La apuesta de seguridad en Santa Marta

Este pasó a ser un tema prioritario en la actual administración

Por: Lerber Lisandro Dimas Vásquez
abril 06, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
La apuesta de seguridad en Santa Marta
Foto ciudadmaravillosa.files.wordpress.com

Se parte de la base inicial de la categorización de las distintas formas de violencia (sabiendo que todas ellas traen consigo una consideración negativa); pero se advierte, como lo ha expresado el profesor Rafael Grasa, que: “el conflicto es connatural al ser humano y, según como se resuelva, puede constituir una de las fuerzas motrices del cambio”. Así lo empezó a visionar y trabajar la administración distrital desde el 2012.

El tema de la seguridad urbana parte de un ejercicio analítico: el lugar donde se desarrolla, el ambiente de los partícipes, el tipo de arma utilizada y las consecuencias. Todos estos factores dan un plus que es importante para la toma de medidas y decisiones, de carácter restrictivo o de intervención social. La alcaldía es la primera autoridad del distrito y por ello, la percepción de seguridad y los reclamos, recaen sobre ella. Aunque es una responsabilidad compartida con los organismos de seguridad y defensa en el territorio.

Al cierre del año pasado, Santa Marta logró avances importantes en esta materia, pero estas mejoras, no se dan por sí solas. Parten de un ejercicio plural y partitivo de conocimiento del entorno, de las dinámicas sociales y territoriales y de las afectaciones a la seguridad en las que la ciudad ha sido expuesta. En el 2014 Santa Marta salió de la deshonrosa lista de las ciudades más violentas: estaba en el puesto 29 entre las 50 más violentas del mundo. Un logro indiscutible de la administración distrital pasada.

Se creó la Policía Metropolitana y con ello, se aumentó el No., de efectivo en la ciudad, 1 200 –hoy se tiene un policía por cada 340 habitantes- que operan en 50 cuadrantes-: el promedio según la ONU es de 1 por cada 459 habitantes. Se invirtieron $1 067 (millones de pesos) en la dotación de parte automotor para la policía Metropolitana; se donó un lote de 52.000 m² por valor de $ 3.500 (millones de pesos) para la construcción del nuevo comando. La administración pasada recibió 43 cámaras que fueron instaladas en el 2008 –obsoletas- y entregó 258 cámaras en HD., que alcanzan una cobertura de 1 854 habitantes por cámara; se creó la Consejería de Convivencia y Seguridad y dentro de ella el Observatorio Distrital de Seguridad y Convivencia, quien hace un trabajo minucioso análisis, monitoreo y estudio de todas las afectaciones a la seguridad y a la convivencia en el distrito; se desarrolló la APP. Vecino Alerta; se invirtieron $ 450 (millones de pesos) en el pago por recompensas a la Policía, Ejército y CTI.

Se invirtieron $ 706 (millones de pesos) a la Policía Metropolitana (logística, publicaciones, alimentación y hospedaje); se articuló la inteligencia operativa y judicial con la operación Troya Tayrona, para enfrentar las bandas criminales; se priorizó con el Gobierno Nacional y se hizo entrega al MinInterior el proyecto de Fortalecimiento del Plan Nacional de vigilancia por cuadrantes presentado por la Mesan., aquí la alcaldía no puso recursos pero fue garante y gestionó; se adoptó la medida del parrillero hombre (decreto 273 del 14 de noviembre de 2013).

Todas estas medidas, inversiones y esfuerzos están trayendo sus recompensas: en los últimos tres años Santa Marta es la ciudad que más ha reducido las tasas de homicidios (65 %); de los 50 cuadrantes -en 13 no hubo homicidios-; se redujo la extorsión en 56 %, el hurto a automotores en -40 %, el hurto a motocicletas en -27 %, el hurto a personas en -18 %, el hurto a residencias en -18 %, el hurto a comercio en -20 %, en un 200 % el hurto a entidades financiera y 0 % a la piratería terrestre.

