Karen Abudinen y su cruzada para que nadie obligue a trabajar un niño

La barranquillera directora del ICBF quien despacha en la calle activó una linea 24 horas para recibir denuncias con las que espera salvar 4000 niños

Por:
febrero 27, 2018
Karen Abudinen y su cruzada para que nadie obligue a trabajar un niño

Lleva cerca de cuatro décadas repitiendo su apellido cada vez que alguien lo pregunta...Abu que ? ...”A-bu-di-nen...” explica sonriendo esta barranquillera que parece una catarata de ideas cuando apenas toma el hilo de la entrevista.

Karen, es hija, nieta y bisnieta de emigrantes que se asentaron en el norte de Colombia y que aprendieron a trabajar con lo poco que tenían .Gabriel, su abuelo le enseñó a sus padres y padre y madre a su hija que lo que se empieza se termina y que al mundo se vino a servir, no a que nos sirvan .

Karen se preparó a fondo desde el colegio, luego en la universidad para administrar las cosas de la familia pero en secreto rumió siempre el deseo infinito de cumplirle al abuelo Gabriel la promesa de servir y cuando pudo soltó la frase que los suyos no querían escuchar...”Quiero ser servidora pública !!!”. Fue el instante en que se marchó a Washington a estudiar después de graduarse en la Universidad del Norte como abogada y en un ascensor, haciendo una maestría en la Universidad de Georgetown, se cruzó con el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo de ese momento, el uruguayo Enrique Iglesias.

Sin saber bien de quién se trataba le contó en el tiempo en que se tarda en descender el ascensor las cosas que hacía y que quería hacer. Cuando se abrió la puerta y le soplaron que aquel,señor alto y elegante era quien era lo siguió hasta su coche. Karen, que llevaba semanas intentando comunicarse con él y como si se tratara de una película se colgó de la ventanilla para pedirle una audiencia, la misma donde el banquero la contrataría y la convertiría en una de sus funcionarias estrella. En el BID trabajó seis años en temas de reforma a la justicia y proyectos sociales para Latinoamérica, le fue también que terminó en el Banco Mundial manejando esos mismos temas .

De regreso a Colombia decidió apostarle a su ciudad Barranquilla y fue fichada como secretaria de Gestión social de la entonces alcaldesa Elsa Noguera. Karen tardó poco en lograr que la ciudad la identificara como líder de un sector estratégico en medio de una cuerda de Neo figuras caribes encabezadas por Noguera .
Pasó fugazmente por el ICBF en Bogotá como directora de primera infancia y dejó huella, la misma que recorre hoy al frente a la dirección general de esa entidad .

Alejandro Char la invitó a hacer parte de su administración actual como secretaria de Educación y en una gestión que todavía resuena continuó una de las cruzadas educativas más exitosas que ciudad alguna halla emprendido en Colombia. Barranquilla le da a sus niños en los colegios públicos la educación que tienen los estudiantes de los privados. El método Singapur, el bilingüismo y la calidad que se refleja en las pruebas saber demuestran que esta joven sabe para donde va y para donde quiere que vaya ese sector .
Todavía se recuerda en la ciudad el acto de despedida que le hicieron los propios maestros y rectores de los colegios públicos de Barranquilla...” la prestamos...es nuestra...” le dijeron al presidente Santos con un grito tan fuerte que muchos sienten que se oyó en Bogotá.

Así ha sido la vida reciente de esta joven mujer que habla con toda la cara y que conecta en segundos con la gente .Las cosas se le ocurren de pronto y cuando se enciende en su cabeza una idea su equipo tiembla porque saben que por donde mete la mano pasa el cuerpo .

Karen Abudinen Abuchaibe está en algo grande. Hace un semana inició una inmensa cruzada que busca sacar de las calles a los niños que trabajan y como directora del Bienestar Familiar ideó con su equipo una campaña que trata de no ser una más....”Se que ésta es una oportunidad única para lograrlo. Entiendo el fenómeno sociocultural y tratar de erradicarlo es imposible en una sociedad donde muchas veces se subsiste...”

Karen empieza con esta sentencia que ahorra tiempo. Se trata, me explica, de una operación que logre que los niños hagan lo que tienen que hacer, estudiar y divertirse y que sus padres no sean perseguidos sino convencidos de que los pequeños deben estar donde deben...”Para ello vamos a darle oportunidades para que mientras ellos trabajan sus hijos sean protegidos por nosotros”.


La campaña aspira a que 4000 niños dejen las plazas de mercado y no sean utilizados para pedir limosna

“En Corabastos en Bogotá donde se inició la campaña de madrugada nos recibieron con los brazos abiertos y nos despidieron con besos. Allí vamos a instalar una guardería para que los padres que llegan a las tres de la mañana a buscar su sustento dejen a sus hijos con nosotros antes de ir al colegio”.

La ecuación es simple, mientras los padres tengan alternativas sus hijos tendrán oportunidades y así lo entiende esta funcionaria que se contextualiza con las realidades, no riñe con ellas y se monta en la cresta de la ola de la actualidad para buscar soluciones .

Abudinen caminó durante las últimas dos semanas medio país gritando, cantando, hablando con todo el que se cruzará en su camino y convenciendo al que no lo estaba de que el problema del trabajo infantil es un problema y que la solución la tenemos todos .

Entendió que los semáforos de las principales ciudades de Colombia son la sala cuna del fenómeno y que es allí donde ella debía pararse como lo hacen muchos que alquilan niños para ponerlos, por cuenta de los complejos de culpa de una sociedad, a lograr monedas fáciles que terminan en los bolsillos de alguien a quien le importa poco o nada el riesgo, el humo y las necesidades de los menores .

“Con una paleta informativa que consigna el número de un móvil para Wasapear, yo misma y con el semáforo en rojo como lo hace el explotador hice lo contrario. El ejercicio lo craneé una tarde entera en la que me senté en un andén a observar cómo funcionaba el negocio”, explica tranquila que logrará lo que antes no se ha podido en el instituto .

La dinámica la ha llevado a las principales ciudades del país y hoy hay más de 500 niños recuperados y sus padres concientizados y con oportunidades para que no repliquen el fenómeno que devasta e interrumpe a una sociedad . Karen espera que antes del 7 de agosto, su fecha de caducidad en el Instituto, tengan 4 mil salvados de un monstruo que devora ilusiones .

Así son las soluciones a los problemas de esta joven que sonríe todo el día así este frente a una tragedia, porque ella sabe que en Colombia los problemas no se solucionan, se administran .“Pronto nos meteremos en otros temas tan grandes como este donde necesitaremos de todo el mundo porque aquí yo soy solo una parte de un rompecabezas...El resto de las piezas las tiene el país entero” dice al retirarse de la mesa donde elaboramos esta entrevista.

Es solo en ese momento en el que advierto que en su mano izquierda lleva la paleta informativa, tiene marcado un SI en la palma de la otra y tiene puesto un chaleco de la entidad a la que rige que creo, se convirtió en su piel.

-Publicidad-
0
1296
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Maternidad social y malestar familiar

Nota Ciudadana
La travesía para poner una denuncia en el ICBF

La travesía para poner una denuncia en el ICBF

La maestra de Aguachica que quieren matar por evitar que sus alumnos pasen hambre

La maestra de Aguachica que quieren matar por evitar que sus alumnos pasen hambre

Esto no es un juego: La niña de 10 años que tuvo un bebé

Esto no es un juego: La niña de 10 años que tuvo un bebé