Hay que recuperar a La Guajira

La inestabilidad administrativa es uno de los grandes males del departamento. Sin embargo, no es el único. ¿Qué hace falta para cambiar su rumbo?

Por: GUSTAVO GUILLERMO RODRIGUEZ R.
julio 02, 2021
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
Hay que recuperar a La Guajira

El reciente fallo proferido por el Consejo de Estado que declara la nulidad de la elección de Nemesio Roys como gobernador de la Guajira es un nuevo golpe a la gobernabilidad. La decisión de la alta corte deja al departamento sin mandatario, haciendo que pase otro periodo más sin resolver los problemas que más aquejan a los habitantes. De entrada, La Guajira está golpeada por la falta de inversión, lo que no ha permitido mejorar la cobertura de educación y salud, tener agua potable y saneamiento básico, y mejorar las condiciones de empleo. Todo esto lo hace ser uno de los departamentos más pobres de Colombia, según estadísticas del Dane (2019-2020).

Esa inestabilidad administrativa se debe a que en los últimos 10 años han ocupado la silla del gobernador 12 personas. Lo anterior sumado a la rotación de secretarios, asesores de despacho, gerentes y funcionarios genera un caos a la hora de administrar y por ende una falta de planeación en los procesos de construcción de políticas públicas, obras y de gestiones ante el gobierno nacional que permitan mejorar las situaciones críticas que viven las comunidades.

Este caos administrativo inició desde la elección en 2011 y posterior captura en 2013 de Juan Francisco Gómez Cerchar (1), lo que llevó a encargar a Faihan Al-Fayes Chaljub (2) y Sugelia Oñate (3) hasta la elección atípica que eligió a José María Ballesteros (4).

Luego, siguió la exalcaldesa de Albania Oneida Pinto (5) elegida para el periodo 2015-2019, la cual tampoco pudo terminar por algunas irregularidades y de la cual también el Consejo de Estado declaro nula su elección, por lo que encargaron a Jorge Enrique Vélez (6) y en una segunda elección atípica fue elegido Wilmer Gonzales Brito (7). Los líos con la justicia lo privaron de la libertad y fueron encargados Weildler Guerra Cúrvelo (8) y Tania Buitrago (9). En ese periodo, Wilmer Gonzales recuperó la libertad y volvió al cargo, sin embargo, finalmente fue condenado por la Corte y fueron encargados Wilson Rojas (10) y, por último, Wilbert Hernández Sierra (11).

Un dato no menor es que esta nueva elección atípica que viene, pues todavía faltan más de 18 meses para que termine el periodo constitucional 2020-2023 para el cual fue elegido Nemesio Roys (12), sería la tercera elección atípica consecutiva en el departamento.

Las situaciones jurídicas y políticas han jugado en la suerte de los guajiros y nuevamente vendrán encargos hasta llegar a la campaña y posterior elección de un nuevo gobernador, lo que influye directamente en la no terminación del plan de gobierno elegido y en la consecución de los logros propuestos en el plan de desarrollo departamental.

El hasta hoy gobernador de La Guajira generó consensos y fue elegido mayoritariamente, era una persona que venía trabajando por las comunidades, organizó en el poco tiempo el desorden institucional recuperando la confianza de los habitantes, había generado resultados desde su administración sumado a las buenas gestiones ante el gobierno nacional que iban a permitir inversión. La Guajira hoy pierde a una persona comprometida con su tierra, preparada e inteligente.

Sumado a lo anterior, la ausencia de una voz en el Congreso de la Republica ha influido en la falta de gestiones para el departamento, su último senador fue Jorge Ballesteros Bernier y desde entonces no cuenta con voz en el Senado de la República, lo que sin duda esa ausencia ha imposibilitado inversión por parte del gobierno nacional, ha perjudicado el avance en los males que han padecido los habitantes de ese departamento durante años y que no basta con la buena voluntad de los mandatarios de turno, si no, que urge de inversión del gobierno nacional dada la cuantía de las inversiones que requiere el departamento.

La Guajira necesita de lo que son los guajiros, esa gente pujante y trabajadora que merece, sin lugar a dudas, recuperar su institucionalidad, que sea un territorio de oportunidades y que crezcan las inversiones para el desarrollo urbano y rural, esa tierra majestuosa que encabeza el mapa cual pedestal representando a un reino, que luce con soltura y elegancia una gigantesca manta y joyas de misterio, decía Hernando Marín Lacouture

-.
0
100
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
No más muertos por desnutrición en La Guajira

No más muertos por desnutrición en La Guajira

Los líos del uribismo para elegir candidatos regionales

Los líos del uribismo para elegir candidatos regionales

Nota Ciudadana
La tragedia de dos mujeres wayúu en medio de la pandemia

La tragedia de dos mujeres wayúu en medio de la pandemia

Cuando una mina de carbón toca a tu puerta

Cuando una mina de carbón toca a tu puerta