JFK de Oliver Stone: la película que ayudó a desclasificar archivos del asesinato de John F. Kennedy

En 1991 se estrenó el filme que contradecía el informe de la comisión Warren y ponía en entredicho la versión oficial de los hechos

Por: Edwin Gutiérrez Barrero
octubre 31, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
JFK de Oliver Stone: la película que ayudó a desclasificar archivos del asesinato de John F. Kennedy

JFK, una película conspiracionista estrenada en 1991 por el director de cine Oliver Stone ayudó a que el congreso de los Estados Unidos aprobara la Ley de Registros John F. Kennedy firmada por el presidente George Bush el 26 de octubre de 1992 y que estableció que todos los documentos relacionados con la investigación del asesinato del presidente debían ser desclasificados 25 años después. Salvo razones de seguridad nacional que podría haber considerado el presidente Donal Trump, este plazo se debió cumplir el pasado jueves.

En efecto, fueron desclasificados 2891 documentos, el 53 % en su totalidad y el restante con algún tipo de censura. Si bien es cierto que muchos de los archivos no están relacionados de manera directa con la investigación, si agregan algún tipo de contexto. Algunos dejan conocer por primera vez lo que habría sido la reacción de la Unión Soviética con respecto a este magnicidio.

El asesinato de John F. Kennedy ha sido considerado por la revista Time como el crimen del siglo XX. Antes del medio día del 22 de noviembre de 1963, el presidente de los Estados Unidos aterrizó en Dallas, Texas a bordo del Air Force One para cumplir un compromiso en el edificio de la Lonja del Comercio ubicado en el centro de la ciudad.

En el auto que lo transportaba —un Lincoln X-100, sin la capota de plástico que habitualmente lo protegía— iba también su esposa Jacqueline Kennedy, el gobernador Connally y su esposa, el agente de Servicio Secreto, William R. Creer, y Roy H. Kellerman.

Ingresaron a la plaza Dealey y avanzaron por la calle Houston hasta la intersección de la calle Elm, allí debieron disminuir la velocidad para girar a la izquierda. Luego de cruzar, el auto quedó justo en frente de un edificio denominado depósito de libros escolares de Texas.

 

El asesinato

A las 12:30 se escuchó un primer disparo que se desvió e impactó la acera de cemento hiriendo en la mejilla a James Tague, esto fue captado por Abraham Zapruder con una cámara de video. Tres segundos después se escucha el segundo disparo, esta vez impactó al presidente Kennedy por la espalda y salió por su garganta, se observa cuando se llevó la mano a su cuello y se desvaneció. Su esposa trató de auxiliarlo mientras ponía en advertencia a los demás tripulantes del vehículo. En ese momento, mientras el gobernador Connally saludaba a la gente, también fue blanco de un disparo en la espalda.

Un tercer disparo impactó la cabeza del presidente, la herida parecía mortal. Los agentes del servicio secreto ordenaron emprender la marcha hacia el hospital Parkland Memorial donde fue atendido de forma preliminar por el doctor Malcom Perry quien le practicó una traqueotomía y en compañía de dos doctores más iniciaron labores de reanimación.

Todos los esfuerzos médicos por salvar la vida del presidente resultaron inútiles. Un sacerdote se encargó de suminístrale los santos oleos y hacia  la 1:00 p.m., William Clark, medico neurocirujano, declara la muerte de John F. Kennedy, el cuarto presidente de los Estados Unidos en ser asesinado.

 

La autopsia

Una vez se conoce la noticia del fallecimiento del presidente de Estados Unidos, el vicepresidente y Jacqueline Kennedy se dirigen hacia Washington a bordo del avión presidencial en compañía del cadáver. Hacia las 6:00 de la tarde abandonan el aeropuerto con rumbo al Centro Médico Naval Nacional de Bethesda en el estado de Maryland.

Estando allí, el cuerpo de Kennedy fue sometido a rigurosos exámenes por parte de tres médicos forenses que buscaban determinar la causa de la muerte y la trayectoria de los proyectiles. El FBI realizó un informe sobre la autopsia pero misteriosamente muchas fotos y radiografías tomadas durante el proceso desaparecieron.

Según el informe patológico, la bala que impactó la cabeza produjo enormes daños cerebrales que acabaron con su vida. El funeral de John F. Kennedy fue el 25  de noviembre, antes de esto su cadáver fue exhibido para que los ciudadanos le dieran un último adiós. A este evento asistieron representantes de más de 90 países incluyendo la Unión Soviética.

 

Investigaciones

Una vez ocurrió el atentado, es detenido el primer sospechoso; se trataba de Lee Harvey Oswald, un exmarine que trabajaba en el edificio de depósito de libros desde donde se presumió inicialmente que salieron los disparos. Dos días después de la detención, fue asesinado por Jack Ruby en el momento en que se disponían a trasladarlo a interrogatorio.

En un principio Oswald fue el principal sospechoso del crimen y todas las miradas apuntaron a que era el único culpable. Hace 39 años un comité denominado Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos, determinó que en efecto él había sido el culpable, pero, el plan para matar al presidente presuntamente obedeció a una conspiración aunque no quedo claro quienes estuvieron involucrados.

