Jugué mi corazón
Opinión

Jugué mi corazón

…“jugué mi corazón al azar y me lo ganó la violencia”, es lo que dice al comienzo esta fascinante novela. Como Arturo Cova, jugamos todo el tiempo el corazón al azar

Por:
abril 25, 2024
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.

En Sogamoso hace frío soleado, es 22 de abril de 1922 y José Eustasio Rivera que trabaja en cuestiones gubernamentales se encuentra en su hostal, quizá sobre la cama o en un pequeño escritorio, o incluso en la recepción tomando chocolate.

Allí, en un cuaderno de contabilidad, uno de esos aburridos de hojas amarillentas y rayitas azules, un cuaderno de poca alma en el que bien pudieron haber quedado solo restos de sumas y multiplicaciones para envolver y tirar, empieza a escribir La vorágine; su personaje Arturo Cova, ficción como todas las realidades, ha sido desde el comienzo dejado al destino, “vagabundo como los vientos” para que se “extinguiera como ellos, sin más que ruido y desolación”.

Igual que ocurre con Don Quijote de la Mancha o Ulises, en el caso de La vorágine ahora que se cumplen 100 años de su publicación y el país la celebra como una de las obras de carácter literario, antropológico e histórico más trascendentales de sus tiempos escritos, todo el mundo dice haberla leído; por partes eso sí, en el colegio, hace mucho, pero mucho tiempo. Todo el mundo es obviamente una exageración, pero a veces, o casi siempre, vale la pena exagerar.

Si no la ha leído todavía, no se la pierda; es algo parecido a encontrarse gratis con la posibilidad de un viaje a la luna, una lámpara de Aladino

Lo cierto es que si fue de ese modo o si no la ha leído todavía, no se la pierda; es algo parecido a encontrarse gratis con la posibilidad de un viaje a la luna, una lámpara de Aladino, una odisea de peyote con el destino y la compañía que uno elija.

En mi caso volví a leerla hace poco, la terminé asombrado de tanto poder literario en Dallas, ciertamente otra selva, esta de autopistas y casualidades como todas las junglas, y la dejé allí en otras manos valiosas para que siguiera su camino y abra posiblemente otros caminos.

…“jugué mi corazón al azar y me lo ganó la violencia”, es lo que dice en el comienzo esta fascinante novela. En últimas, igual que Arturo Cova, lo único que hacemos es jugar todo el tiempo el corazón al azar. De qué serviría tenerlo si no es para ponerlo en una ruleta, darle vueltas, y ver donde cae o dónde estalla.

....

RIVERA, José Eustasio. La vorágine (manuscrito). 1922. (Ubicado en la Sala de Seguridad, pertenece a la Sala Fondo Antiguo en Raros Manuscritos, Nº clasificación: RM 617). Biblioteca nacional de Colombia.

Sigue a Las2orillas.co en Google News
-.
0
No más impuestos en Bogotá

No más impuestos en Bogotá

Amazonas

Amazonas

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
--Publicidad--