Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones

Un recuerdo de José Cardona Hoyos a 30 años de su muerte

Vilipendiado por sus propios compañeros de lucha y testigos de la verticalidad de sus ideas, fue expulsado del Partido Comunista y luego asesinado

Por: José Cardona Jiménez
Mayo 10, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Un recuerdo de José Cardona Hoyos a 30 años de su muerte
Foto: elespectador.com

Quienes lo conocieron podrán afirmar que a José Cardona lo acompañaron siempre la fogosidad y la verticalidad en la defensa de sus ideales; la inteligencia, la cultura y una sincera lealtad y camaradería.

Personalmente rindo homenaje a mi mamá, en su más decisivo respaldo a lo largo de su vida; ella fue quien se puso al frente del hogar durante los años más duros de persecución política, solventando económicamente la manutención y la educación de los hijos.

Desde joven la violencia siempre rondó en su vida. Cuenta un amigo suyo que en plena violencia en Sevilla su pueblo, un gobernador de la época de apellido Borrero Olano encargó a un sicario llamado Marcos Granada para asesinar a mi papá. Pero este señor en vez de hacerlo prefirió alertarlo y facilitarle el transporte para que huyera, pues según sus propias palabras no podía matar a un hombre tan inteligente. Debió entonces trasladarse a Cali donde muy a pesar de sus convicciones políticas fue nombrado fiscal y luego magistrado del Tribunal del Trabajo. Luego se convirtió en un perseguido y acosado por los organismos de seguridad del estado que en ese entonces se llamaba SIC ( Servicio de Inteligencia Colombiano) pues mantuvo vivo en el Valle el aparato del Partido Comunista y su único órgano periodístico Resistencia.

Su labor en el concejo de Cali en el período 1970- 72 es especialmente recordada por sus contendores políticos como el Dr. Carlos Holguín Sardi. La Anapo había sacado 10 concejales, aliados con JCH hacían 11 y mayoría en el cabildo, lo que presagiaba un mandato complicadísimo para el Dr. Holguín Sardi entonces alcalde de Cali. El don de gente, el tacto político de José Cardona convencieron al líder de la ANAPO a trabajar por el municipio y sus gentes así fuera colaborando con la administración municipal. El resultado: una de las más brillantes gestiones político administrativas que recuerde la ciudad. Se modernizaron las empresas públicas se llevaron los servicios de agua, energía y teléfono a vastos sectores populares. Se construyó el anillo vial con sus pasos elevados, se legalizaron barrios populares construídos en ejidos, arrebatados a latifundistas y se realizaron con todo esplendor los juegos panamericanos. Hago énfasis en ésta época y en éste hecho porque mi papá dio la lección de lo que sería su ideal político: convivencia nacional, buscar los puntos de convergencia y no los de divergencia. Este cabildo fue testigo, además de un histórico abrazo de reconciliación entre CARDONA HOYOS y quien había sido uno de sus más tozudos perseguidores como director del SIC, el sr Carlos Muñoz Paz. Allí nació una amistad que se cultivó entre acuerdos del cabildo y proyectos de ley en el congreso. Y fue en ese escenario donde libró fogosas batallas por la defensa de los derechos humanos, contra la violencia y en defensa de los pobres del país. Cito sólo la magistral pieza oratoria del debate al general Camacho Leyva denunciando la tortura y violaciones a los DD.HH. cometidos sobre todo contra los miembros del M- 19. Esto a pesar de sus divergencias ideológicas con dicha agrupación.

Como abanderado del anti-sectarismo entendió en su debido momento que la lucha guerrillera no podía seguir siendo un camino de violencia hacia el poder. Propugnó por otras formas de lucha y por la honradez y la verdad, pero sobre todo por la paz y la democracia. Vilipendiado por quienes habían sido sus compañeros de lucha y testigos de la verticalidad de sus ideas durante más de 30 años fue expulsado del partido comunista.

Con la paciencia y entereza que lo caracterizaron siempre, y a pesar de los años y de las amenazas contra su vida se dedicó a construir el Partido Revolucionario Colombiano y a editar el periódico RUMBO POPULAR acompañado de sus inseparables compañeros Alberto López y Héctor Herrera. Al mismo tiempo se dedicó a escribir el libro RUPTURA que causó una verdadera conmoción en el seno de la izquierda colombiana por las denuncias planteadas en él y por la calidad humana de quien desde la misma carátula consignó " una camarilla corroe al Partido Comunista Colombiano. En éste libro expuso sus diferencias con miembros de la dirección del partido que defendieron la combinación de todas las formas de lucha. Fue mi padre hace 30 años desde su posición de líder comunista quien por PRIMERA VEZ se opuso a la lucha armada, por el momento que vivía Colombia, y llamó a la desmovilización de los miembros de la insurgencia con el pedido de reintegración de sus militantes a la vida civil y a la actividad política. Con una convicción muy grande defendió dentro del partido la tésis que la política de paz no era la simple ausencia de los enfrentamientos armados y que ésta no se daría sin superar las ominosas circunstancias económicas, sociales y políticas que venían sufriendo los colombianos. Por eso lo mataron.

Hoy que pronto se firmarán los acuerdos de paz, sus victimarios acogen las mismas tesis para desmovilizarse y yo creo firmemente que es lo mejor que puede pasarle a nuestro país. Apoyo todo gesto de paz. Se deben respetar las vidas de los guerrilleros y se deben crear garantías para su posterior actividad política. No me mueve ningún rencor. Sólo pido de los dirigentes de las Farc reconocer como un error haber matado a un demócrata, a un político comprometido. ¿Cuántos muertos nos habríamos ahorrado si hubieran puesto en práctica sus ideas?

Esto debería ser un asunto del pasado y no lo es. No lo será mientras no se reconozca, se asuma y se corrija. Estos actos abarcan a los autores materiales e intelectuales pero también a una cultura del rumor y la complicidad. Un mecanismo establecido y apoyado no sólo por los autores sino por muchos otros que no sólo han reproducido rumores, han segregado a luchadores, han señalado falsamente y luego han doblado la página enterrando doblemente a las víctimas de su compromiso con las luchas populares y de su presencia para los seres queridos. Quienes así han actuado son sin duda enemigos del pueblo.

Hoy espero que nuestra patria se reconcilie y encuentre el camino de la paz. Sería el mejor homenaje para mi papá: un hombre limpio, diáfano, que supo brillar con luz propia.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Publicidad
0
486

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Discriminación, vuelve y juega

Discriminación, vuelve y juega

Un médico en Cali éxige que las aspirantes al cargo de médica cirujana sean de piel blanca.
Video: Los 37 exguerrilleros que ahora son Javerianos

Video: Los 37 exguerrilleros que ahora son Javerianos

En Cali el rector de la U, el Alcalde y empresarios entregaron los primeros cartones a excombatientes del bloque dirigido por Pablo Catatumbo
Teatro hecho por mujeres en Cali

Teatro hecho por mujeres en Cali

Empezó el III Laboratorio de Creación Teatral
La tendencia en Cali va por Angelino

La tendencia en Cali va por Angelino

La última encuesta muestra al ex vicepresidente con una intención de voto del 29%, siete puntos por encima de Armitage