Sin embargo, todos estos logros contrastan con la percepción de seguridad que tienen los habitantes. Puede que la seguridad este bien y avance, pero algunas situaciones violentas disparan el miedo colectivo y el recuerdo de situaciones históricas violentas y, esta dinámica compleja, desempeña un papel muy importante a la hora de validad la seguridad por la sensación cargada de contenidos vinculados con un hecho violento de gran impacto, como el paro armado decretado por los Urabeños; que en teoría no tendría razón para una afectación como la que tuvo. Eso seguro tendrá a muchos pensando que el orden público se disparó, pero fue un acto irresponsable que corrió por las redes sociales. Claro que tampoco se desconoce el impacto y el primitivismo del hecho.

Esto es lo que desde las ciencias sociales se conoce como “mapas mentales” que es la recreación de un hecho violento con la imagen que las personas han creado; es decir: se reproduce, en este caso, la época violenta. El doble homicidio en el Cisne el 30 de marzo, encendió las alarmas y la difusión casi masiva del supuesto paro armado puso a la ciudad sobre una cuerda muy delgada. Solo que este condicionamiento no les permitió a muchos ser consecuentes frente a dos hechos importantes: a) no tenemos a los Urabeños como estructura armada con control territorial y prácticas militares sostenidas en el territorio y b) el paro se decretó –en caso de su validez- para el 31 de marzo; no para el 1 de abril, como en efecto algunos sectores lo hicieron.

El famoso paro armado hizo pasar casi desapercibida la inauguración de la tercera etapa del Sies –Sistema Integrado de Emergencia y Seguridad-; que incorporó, 163 nuevas cámaras de vigilancia que serán monitoreadas por agentes de la Policía Metropolitana para un total de 258 cámaras, las cuales alcanzan una tasa de cobertura de 1 854 habitantes por cámara, incrementando en un 600 % el número de cámaras recibida en el 2012.

Los ciudadanos no pueden olvidar que generalmente algunas actuaciones criminales se mantienen en el tiempo, como los hurtos, los robos y que en algunas épocas, por más acción policiva y estrategias distritales que existan, se disparan y esto aumenta los resultados estadísticos y genera una percepción de seguridad equivocada. Santa Marta no es un remanso de paz –ninguna ciudad lo es- pero no se puede desconocer los logros adquiridos en este proceso, que como tal, lleva su tiempo y evaluación. La administración no desconoce ninguno de los problemas, en materia de seguridad, que aquejan al distrito y trabaja día a día para mejorar.

Ahora bien, el éxito de toda política pública de seguridad y cualquier medida que se tome, parte de una relación participativa: no solo importa lo que se hace, sino también como se hace y aquí el llamado es al aporte ciudadano responsable. Por eso, el distrito formula y construye su PISCC –Plan Integran de Seguridad y Convivencia Ciudadana- y le da continuidad, a todo el legado que en materia de seguridad que recibió con el fin de consolidar los buenos resultados. Este plan tiene sus ejes –en formulación previa-. En los temas de seguridad, que comprometen a este escrito, están: seguridad, convivencia, paz y posconflicto, política distrital de seguridad, Santa Marta, más segura, sistema distrital de justicia y ruta para el posconflicto.

Finalmente, el distrito es consciente de la interacción continua que tiene en el espacio rural y urbano y trabaja para que esto no limite o facilite determinadas acciones que modelen nuestra ciudad. Santa marta le dijo adiós a la violencia y cualquier práctica que se dé, de manera opuesta, será tomada con toda la contundencia que amerite. La comunidad samaria debe estar tranquila y confiar, no solo en los órganos de seguridad y defensa, sino en el distrito que consolida las buenas prácticas, las lecciones aprendida y que le aporta a una Santa Marta más segura.

 

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
1464

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
La extraña presencia del abogado de Álvaro Cotes en la audiencia de imputación del ex y el alcalde de Santa Marta

La extraña presencia del abogado de Álvaro Cotes en la audiencia de imputación del ex y el alcalde de Santa Marta

Los Cotes de Santa Marta habrían pedido a paramilitar que enlode al exalcalde Carlos Caicedo

Los Cotes de Santa Marta habrían pedido a paramilitar que enlode al exalcalde Carlos Caicedo

Presión judicial a Duque para que escoja alcalde de Santa Marta

Presión judicial a Duque para que escoja alcalde de Santa Marta

Nota Ciudadana
Se cayó la oligarquía samaria

Se cayó la oligarquía samaria