La caída de un showman de la política

"Sus electores querían un presidente que reflejara su mala educación y que fomentara un patriotismo mal infundado"

Por: Jamal Said
noviembre 09, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La caída de un showman de la política
Foto: Twitter @realDonaldTrump

Por estos días los ojos del mundo están puestos en Estados Unidos, y cómo no estarlo si vive allí una de las elecciones presidenciales más polarizadas de la historia. Joe Biden será el nuevo presidente, dejando de lado cuatro años de gestión de un showman de la política llamado Donald Trump, que viéndolo bien, amigos lectores, de mandatario no tiene nada. Este excéntrico hombre de negocios, amparado por el Partido Republicano, se ganó el afecto de una nación que vio en él sus deseos más reprimidos: el racismo, la supremacía blanca y los antivalores que posee la gente vulgar. En el fondo sus electores querían un presidente que reflejara su mala educación y que fomentara un patriotismo mal infundado, que enorgullece a los brutos más atrasados de la gran nación norteamericana.

No se sabe cómo el Partido Republicano le dio su aval a un tipo como Trump, no habiendo sido nunca servidor público, ni un gran conocedor de la política. Sin embargo, este se hizo con la presidencia, pero generando con su gestión una polarización que hoy vemos reflejadas en las actuales votaciones. Desde que es presidente le ha dado espacio político a la supremacía blanca, opacada tiempo atrás por gobiernos coherentes y aferrados en el verdadero progreso. Qué decir de la violencia racial que este radicalismo ha promovido, en donde gente inocente ha sido víctima de la policía y de simpatizantes republicanos obnubilados por el discurso de un loco que le dijo al mundo “primero américa”, para así convencer a una horda de lunáticos que hoy creen que están robando a su líder en unos comicios totalmente transparentes. Esto ha hecho Trump: exacerbar las pasiones de aquellos que en el fondo siempre han querido ver la intolerancia en el poder.

Joe Biden tiene una tarea muy dura: unir a los estadounidenses. Creo que él sabe que ese es el gran reto, porque como gran estadista comprende que Trump va a dejar una herida como la del racismo, sin olvidar que también ha encubado un macartismo que hoy persigue a todos los que no son republicanos. Guardando las diferencias, pues es lo mismo que se vive en nuestra república bananera, cuando vemos cómo el Centro Democrático trata de castrochavista a todo aquel que cuestione su forma de gobernar. Así está el mundo: dominado por tiranos que dicen respetar la democracia, aun cuando sabemos que en el fondo lo único que desean es la división y la violencia.

Celebro que Biden haya ganado, porque el mundo no necesita gobernantes intolerantes, sino estadistas que sepan manejar los vaivenes de un siglo lleno paradojas. Aquí andan diciendo, como vecinos chismosos, que es amigo de Petro, que va apoyar a las naciones socialistas y que va a tirar al piso los intereses estadounidenses. Puro cuento, amigo lector: la diferencia entre un demócrata y un republicano está en que el primero regula el capitalismo, mientras que el segundo da vía libre para el abuso monetario, pero en el fondo todos aman la riqueza y entienden que Estado Unidos de mandar en el globo terráqueo. Así que a esperar la posesión de Biden, y a preocuparnos por nuestras presidenciales en el 2022, sabiendo de antemano que no hay gente para salvarnos del caos en el que vivimos.

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El abogado gringo al que Álex Saab le confió su suerte

El abogado gringo al que Álex Saab le confió su suerte

Cambalache

Cambalache

El fin del acuerdo militar atinarco entre México y Estados Unidos

El fin del acuerdo militar atinarco entre México y Estados Unidos

Florida, California, Arizona y Texas devorados por el COVID-19

Florida, California, Arizona y Texas devorados por el COVID-19