Opinión

La bancarrota del régimen neoliberal

Las finanzas públicas quebradas entre exenciones y abortada la reforma tributaria por la protesta social solo quedan alternativas costosas y de difícil ejecución

Por:
mayo 11, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La bancarrota del régimen neoliberal
Solo queda la alternativa del endeudamiento externo, que presumiblemente se tendrá que contraer con intereses más altos de los que se venían pagando

No creo que Iván Duque se haya dado cuenta de que lo que le estallado en la cara es la bancarrota del régimen neoliberal en Colombia. Y digo “bancarrota” porque están al borde de la bancarrota las finanzas públicas del país.  Para evitarla su gobierno necesita desesperadamente nuevos ingresos precisamente en el momento en el que los ingresos fiscales se han desplomado, tanto por los efectos de la grave crisis económica nacional e internacional como por el severo recorte que sufrieron dichos ingresos debido a la contra reforma tributaria de 2019, que incrementó aún más las inicuas exenciones fiscales de las que gozan las multinacionales y las grandes empresas que aún son colombianas.

Caída de los ingresos que ha estado acompañada de un extraordinario incremento del gasto público cuyo principal rubro han sido las “ayudas” a dichas empresas realizadas en el mejor estilo neoliberal: a cambio de nada. O sea, de ningún beneficio distinto del de permitir que sus dueños y accionistas obtengan de nuevo ganancias cuando se reanude el ciclo de crecimiento económico. Por no exigir compensaciones ni siquiera se les exigió la plena sindicalización de sus trabajadores y el pago de salarios sujetos al índice de precios al consumidor. “Socialismo para ricos”, como lo definió Gabriel Jackson: “socializar las pérdidas y privatizar las ganancias”.

________________________________________________________________________________

No contento con este grandioso despilfarro, Duque ha autorizado la compra de  25 cazas F-18 por $14 billones que intensifica aún más la guerra con Venezuela

________________________________________________________________________________

No contento con este grandioso despilfarro, Duque ha autorizado la compra de  25 cazas F-18 por un costo de 14 billones de pesos, que no tiene más propósito en esta difícil coyuntura que la de intensificar aún más la guerra que ha declarado al gobierno de Venezuela. Guerra disparatada, guerra por cuenta ajena que, en vez de contribuir a resolver nuestros problemas económicos, los agrava. Es evidente que el desangre adicional  de nuestras finanzas públicas causada por este gasto descomunal contribuye al éxito de los planes del presidente Joe Biden que buscan reanimar su maltrecha economía. Pero no favorece para nada la recuperación de la nuestra que, en cambio, si se beneficiaría del restablecimiento de unas relaciones normales con nuestros vecinos, dada la complementariedad de nuestras economías.

Duque ha intentado escapar de esta trampa mortal con una reforma tributaria regresiva y con una ley destinada a concluir la tarea, emprendida al amparo de la Ley 100 de César Gaviria, de privatizar completamente nuestro sistema de salud pública. Y de reducir todavía más el gasto público en materia social. La impresionante movilización popular contra estos proyectos le ha cerrado el paso, al menos por ahora, a esta salida. Por lo que solo le queda la alternativa del endeudamiento externo, que presumiblemente tendrá que contraer con intereses más altos de los que se venían pagando debido al fracaso de la reforma tributaria y eventualmente del proyecto de ley sobre salud pública. Así como al hecho de que debido a cuatro décadas de despiadado régimen neoliberal apenas quedan bienes y recursos naturales de propiedad nacional, que pudiera ofrecer como garantía de los nuevos préstamos.

Existe otra alternativa, aparte de subir los impuestos a las multinacionales y las grandes empresas: cobrarle a los dueños de latifundios el impuesto predial que le deben a la nación desde que se apoderaron de ellos. Pero veo muy difícil que Duque se decida a cobrarlo, por lo comprometido que está con la densa red de bandas de paramilitares y sicarios que tanto han hecho por defender su gobierno en esta coyuntura de indignada movilización nacional en su contra. Esas bandas no salieron de la nada: las armaron y las mantienen quienes se han quedado a la brava con la mayor parte de las tierras de este país.

-.
0
2000
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Antonio Caballero, mi vecino

Antonio Caballero, mi vecino

La culpa fue de los afganos

La culpa fue de los afganos

La derrota de Biden en Afganistán

La derrota de Biden en Afganistán

¿A que espera?

¿A que espera?

El Imperio castiga la solidaridad

El Imperio castiga la solidaridad

Duque es incapaz de negociar

Duque es incapaz de negociar

El presidente es el responsable

El presidente es el responsable

Vuelve el glifosato

Vuelve el glifosato