La cartagenera que busca en Bogotá su chance en la tv

"El día que lo logre, en mi barrio en Cartagena, todos los vecinos sacarán los televisores a la calle como si fuera el mundial"

Por:
junio 16, 2015
La cartagenera que busca en Bogotá su chance en la tv

La noche en que Maris Julieth Scarpeta se graduó como actriz, lloró de alegría. Fueron tres años haciendo maromas para dividir su tiempo entre el call center donde trabajaba y sus estudios. No menos difícil fue para esta cartagenera conseguir por adelantado el valor de cada semestre por sus propios medios. El sacrificio fue enorme pero ella no se arrepiente de haberse quedado hasta sin zapatos o aretes por pagar la carrera de actuación, porque lo vivido la noche de su grado compensó todo el esfuerzo. Sus padres, sus hermanos y un par de tíos vinieron desde la heroica a ver los logros de la joven en Bogotá. Esa noche le vieron interpretando algunos cuentos de García Márquez en las tablas y posteriormente recibir el respectivo diploma. Aunque para el Ministerio de Educación dicho diploma no significa nada, salvo que completó el plan de estudios ofrecido por una institución de educación no formal, para Maryu –como es conocida- ese papel representa la mitad del que quizá sea el sueño más grande de su vida; ser actriz de tv.

Ahora que ya es actriz le falta cumplir la otra mitad del sueño; ejercer su oficio en televisión. En efecto ella no tiene prejuicio en aceptar que quiere salir en tv. Cuando su rostro aparezca en la pantalla chica, el barrio Omaira Sánchez de su natal Cartagena tendrá televisores en las calles con sus vecinos pendientes como si Colombia jugara en el mundial. Así sea un capítulo de Mujeres al límite o Tu voz estéreo, logrará su objetivo de regalarle una enorme alegría a su gente pues desde hace cinco años llegó a la capital con la finalidad de cumplir el mismo sueño que todas sus amigas de la infancia tenían. De aquellas niñas, es la única que a sus 25 años aún conserva dicho sueño, pues las demás terminaron el colegio y están casadas con hijos o son madres solteras, siguiendo la mentalidad que en muchos lugares todavía reina, con la cual Maryu nunca comulgó.

Por eso en el barrio cada título profesional se celebra en grande. Cuando sale un ingeniero o un médico se le recibe como sucede en el país con los goles de James, o en Barranquilla la corona de Paulina Vega. Los logros de cada joven llenan de esperanza a toda la comunidad. Cuando Wilber entró a la selección Colombia sub 20, o cuando Fausto Obeso llegó al Once Caldas todos los vecinos se alegraron. Con Maryu no ha sido la excepción porque al saberla estudiando actuación en una de las academias más populares del país, luego graduada de ésta y al verle sus fotos en facebook con actores de televisión, el mundo de la cajita mágica nunca antes se había sentido tan cercano. La ilusión de que Maryu repita la historia de Yeimy Paola Vargas (como sucedió en Chapacuá) es colectiva en todo el barrio Omaira Sánchez, por eso su anhelo de salir en televisión; su gente es la mayor motivación para hacerlo.

“Bautizos, matrimonios y hasta entierros. Me he perdido de muchas cosas en estos cinco años pero el sacrificio vale la pena. Tengo la responsabilidad con mi barrio de mostrarles que sí se puede”.

“Bautizos, matrimonios y hasta entierros. Me he perdido de muchas cosas en estos cinco años pero el sacrificio vale la pena. Tengo la responsabilidad con mi barrio de mostrarles que sí se puede”.

Sin embargo sabe que lograrlo no será más fácil de lo que ha sido el camino recorrido hasta el momento. Por lo pronto sigue trabajando en un edificio al norte de Bogotá con la misma compañía que estaba mientras estudiaba. La diferencia es que ahora no está atendiendo llamadas de clientes desesperados sino que ascendió al área de recursos humanos en donde puede aplicar parte de lo aprendido estudiando actuación mientras observa al detalle cada personaje que por ahí pasa. Paradójicamente Dios le da pan al que no tiene dientes porque gracias a su desempeño en la compañía se le están abriendo las puertas para seguir ascendiendo en este campo. Ella agradece y valora enormemente la confianza que sus superiores le depositan pero sus intereses siguen estando en la que llama su carrera, por encima de los respectivos títulos técnicos que tiene en administración y mercadeo; la actuación.

Su siguiente paso será ahorrar para un book de fotos profesional. Una vez lo tenga listo buscará un mánager que la represente y empezará a hacer todos los castings que pueda. Así lo tiene pensado apenas termine de pagar los préstamos que solicitó para sus estudios actorales ya que la deuda es el principal freno. Mientras tanto en su mesita de noche permanece guardada una lista de nombres a quienes agradecerá públicamente cuando tenga la oportunidad de hacerlo porque si algo tiene claro es que a cada santo le llega su día.

A veces se deprime porque el 4 de junio pasó un año desde aquella noche cuando recibió su diploma y hasta el momento no ha vuelto a interpretar un personaje. A la academia ha vuelto un par de veces para asistir a charlas con directores o ver compañeros en obras de teatro y la sensación de que algunos maestros ni le recuerdan suele desmotivarle pero igual le agradece a la institución que la hizo actriz. El miedo también es una constante pues ante todo conserva los pies sobre la tierra y le estremece la posibilidad de regresar a Cartagena sin haber hecho al menos un capítulo de unitario en televisión. En aquellos momentos grises piensa que si así llegase a ser, de todos modos ha logrado mucho y no regresaría con las manos vacías pues todo el mundo creía imposible que de un barrio humilde de Cartagena podría salir una actriz.

Por @enriquecart

Únete a la conversación en redes sociales con el #LaBogotáQueYoQuiero y cuéntanos cómo es la ciudad que quieres, la que sueñas, la que vives; tus planes, los emprendimientos, las cosas curiosas y hasta deliciosas de esa Bogotá oculta.

-Publicidad-
0
2105
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
A Samuel Moreno se le acabó la tranquilidad en la Escuela de Carabineros

A Samuel Moreno se le acabó la tranquilidad en la Escuela de Carabineros

Esto es pura resistencia

Esto es pura resistencia

Aquí nos quedamos

Aquí nos quedamos

Nota Ciudadana
Jóvenes expedicionarios llegan a Colombia

Jóvenes expedicionarios llegan a Colombia