La cárcel de Villavicencio, un infierno de terror y enfermedad  

En solo un mes los contagiados suman 679, afectando a guardianes y presos. Este es el horror que está sucediendo con el virus suelto   

Por:
mayo 06, 2020
La cárcel de Villavicencio, un infierno de terror y enfermedad  
Foto: Captura de video Noticias Uno

Hace un mes, el 5 de abril, un recluso de la cárcel de Villavicencio, resultó con coronavirus. Se supo de su condición estando fuera del presidio porque falleció, la causa de su deceso fue aparentemente neumonía, le hicieron en teoría los respectivos exámenes y dio positivo para COVID-19. Antes de obtener su libertad el preso contagiado tuvo contacto al menos con treinta reclusos que compartían el mismo patio.

Desde un primer momento el director de la cárcel, el capitán (r) Miguel Ángel Rodríguez, fue superado por las circunstancias, entre otras razones, por carecer de espacio. No cumplió el protocolo y no aisló a los primeros contagiados, a quienes tampoco le hicieron oportunamente la prueba.

Foto: Periodicodelmeta.com

Foto: Periodicodelmeta.com

El virus tomó desde entonces una velocidad de contagio imparable. En un mes 679 contagiados, la tasa más alta del país. Casi la tercera parte de la totalidad de los presos, que son los 1.776 que permanecen en un complicado hacinamiento.

Foto: @diegonoticias

Foto: @diegonoticias

La cárcel de Villavicencio tiene capacidad para 899 personas y reúne a más del doble, repartidos en los patios Colombia y Santander, donde se presentó el primer contagiado. Este permanecía en la celda 8 destinada exclusivamente para adultos mayores, donde al parecer hay 20 más con el virus.

Foto: Video Noticias Uno

Foto: Video Noticias Uno

En cada celda hay cerca de 14 dormitorios de un metro y medio a dos metros cuadrados. Cubículos en los que duermen entre 3 a 4 personas, acostadas en el piso, en los pasillos, en camarotes o dentro de los baños. A cada alojamiento le corresponden tres sanitarios y una ducha, que pocas veces funcionan en su totalidad.

El protocolo elemental hace obligatorio el aislamiento de los contagiados, pero son tantos que pareciera imposible hacerlo en el propio establecimiento, con lo cual el brote no es fácil de detener y cada día registra nuevos casos, con números alarmantes como los 149 contagios del pasado 5 de mayo. Este 6 de mayo se sumaron 22 más.

Decenas de videos de presos muestran cómo quienes están contagiados conviven con quienes no tienen el virus. Aproximadamente en una celda de diez, hay al menos cuatro contagiados. En algunos casos, el INPEC ha optado por trasladar a cerca de 150 reclusos con coronavirus al antiguo pabellón de mujeres, que fue desocupado desde octubre de 2019, por el derrumbe de un muro de 260 metros.

Para tratar los síntomas, que van entre fiebre alta, pérdida del olfato y dolores en el pecho y cabeza, algunos presos preparan remedios caseros, con donaciones de iglesias cristianas y familiares. Agua de panela y aguas de yerbas son algunos de los paliativos.

Los presos, que están detenidos por delitos desde robos, sexuales hasta acciones políticas, temen perder la vida con el virus después de que hace tan solo dos meses sortearon el brote de tuberculosis. Además de Villavicencio, otros cinco penales en el país ya conviven con el COVID-19, que hasta el momento deja un saldo de 685 internos y funcionarios del INPEC contagiados.

 

Foto: Fundación Lazos de Dignidad

Foto: Fundación Lazos de Dignidad

 

Por el decreto de excarcelación del Ministerio de Justicia, el capitán (r) Miguel Ángel Rodríguez le ha otorgado la libertad a unos 3 presos y más de 8 han salido por terminación de la pena dentro de la cárcel de Villavicencio. Uno de ellos dio positivo para COVID-19 cuando ya estaba fuera, por lo que el alcalde de Villavicencio Felipe Harman desplegó un bloque de búsqueda para ubicarlo.El interno fue capturado nuevamente dos días después, cuando ya había tenido contacto con su familia.

Para frenar la salida sin verificación de contagio, el alcalde Harman publicó la resolución 053 de 2020 para apretar los protocolos de seguridad que los presos, a quienes se les conceda la posibilidad de pagar condena en sus domicilios para proteger la salud, deben cumplir.

Según el documento, el INPEC debe disponer del aislamiento y un equipo de guardias exclusivo para los casos confirmados que salgan del penal, con lo que se busca que el contagio no se expanda por la ciudad.

Le interesaría leer:

Itinerario de un desastre anunciado: 65 presos contagiados y tres fallecidos por COVID-19

 

-.
0
3002
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El mapa de la marihuana en Colombia

El mapa de la marihuana en Colombia

Huelga de Avianca al rojo: el tribunal de Bogotá declaró ilegal el paro

Huelga de Avianca al rojo: el tribunal de Bogotá declaró ilegal el paro

El INPEC perdió el control del COVID-19 en la cárcel de Villavicencio

El INPEC perdió el control del COVID-19 en la cárcel de Villavicencio

La mano del exfiscal Eduardo Montealegre en la JEP

La mano del exfiscal Eduardo Montealegre en la JEP