El legado de Irene Martínez

La historia de la niña Irene, la madre del bullerengue

Por: Jhon Edinson Medina Diaz
noviembre 05, 2014
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
El legado de Irene Martínez
acbia.wordpress.com

En los años 80, la niña Irene con su comadre, también la niña Emilia, recorren muchas partes del país, "las viejas" como se fueron dando a conocer en toda la costa caribe, en las fiestas de carnavales, eran insignia, un ingrediente que no podía faltar a la hora de estas celebraciones. Pasado un tiempo, ellas (Irene y Emilia), notaron el talento que ambas poseían y la aceptación de la gente con su música bullerengue, que optaron por separarse y crear su propio grupo, Irene quedó grabando con Los Soneros de Gamero mientras Emilia formó el de ella.

Esta separación trajo consigo muchos enfrentamientos, como quien dice; "partieron los pollos", se desmembró un dúo sensacional que se erigió en muchas partes de la región con la música folclórica y de doble sentido, generando así el inicio de una batalla campal entre las comadres y amigas de antaño por la autoría de varias canciones. La canción "Se vá, se vá", fue la manzana de la discordia, en la cual hasta las disqueras intervinieron. Dicha disputa, en muchos casos para la opinión pública era producto de iniciativa del señor Wady Bedran, el cual fungía como el directo de la orquesta Los Soneros de Gamero con el fin de crear publicidad para posteriormente adquirir más ganancias. Para este personaje Irene Martinez significó, lo mismo que representó el descubrimiento de América a los españoles. Irene siendo una mujer de casta campesina, iletrada, eso lo constata el desconocimiento de la fecha de su nacimiento por parte de ella, pero se cree que su nacimiento fue en la segunda década del inicio del siglo XX, acostumbrada a fumar, lo que hacía como comer las tres comidas al día. Viviendo con todos los rigores de la humildad y la sencillez que caracteriza a las provincias, se aparta de lo modesto y se enfila a la carrera como artista, a muchos viajes y giras Irene se sometió.

Irene por no saber escribir tampoco leer, le dio el poder de sus contratos a su manager y director, Wady Bedran, que  la sometió a una agenda complicada de compromisos, incluso se cree que no se le pagaba lo justo, en su familia desconocían sobre el tema de la orquesta, no sabían mucho respecto al tema del salario que le correspondía a la sexagenaria artista; para defender sus derechos. A Irene le tocaba atender muchas veces, extensas y extenuantes jornadas de trabajo, Wady Bedran, constantemente en la gira le daba licor en todo instante.

Este método se utilizaba para "animar a la vieja" a que cantara más y mostrara mucho furor bailando y "se espelucara", con eso alegrar al público -se comentaba-. Los excesos de alcohol acompañaban a Irene en su carrera de cantante. Como fue a finales del mes de Octubre del año 1987(Aproximadamente) en una caseta en ese entonces conocida con el nombre "la estación" en el municipio de Arjona, Irene estaba cantando borracha, " prendía" con una enorme "juma"(embriagada) que termino defecándose en la tarima, pues su cuerpo no se pertenecía de la cantidad de ron que le proporcionaban para "animarla". Ser artista a Irene no le cambio tanto la vida, solo se le vio que su "rancho" se le hizo una mejora. En otros aspectos no se notó. En los viajes se transportaba hasta en tractores y la tenían en condiciones no favorables con su profesión, sin olvidar los varios congos de oro que recibió en la ciudad de Barranquilla como mejor cantante que le dieron un suspiro a su destacable labor. Se rumoraba -la romería- que Wady Bedran, fue el que más salió beneficiado con "el descubrimiento" del talento de Irene en la parte lucrativa - se especula-.

Irene dejó de cantar un año antes de su muerte. Cuando se le detecto cáncer de garganta, fue internada en la clínica del club de leones en Cartagena de aquí, por decisión propia solicita a sus hijos llevarla aún con vida a su pueblo natal Gamero y morir en él, en su casa y con su gente, era su último deseo. Allí finalmente falleció, el día 22 de Agosto de 1993, y se le dio el último adiós al día siguiente, en el cementerio principal de la población de Gamero, donde todavía reposan sus restos mortales. Quizás en una tumba olvidada, con un borroso epitafio, que las nuevas con el tiempo no recordaran. Se apagó la rosa de Gamero, madre del bulleregue, siendo inmortal sus canciones y que siempre la harán recordar con su estirpe alegre, dejando así un gran legado que todos los años se recuerda a propósito de las fiestas novembrinas y los carnavales de la ciudad de Barranquilla. Fue la prócer del nacimiento de una generación, más bien una identidad, Una inspiración del canto popular de esencia sencilla y significado ambiguo.

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

-Publicidad-
0
7008

Si encuentras un error de sintaxis, redacción u ortográfico en el artículo, selecciónalo y presiona Shift + Enter o haz clic acá para informarnos. ¡Muchas gracias!

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

"Lo único que nos diferencia de los animales es la memoria"

Carvajal, Echavarría y Santo Domingo, los 3 filántropos que abrieron camino

Carvajal, Echavarría y Santo Domingo, los 3 filántropos que abrieron camino

Nota Ciudadana
Jóvenes expedicionarios llegan a Colombia

Jóvenes expedicionarios llegan a Colombia

A los colombianos ya no les gustan los Reinados de Belleza

A los colombianos ya no les gustan los Reinados de Belleza