahogarse. Dijo cosas que calaron duro en Colombia y mostraron que James tiene problemas personales, de mentalidad. No puede ser que confiese que no se quedó en Alemania porque la gente era muy frío, las temperaturas muy bajas y porque, según él, los alemanes son máquinas, robots de trabajo y por eso no se quedó en el Bayern Munich, equipo que está en semifinales de la Champions.

En uno de los apartes de la extensa entrevista de dos horas el colombiano afirmó que un día le dijo a su profesor de alemán que él no quería aprender ese idioma, que no perdiera el tiempo. Aprovechó para echarle pullas a Zidane e hizo una afirmación que en el país no caló muy bien: "yo soy el mejor jugador de la historia del fútbol colombiano".

Pero lo que más nos llamó la atención fue verle tan deprimido, tan achantado, tan desorientado. James necesita ayuda profesional que le recupere su mentalidad ganadora, que lo convierta en el jugador que siempre ha sido. Ojalá lo pueda hacer. Él cree en motivadores como Habif. Ojalá le funcione

-.
0
1200
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
James, Nairo y Mariana no van a cambiar el país

James, Nairo y Mariana no van a cambiar el país

¿El Real Madrid está obligando a James Rodríguez a jugar lesionado?

¿El Real Madrid está obligando a James Rodríguez a jugar lesionado?

La dulce venganza de James contra Zidane

La dulce venganza de James contra Zidane

Nota Ciudadana
El estricto técnico argentino que podría disciplinar al niño mimado de James

El estricto técnico argentino que podría disciplinar al niño mimado de James