Opinión

A Iván Duque lo están empezando a querer los colombianos de bien

Póngale la firma, en las próximas encuestas repuntarán Duque y Uribe después de reanudar la guerra contra el ELN y enfrentar a Maduro, el enemigo perfecto

Por:
enero 31, 2019
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
A Iván Duque lo están empezando a querer los colombianos de bien
A Duque le sentó de maravilla su apoyo a la intervención norteamericana para reencauchar su imagen. Foto: Instagram/ Iván Duque

 

Iván Duque le está cumpliendo a la gran mayoría de los 10 millones de colombianos que votaron por él. Después de un arranque flojo, en donde una abusiva reforma tributaria promete quitarle hasta la camisa a sus electores, después de demostrar su inexperiencia que raya en candor,  de su desprecio por la clase media y su agradecimiento a los tres empresarios que pagaron su campaña, terminó dándoles lo que más aprecian los colombianos berracos, los echaos pa’lante, los que no se dejan de nadie: acaba de prometer que le va a dar en la cara al comunista del Maduro. En el país de la alegría, en el país del Cantante del Gol  esto es suficiente Papá!!!

No han salido las encuestas de rigor pero pónganle la firma, acá hay repunte. Los uribistas purasangres, los que salieron el domingo 20 de enero no a llorar a los 21 policías vilmente asesinados por el ELN sino a celebrar la reanudación de la guerra, están de plácemes. A falta de un enemigo ahora tenemos dos. Ya no solo son las guerrillas comunistas, ahora está Maduro, el imbécil Maduro, el descartable Maduro, el hombre al que Raúl Castro trata por pura conveniencia, al que los rusos ya empiezan a darle la espalda, el odiado Maduro al que le vendría como anillo al dedo una guerra para cubrir con una cortina de esquirlas de granadas el hambre que hoy azota Venezuela.

Maduro es el enemigo perfecto. Venezuela se ha instaurado como una liendra en el cerebro de los colombianos de bien. Poco importa que, en menos de un mes, hayan caído 27 líderes sociales, que el fiscal sea un personaje cada vez más cuestionable, que no haya como mandar los hijos a la Universidad. Liberar a Venezuela es lo único que importa. Difundir el uribismo en toda Latinoamérica, esparcir en el continente una doctrina que hace al rico más rico, al pobre más pobre, un evangelio que desprecia al campo, que arma a los civiles, que acaba con cualquier responsabilidad del Estado para combatir la pobreza y le da plena libertad al latifundista a acaparar, impunemente, más tierras, resultó siendo la bandera que todos los colombianos de bien deben empuñar como un trabuco. Y con el trabuco te señalan y te dicen Eleno solo porque rechazas públicamente que un bombardeo de aviones rusos destruya cuatro manzanas del barrio El Poblado de Medellin.

 

Me preocupa la actitud de la gente en la Frontera.
Allá el ambiente de la guerra se siente como una fiesta,
con el fervor que se vive un Mundial de Fútbol 

 

Me preocupa la actitud de la gente en la Frontera. Allá el ambiente de la guerra se siente como una fiesta, con el fervor que se vive un Mundial de Fútbol. Esta mañana hubo rumores de movimientos de tropas en la Parada. Decían que carros blindados venezolanos habían entrado en ese corregimiento perteneciente a Cúcuta. En una inconsciencia que raya en la locura, los cucuteños celebraron en redes sociales que, al parecer, por fin empezaba la guerra. La ansiada guerra contra el comunismo que había prometido el uribismo desde la década pasada. La probable llegada de 5.000 soldados gringos a Colombia insuflaba de esperanza patriótica el corazón de mis paisanos. Decían en redes “aplastaremos a esos venecos de mierda en dos días”. Inexplicablemente olvidan que en 54 años de guerra el ejército colombiano fue incapaz de derrotar militarmente a unas Farc que atacaban con cilindros de gas, tatucos de hierro oxidado y burros bomba. ¿Si no pudieron contra unos campesinos pobremente equipados, que harán con los Sukoi rusos, con los drones de alta precisión chinos con unos soldados fanatizados ideológicamente capaz de dar la vida por la idea absurda de una revolución bolivariana que se cae a pedazos?

Si, en las próximas encuestas la popularidad de Duque se va a disparar. La de Uribe también. Le sentó de maravillas su apoyo a la intervención norteamericana. No importa la tradición de violadores que han tenido los marines en nuestro país. No importa esa vaina de la soberanía, esa vaina de la dignidad. La berraquera del uribismo solo se ejerce contra el petrista, contra el campesino que reclama, contra el sindicalista que exige, contra las víctimas y contra Venezuela.

El uribismo ha creado su guerra. Así mandará en los próximos cuatro años. Sálvese quien pueda.

-Publicidad-
0
76345
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
El violador también soy yo

El violador también soy yo

El día que Iván Duque creyó que podría ganarse el Nobel

El día que Iván Duque creyó que podría ganarse el Nobel

Cuando salieron a marchar con Popeye nadie militarizó la ciudad

Cuando salieron a marchar con Popeye nadie militarizó la ciudad

Qué patéticos se ven los pobres diciendo “Yo no marcho, yo produzco”

Qué patéticos se ven los pobres diciendo “Yo no marcho, yo produzco”

“Mátenlos de niños que de grandes serán guerrilleros”

“Mátenlos de niños que de grandes serán guerrilleros”

Los jóvenes en Cúcuta mataron a Ramiro Suárez

Los jóvenes en Cúcuta mataron a Ramiro Suárez

Una lesbiana jamás será alcalde en el país de Uribe

Una lesbiana jamás será alcalde en el país de Uribe

Pobres de Colombia, sigan votando por el que diga Uribe

Pobres de Colombia, sigan votando por el que diga Uribe