La ciudad y lo indígena: una propuesta de análisis político

Un fuerte debate público ha suscitado el derribamiento que hicieron los misak de la estatua de Sebastián de Belalcázar de Popayán. Una mirada

Por: Santiago E. Collazos Rodríguez
septiembre 17, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La ciudad y lo indígena: una propuesta de análisis político

Es imposible asimilar este hecho político —sin precedentes en la historia reciente de Popayán— si no se tienen en cuenta analíticamente cuatro breves consideraciones fundamentales sobre el relacionamiento de la condición indígena y los discursos elitistas de ciudad que defienden una escultura de 83 años.

1. No existe tal "acto violento" como lo catalogó el alcalde de Popayán. Esta es la respuesta simbólica y pacífica a un proceso de negación histórica del legado cultural de los pueblos indígenas, patrón que se ha convertido en un "imaginario de blancura" que idolatra las figuras coloniales sobre los correlatos ancestrales de los pueblos indígenas fundadores del gran valle de Pubenza.

2. Los discursos hegemónicos de ciudad han negado la verdad a través de una narrativa clasista, xenófoba y feudal, desinteresada por los espacios de reconocimiento de la memoria histórica: he aquí las consecuencias.

3. La reacción de gran parte de la ciudadanía patoja evidencia la continuidad innegable de una cultura hegemónica identificada con los valores políticos tradicionales: católicos y conservadores. Sin duda alguna, Popayán es una villa que todavía se debate entre lo moderno y colonial (siendo una de las grandes causas del rezago urbano de la ciudad).

4. Lo urbano condiciona la ciudad, no al revés: las prácticas sociales, las relaciones socioculturales, la identificación simbólica con el espacio, y los discursos citadinos, definen las paredes, las calles, los monumentos. Esa compleja dinámica dialógica está en constante pugna por la resignificación de los espacios: la estatua volverá a estar donde siempre estuvo, pero el pueblo misak ha dado un golpe de opinión.

Vale la pena finalmente adentrarse en debates más profundos que dignifiquen los procesos históricos ancestrales y contemplen un espacio urbano que reapropie a las comunidades y las identidades perdidas en este mundo globalizado.

-.
0
302
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Alcalde fui yo" la campaña en Colombia para defender a los indígenas Misak

La pasión y las heridas de Aurelio Iragorri

La pasión y las heridas de Aurelio Iragorri

Nota Ciudadana
Popayán, una de las ciudades más apeñuscadas del mundo

Popayán, una de las ciudades más apeñuscadas del mundo

Nota Ciudadana
Descontento por estratificación en Popayán

Descontento por estratificación en Popayán