La primera investigación policial fue realizada por la policía de Dallas. Fueron quienes recogieron las pruebas y evidencias directamente en el lugar de los hechos. Una vez tomaron este material, al jefe se le ordenó que enviara los resultados de las pesquisas al FBI.

Una vez el material quedó en poder del FBI este se tardó tan solo 17 días en entregar un completo informe a la comisión Warren. Según el FBI, hubo tres disparos, el primero impactó el cuello del presidente, el segundo hirió al gobernador y un tercero que determinó la muerte del presidente de los Estados Unidos. Esa misma investigación indicaría que el único responsable fue Lee Harvey Oswald.

El informe del FBI es usado entonces por la comisión Warren. Esta comisión fue designada por el nuevo presidente Lyndon B. Johnson y tenía la misión de investigar las causas, motivos y responsables del asesinato de Kennedy.

El informe de esta comisión de investigación concluyó que se hicieron solo tres disparos y fueron hechos desde el edificio denominado depósito de textos escolares de Texas. De igual forma, concluye que la misma bala que hirió a Kennedy por primera vez también impacto al Gobernador Connally.

La comisión Warren también determinó que quien disparó en las tres ocasiones fue Lee Harvey Oswald, acusado de asesinar a un policía 40 minutos después del atentado contra el presidente. Finalmente, entre otros aspectos, afirma que ningún agente del gobierno actuó conspirativamente para llevar a cabo el atentado, de igual forma, se dice que Oswald fue el asesino único, por tanto concluye que ejecuto el asesinato solo.

 

Las dudas

Una vez conocido el informe de esta comisión, la gente no quedó satisfecha pues muchas dudas siguieron sin resolverse. Una de ellas es la poca certeza que se tenía acerca de si Oswald había actuado solo u obedecía órdenes de otras personas. La teoría de una conspiración para matar al presidente fue tomando fuerza debido al pasado de quien era considerado hasta ese momento su único asesino; esta persona había estado vinculada al partido comunista y a la Unión Soviética, pero, lo que causaba más suspicacia era el hecho de haber descubierto que este mismo personaje había estado ligado a los servicios secretos de Estados Unidos.

Otra gran duda se tejió en torno a la bala mágica. La opinión pública no podía creer que una sola bala hubiese tenido la trayectoria para impactar en dos ocasiones hiriendo al presidente y al gobernador al mismo tiempo.

En 1976 se estableció El Comité Selecto de la Cámara sobre Asesinatos, tres años después y con base en las pruebas existentes, determino que el asesinato de John F. Kennedy se debió a una presunta conspiración, aunque no determino los responsables. Este mismo comité se encargó de criticar de manera severa a los organismos de inteligencia de los Estados Unidos por la falta de rigor a la hora de llevar a cabo las primeras investigaciones que determinaron que el atentado lo había cometido una sola persona.

En 1996, en The murder of JFK: confession of an assassin, James Files confeso haber sido el autor del crimen. Aunque Oswald nunca pudo ser juzgado, siempre negó su participación en el crimen.

 

La película

En 1991, el director de cine Oliver Stone estrenó una película muy polémica que controvertía el informe de la comisión Warren y ponía en entredicho la versión que se había manejado hasta ese momento. "JFK", título del filme, se encargaba de hacer una reseña de la investigación que llevó a cabo el fiscal de Nueva Orleans, Jim Garrison, entre 1966 y 1968 y que vinculaba a altos funcionarios de los servicios secretos de Estados Unidos con el crimen.

La película se basó en dos libros: On the trail of the assassins de Jim Garrison (a su vez protagonista de la película interpretado por Kevin Costner) y Crossfire: The Plot That Killed Kennedy de Jim Marrs.

El reparto estaba compuesto por actores de reconocida trayectoria cinematográfica, entre los más destacados se pudó apreciar a Tommy Lee Jones, Joe Pesci, Gary Oldman, Donald Sutherland, Walter Matthau, Jack Lemmon, Sissy Spacek, Kevin Bacon,Vincent D'Onofrio...

Algunos investigadores han puesto en duda el rigor investigativo en que se basó la película, al punto que en la actualidad aún se pueden encontrar estudios que señalan errores en la producción de la cinta y que siguen creyendo en la teoría del asesino único a pesar de las múltiples evidencias que el tiempo se ha encargado de poner sobre la mesa para robustecer el argumento que Oliver Stone usó para desmentir al informe de la comisión Warren.

-.
0
3077
El ingrato final de una guerrillera vieja

El ingrato final de una guerrillera vieja

¿Pagaría 300 mil pesos por unos zapatos usados?

¿Pagaría 300 mil pesos por unos zapatos usados?

Los millones que ganan los dueños de las Concesionarias de carros en Colombia

Los millones que ganan los dueños de las Concesionarias de carros en Colombia

Hernán Peláez, el irrepetible que, como el vino, entre más añejo mejor

Hernán Peláez, el irrepetible que, como el vino, entre más añejo mejor

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus