Todas las historias, todas las miradas, desde todos los rincones
Opinión

Inmigrantes

El nuevo orden mundial

Por:
Febrero 02, 2017
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.

Y, puso a todo el mundo a rezar; sí señoras y señores, empezamos en la era Trump; un empresario que en contienda electoral vence a los partidos políticos de tradición, llega a las primarias, a las elecciones y, sin que nadie lo creyera, es victorioso: el presidente de Estados Unidos de América. Y, repitamos, con las siguientes características de las que ya hicimos referencia: (i)  que el señor no es parte del partido; sí, pero se presentó dentro de él; (ii) que el señor no cuenta con la confianza de los miembros del mismo; pero es que los que no están en la jerarquía así lo desean; (iii) que la maquinaria del partido lo va a autoderrotar: imposible, cuenta con muchos votos de base del sistema americano; (iv) que está sacando, espantando el voto latino y, por supuesto, el del inmigrante; pues no, ya que venció en esos puntos de fuerza y, los inmigrantes ilegales no tienen derecho al voto; (v) que no comprende el mundo global y, va en contra de la cooperación, de los aliados; pues tampoco, pues le habla es al pueblo, que según su argumentación es el que tiene el poder real en Norteamérica; (vi) pero sí pertenece a la élite económica, jamás puesta en peligro; por eso, por eso, todos los americanos lo ven, como el punto de llegada, todos quieren ser como él; y, (vii) en fin, en fin.

El llamado Coloso del Norte, bien ha pasado por cuanto avatar político y económico se ha ofrecido en el mundo: las guerras intestinas, las guerras mundiales, la guerra fría; la depresión de los años treinta, las crisis económicas que se desprenden de la depresión europea, los cambios monetarios desde la Comunidad Europea, hasta la conformación de la Unión Europea; en fin.

La regla de la inclusión permitía superar los avatares, la crisis; así se comportaba el poder. Era lógico.

 

La historia de Estados Unidos, es la de la migración;
en nuestras calendas se denominó el ‘Sueño Americano’

 

La historia de Estados Unidos, es la de la migración; en nuestras calendas se denominó el ‘Sueño Americano’: todo el mundo quería estar y vivir, no como debía, sino como el pueblo del Norte; tal es la fuerza de este predicamento que cuando alguien se refería a Norteamérica, se hablaba de América, como si ella fuera una sola o, como si américa del norte fuera Estados Unidos; y, Canadá o, México y, ¿de allí al sur cómo dónde se ubica?; era la fuerza de los hechos, la influencia de la potencia; y, es potencia pues conserva los elementos para hacerlo, como los tenía Roma Imperial: la visa, la divisa y la lengua.

Pero esto que es lo más diciente, por lo elemental, completa el cuadro cuando: ‘No hace mucho tiempo prevalecía el punto de vista de los europeos, según el cual, a partir de sus necesidades y su supuesta “superioridad”, ellos tuvieron el derecho de apropiarse de América. Esta visión no tenía en cuenta que en América había decenas de millones de personas, antes de la llegada de los europeos, con culturas, propiedades y religiones, tan válidas como la de los europeos’. En palabras sencillas, en general, lo presentado fue un exterminio. La población desde allí, fue de migrantes.

Entonces, el desarrollo, la situación de vida, las condiciones de toda índole, se han de hacer entre pares, entre migrantes y, en tal situación se ofrece, la Alianza para el Progreso que, ‘(…) fue un programa de ayuda externa propuesto por Estados Unidos para América Latina con el fin de crear condiciones para el desarrollo y la estabilidad política en el continente durante los años sesenta. Con este programa Estados Unidos inaugura un tipo de intervención sistemática, a largo plazo y a escala regional, con miras a orientar el cambio social en América Latina e impedir el avance del comunismo en el marco de la guerra fría’; o, perimetralmente el denominado Plan Marshall  que, ‘(…) ante la penuria europea y la imposibilidad financiera de comprar productos norteamericanos este plan de ayuda demandaba una coordinación previa de los países europeos para su aplicación. Para ello se reunió en junio-julio de 1947 una conferencia en París (…)’.

Era una realidad; hoy la era Trump va a variar esos contextos; no creo que alcance, no creo que sea feliz aunque la decisión de la democracia puso a prueba un nuevo orden mundial.

 

Publicidad
0
479
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus

Otras Columnas de Augusto Ibáñez

Ángeles y Demonios (I)

Ángeles y Demonios (I)

El paisaje inolvidable
¡¡Desarme!!

¡¡Desarme!!

De armas, de propuestas inadecuadas y… de la lengua
A veces llegan cartas

A veces llegan cartas

A veces sería mejor que no llegaran
Cambio Climático

Cambio Climático

Nueva posibilidad en política
Juramento y Felonía

Juramento y Felonía

Y, ¿la imparcialidad, la independencia?
¿Cultura Ciudadana?

¿Cultura Ciudadana?

Del papel a la práctica
¡Espejito, espejito!

¡Espejito, espejito!

La Reconquista
Mátese media vaca

Mátese media vaca

La piñata se acerca