Hipocresía, mentiras y ficción

Marcos Peckel responde a la columna 'Libre comercio de odio' de Heidi Abuchaibe, su compañera en la U. Externado

Por: Marcos Peckel
julio 05, 2016
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hipocresía, mentiras y ficción

Une vez más, mi colega del Externado, la profesora Heidi Abuchaibe, hace gala de su fina prosa para investir de veracidad lo que no son más que falacias: convertir ficción en hechos, empujar a lo más oscuro del clóset las realidades que no son de su gusto, y crear una narrativa basada en tergiversaciones y medias verdades.

Con respecto al Tratado de Libre Comercio que firmaron Colombia e Israel en 2013 --que se encuentra en proceso de ratificación en el Congreso de la República-- acusa la columnista a nuestro país de  “quedar en una situación de incumplimiento de sus obligaciones internacionales”. Eso mismo podría entonces imputársele al Mercosur que firmó un acuerdo similar con Israel estando el dueto Lula-Kirchner en el poder de sus respectivos países; a México, Estados Unidos, Canadá, la Unión Europea, la Asociación europea de libre comercio, Turquía, Jordania, y  un largo etcétera, todos por fuera del derecho internacional, según la  acomodada  interpretación de Abuchaibe.

La aseveración que hace citando al tunecino  Ali Zeddini  premio Nobel de paz  de que “El problema de la paz a nivel mundial no podrá resolverse sin pasar por el conflicto palestino israelí” es  para  Ripley a menos que la columnista crea que cuando se solucione el conflicto palestino- israelí una gigantesca paloma de la paz descenderá de los cielos y  acabará con  conflictos y guerras en todo el planeta.

El  principal mensaje de la columna de Abuchaibe es el apoyo  incondicional que le profesa al movimiento BDS - Boicot, Desinversión  y Sanciones  a Israel - al cual califica de “pacifico” para “generar cambios políticos y sociales”.

BDS lo que es en realidad es un movimiento motivado por un profundo  odio a lo judío  entre lo que se incluye principalmente  El Estado de Israel, único Estado judío del  mundo.   En BDS   participan militantes que profesan esa  ideología  discriminatoria  y una  legión de idiotas útiles que creen que están haciendo algo bueno.

BDS es antisemita porque  no reconoce el derecho del pueblo judío a su autodeterminación  nacional,  no acepta a  Israel como Estado Judío,  responsabiliza  únicamente  a  Israel del conflicto, ignora por no decir aplaude el terrorismo  palestino  al cual califica de legítima resistencia,  busca la destrucción de Israel a pesar de los muchos eufemismo que usa para ocultar sus reales  designios,   singulariza para su campaña  únicamente a Israel en un región que está sufriendo un  completo apocalipsis humanitario, ignora el sufrimiento de  los palestinos  cuando el victimario  es  Siria, Líbano, Hezbollah o el que sea,  estigmatiza  intelectuales, académicos o artistas que tengan cualquier contacto con ciudadanos de Israel así sean ácidos críticos del gobierno y sus políticas y no plantea  una solución justa al conflicto palestino-israelí  sobre la base de dos Estados  tal cual ha sido  propuesta y sancionada por  resoluciones  del  Consejo de Seguridad, la Liga Árabe y la comunidad  Internacional  en general .

En una de sus largas diatribas afirma Abucahibe: “El Boicot tampoco va dirigido a la comunidad judía sino al régimen sionista en el poder de Israel, que practica el racismo como sus propios ciudadanos no judíos….”. Los hechos en la realidad controvierten una por una las anteriores afirmaciones. En el verano de 2015 durante el festival  Rototom en Valencia España la campaña de BDS buscó y logró temporalmente que se prohibiera la  aparición del  cantante judío americano Matisyahu tras este negarse a firmar una declaración, que solo a él le fue exigida,  de apoyar  la justa causa del pueblo palestino.   Matisyahu  no es israelí,  simplemente un judío nacido en Estados  Unidos.  Antisemitismo puro y duro.  Basta solo  navegar  por  las diferentes páginas de BDS para encontrar  acusaciones  espurias contra  los judíos  incluidas  varias extraídas de los Protocolos de los Sabios  de Sion, la “biblia sagrada” de los antisemitas.

El “régimen sionista” al que hace alusión queriendo colocarle un moquete cuyo significado desconoce, no es más que el gobierno elegido  democráticamente por el pueblo de  Israel, 20% árabes incluidos,  única  verdadera democracia en la región.  El 95% de los judíos del mundo son sionistas,  lo que no es otra cosa que apoyar el derecho del pueblo judío a su autodeterminación nacional y su Estado propio.

Fue un juez árabe de la Corte Suprema de Justicia  quien  envió a la cárcel al expresidente de Israel Moche Katzav acusado de violación. Hace pocas semanas una árabe  cristiana ganó el concurso “transgender” en Israel.  En este mes de Junio un ciudadano árabe musulmán de Israel fue nombrado decano de la facultad de derecho de la prestigiosa  Universidad Hebrea de Jerusalem. La minoría árabe  tiene una significativa participación en el parlamento israelí. No existe en el Medio Oriente una población árabe que goce de los derechos democráticos y civiles como los árabes israelíes. Siempre hay  aspectos  por mejorar pero la acusación de racismo es  falsa y malintencionada.

Finalmente, Abuchaibe fue inducida a mentir quizás por un prejuicio  espontaneo, quizás por desinformación. El viaje de un grupo de periodistas de primer nivel a Israel al que hace alusión en su artículo no tuvo  participación de ninguna especie  de la embajada de Israel en Colombia ni de ningún organismo oficial del Estado de Israel.

 

-.
0
3288
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
MinTIC licitará de nuevo el dominio de internet .CO

MinTIC licitará de nuevo el dominio de internet .CO

La otra puñalada de Duque a la economía Colombiana

La otra puñalada de Duque a la economía Colombiana

Nota Ciudadana
¿El futuro es de todos?

¿El futuro es de todos?

Nota Ciudadana
Nayib Bukele: mano dura, tuitero grande

Nayib Bukele: mano dura, tuitero grande