La casa y el campo de Golf en la Florida donde Trump pasa los fines de semana

El capricho del presidente, que no le gusta la casa de descanso oficial de Camp David, en el primer mes de gobierno le ha costado a EE.UU. US$ 10 millones

Por:
marzo 05, 2017
La casa y el campo de Golf en la Florida donde Trump pasa los fines de semana

Los vecinos de Mar a Lago dicen que todo cambió cuando en 1985 Donald Trump compró la mansión por 100 millones de dólares.  Construida en 1927 por Marriweather Post, el dueño de un emporio de cereales y declarada en 1969 Sitio Histórico Nacional, Trump la convirtió en un opulento complejo hotelero de 114 habitaciones con vista a Lake Worth, un Paraíso de invierno para la elite como se destaca en los avisos publicitarios en internet.

El estilo hispano-morisco original se metamorfoseó en salas llenas de mármol, piedra italiana, azulejos españoles, tapices flamencos, enormes candelabros colgantes, alfombras orientales y frescos europeos. Las paredes que rodean el salón de baile estilo Luis XVI están forradas en oro. El oro también está en las incrustaciones que tienen columnas escudos, lámparas, cuadros, jarrones, vajilla y casi todo el mobiliario.

El salón de baile estilo Luis XVI fue sede de varios actos durante su campaña a la presidencia

 

Los vecinos de ese lugar ubicado en Palm Beach, al Sur de la Florida, se quejan de los planes de desarrollo turístico que impuso el magnate desde que es el dueño. Los clubes de playa, los spa monumentales, y los innumerables campos de golf, cricket, baloncesto y tenis, destruyeron para siempre la tranquilidad por la que John F.Kennedy la escogió su campo de veraneo en los tres años en los que fue Presidente de los Estados Unidos.

El oro y el lujo  es una constante en cada una de las 114 habitaciones del complejo

Con el nuevo estatus de Trump el complejo turístico se ha vuelto aún más caótico. El servicio secreto se esparce por todo el lugar y hasta los aviones han dejado de surcar su cielo por orden del nuevo Presidente. Las 8.000 hectareas que lo conforman cuentan con jardines babilónicos y tres refugios antiaéreos que mandó a construir el propio Trump a mediados de los años 80, víctima de la paranoia de la guerra fría que profetizaba un ataque nuclear de la Unión Soviética.

En los campos de golf de Mar a Lago Trump se olvida de la política. Hace unas semanas invitó a Tiger Woods para jugar 18 hoyos.

 

Trump prefiere la exuberancia de Mar a Lago a la tranquila privacidad que le supone Camp David, la casa de campo de los presidentes de los Estados Unidos. Esto le ha costado fuertes críticas de los republicanos. El 15 de febrero pasado se reunió, a la vista de los extraños que pasaban un fin de semana en el hotel, con el primer ministro japonés Shinzo Abe. La situación despertó la reacción del senador demócrata Sheldon Whitehouse quien escribió en su cuenta de twitter “Esto es la política exterior de Estados Unidos, no el episodio de esta semana de Saturday Night Live". En las fotos Abe y Trump se ven contentos y libres de presión.

Ha sido fascinante mirar la actividad febril en la cena cuando salió la noticia de que Corea del Norte lanzó un misil en dirección a Japón" publicó en su Twitter un financista jubilado que estuvo cerca de la mesa de los mandatarios.

Trump es inmune a las críticas y con su desprecio a Camp David y su preferencia a la exuberancia de Mar a Lago queda claro que él hace sus cosas a su antojo, sin importarle que sea el Presidente de los Estados Unidos de América

-.
0
5567
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
TikTok no va más, Estados Unidos prohibe la aplicación china

TikTok no va más, Estados Unidos prohibe la aplicación china

¿Definirán los hispanos el resultado electoral en EE. UU.?

¿Definirán los hispanos el resultado electoral en EE. UU.?

Nota Ciudadana
Donald Trump o la inmoralidad en el poder

Donald Trump o la inmoralidad en el poder

Algo más que marchas antirracistas

Algo más que marchas antirracistas