Invasiones, gases y fatalidad

Quiso la mala fortuna que a metros de su casa se desatara una batalla campal entre el Esmad y un grupo de personas que pretendía invadir una propiedad privada

Por: JAIR ALEXANDER DORADO ZUÑIGA
diciembre 29, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2orillas.
Invasiones, gases y fatalidad
Foto: cortesía
Ahora que se han vuelto constantes las escaramuzas entre el Esmad y los invasores de la vereda Lame, queremos recordar lo sucedido el verano del año pasado en una situación similar en el sector de Puelenje, cerca de la variante Sur de Popayán donde falleció un adulto mayor. El hombre estaba en su vivienda y venía sufriendo quebrantos de salud. Padecía una enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, y se le suministraba oxígeno.
Mal fario
Quiso la mala fortuna que a unos metros de su vivienda, se desatara una batalla campal entre el Esmad y un grupo de personas que pretendía invadir una propiedad privada. Y claro, volaron piedras, hubo persecuciones y gases lacrimógenos. Lo normal en estos casos. En medio de la fiesta parece que entró el gas a la casa del enfermo. Vino una complicación y después la muerte.
Fatalidad
Y pensar que la muerte de este ser humano empezó a conjurarse por una serie de acontecimientos que no tenían nada que ver con su existencia. Por una conjunción.
El futuro
Cuando un grupo de personas se sentó en algún lugar del Cauca a planificar la invasión de un lote baldío, ya se estaban desencadenando una serie de acontecimientos futuros. Incluso pudo ser mucho antes, cuando en la cabeza de una sola persona nació la idea de que había que apropiarse por la fuerza de un terreno y así el día de mañana, una vez asentados, estarían dando el primer paso para exigir la propiedad formal al gobierno, por necesidad o por ambición.
La suerte estaba echada
Luego armarían un listado, organizarían la logística, tendrían acuerdos y desacuerdos, y finalmente decidirían la hora y el día para acometer. Y ese día llegó.

Entonces apareció el Esmad. La refriega que empezó en la loma fue moviéndose por el impulso de la violencia, las carreras y el pánico, hasta acabar en el asfalto crudo de la variante. Y en un instante preciso, en el segundo definitivo, un agente de la ley oprimió el gatillo de su arma.

El gas salió lanzado como una flecha poderosa, luego se deshizo en el aire de una tarde gris y se expandió como una nube.

Lentamente fue cayendo en frágiles espirales sobre el techo de la casa, algunas hebras invisibles, casi ingrávidas, se colaron por la ventana y se posaron sobre el pecho del enfermo que inocente dormía. Sintió un hormigueo, un ligero agobio, un escozor nasal. Eso fue todo.

-.
0
300
La gran vida de los hijos de Chupeta

La gran vida de los hijos de Chupeta

Una nueva esperanza en la relación Estados Unidos y Cuba

Una nueva esperanza en la relación Estados Unidos y Cuba

Fico no la tiene ganada, Rodolfo Hernández podría dar la sorpresa en primera vuelta

Fico no la tiene ganada, Rodolfo Hernández podría dar la sorpresa en primera vuelta

Ser pillo paga

Ser pillo paga

Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus