Opinión

La aviesa arremetida contra el paro y la oposición

Una campaña siniestra apuesta a convencer a los colombianos y al mundo de que la desgracia de Colombia es la oposición a Duque y el paro que le inventaron

Por:
junio 04, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La aviesa arremetida contra el paro y la oposición
El Comité del paro y el caudal humano que se le sumó quieren diálogo, reformas, pero Duque no. Él quiere aplastar, someter. Foto: Leonel Cordero/Las2Orillas

Duque se refirió a los abusos policiales, reconociendo que sí se habían presentado, pero añadiendo de inmediato que estaban siendo investigados y que en todo caso no tenían el carácter de sistemáticos. Cada día es más claro que en nuestro país vivimos dos realidades, la virtual, en la que habitan las gentes de bien, y la de verdad, en la que vive la inmensa mayoría, aunque alguna parte de ella le coma el cuento a la primera.

El diario El Tiempo reseñó con detalle que Duque visitó el Chocó, en donde dialogó con autoridades locales, gremios y comunidad, poniéndoles en conocimiento las inversiones históricas en ese departamento. En infraestructura vial, educativa, deportiva, inversión social, beneficios para jóvenes, mipymes y comercio regional. La gente del departamento más pobre y abandonado de Colombia no lo ve, pero el Presidente se lo descubre.

Por estos días se cumple una campaña masiva de los grandes medios de comunicación que apunta a pervertir la realidad de lo que está ocurriendo. Todo se calcula con precisión para demostrar que la culpabilidad del arrume de problemas que agobian al país recae en los hombros del Comité Nacional del Paro. Y de personajes políticos de oposición a quienes se adjudica directa o sesgadamente la concepción y práctica de cuanto ocurre.

Que los campesinos no tienen cómo sacar las cosechas y están sufriendo pérdidas millonarias por cuenta de los bloqueos. Que los insumos médicos y hospitalarios escasean en todo el país por la misma razón. Que miles y miles de trabajadores están perdiendo sus empleos por lo mismo. Que los empresarios de Colombia están quebrados por falta de materias primas o porque no pueden cumplir con los pedidos de sus productos. Que los enfermos están muriendo en las vías.

En otras palabras que la inhumanidad de los organizadores del paro, y la de sus patrocinadores desde el exterior, entre los cuales se cuenta desde luego Maduro, además de Rusia, China, las disidencias de las Farc y el ELN, es la responsable del caos en que se sume Colombia. Todos se hallan detrás de los vándalos que destruyen la infraestructura, incendian sedes judiciales, asaltan policías en los CAI, arrojan piedras y explosivos al Esmad.

La Procuradora General de la Nación abre por eso investigaciones disciplinarias contra reconocidos dirigentes políticos de la oposición, al tiempo que la Fiscalía General se lava las manos con su tesis de que los abusos policiales son competencia de la Jurisdicción Penal Militar. Nadie se ocupará realmente de los muertos por la Policía en represión de la protesta, ni de los malos tratos o las torturas, menos de los desaparecimientos. La gran prensa le baja el tono a eso.

________________________________________________________________________________

Nadie se ocupará realmente de los muertos por la Policía en represión de la protesta, ni de los malos tratos o las torturas, menos de los desaparecimientos. La gran prensa le baja el tono a eso

_______________________________________________________________________________

Al fin y al cabo la culpa la tiene el paro indefinido. Los indios esos que se vienen de sus resguardos donde viven bien y tranquilos, a formar el desorden en las ciudades bellas y limpias que tenemos. Las gentes de bien, esos empresarios de estratos altos que salen a la calle armados a dispararles a los manifestantes con claro apoyo policial, son exaltadas por la gran prensa como ciudadanos ejemplares que defienden la comunidad y las instituciones legítimas.

Las multitudinarias movilizaciones que se cumplen por todos los rincones del país, en sus ciudades y pueblos, en las que la gente expresa su inconformidad y sus reclamos al actual gobierno, dejaron de ser hace días hechos novedosos con los que se podían hacer portadas o encabezar noticias. Alguien dijo basta. La noticia importante es la marcha de las camisetas blancas que exigen el fin de los bloqueos y del paro ese que los tiene desesperados. La que apoya Uribe.

La realidad no es como nos la quieren describir los grandes medios, propiedad de los más poderosos grupos económicos. La verdad es que el país ha llegado a esta situación como consecuencia del pésimo manejo que le dio el actual gobierno nacional. Su idea clara desde un comienzo fue hacer cuanto estuviera a su alcance para acrecentar el enriquecimiento acelerado de los más pudientes, a la vez que destruir los Acuerdos de Paz y anular sus efectos.

Fue Duque quien desde un comienzo se propuso derrocar a Maduro, arruinando toda posible relación con Venezuela. Fue él, con la ayuda del exfiscal Martínez, el responsable directo del crecimiento de las disidencias, así como de su operación más allá de la frontera. Fue Duque el que expidió la reforma tributaria de 2019 que exoneró de impuestos a los grandes capitales, vaciando las arcas del Estado de manera tan rápida que lo dejó sin fondos.

Duque defiende el tratamiento salvaje a la protesta, exacerbando la rebeldía y la ira popular. El Comité del paro y el caudal humano que se le sumó quieren diálogo, reformas, pero Duque no. Él quiere aplastar, someter. Aunque se empeñen en hacernos creer lo contrario.

 

-.
0
1400
El mal ejemplo de la CAR-Cundinamarca con el Parque Ecoturístico Río Neusa

El mal ejemplo de la CAR-Cundinamarca con el Parque Ecoturístico Río Neusa

El ascenso de Camilo: de atender la tienda de su papá a ser el más grande de Hispanoamérica

El ascenso de Camilo: de atender la tienda de su papá a ser el más grande de Hispanoamérica

Perú: el Congreso decide si abre un proceso de destitución contra Pedro Castillo

Perú: el Congreso decide si abre un proceso de destitución contra Pedro Castillo

Julio César Turbay y Álvaro Uribe, una vieja relación que todavía pesa

Julio César Turbay y Álvaro Uribe, una vieja relación que todavía pesa

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus