¿Hay posibilidad de dialogo entre el ELN y el gobierno?

Análisis de los hechos que involucran al gobierno y el ELN en los últimos meses que sustentan las condiciones actuales y la posibilidad de un acercamiento hacia un acuerdo

Por: Felipe Cardona Mayo
abril 29, 2020
Este es un espacio de expresión libre e independiente que refleja exclusivamente los puntos de vista de los autores y no compromete el pensamiento ni la opinión de Las2Orillas.
¿Hay posibilidad de dialogo entre el ELN y el gobierno?
Foto: Fundación Paz y Reconciliación - PARES

El 29 de marzo el Ejército de Liberación Nacional (ELN) anuncio un cese al fuego unilateral activo, ante la crisis sanitaria desencadenada por el coronavirus, del 1 al 30 de abril, como gesto humanitario para contribuir a contener la expansión de la enfermedad, y solicito al presidente Iván Duque que haga lo propio con las fuerzas militares. Contestan de esta manera al llamamiento del secretario general de las Naciones Unidas Antonio Guterres, para cesar los combates en todo el mundo con el objetivo de combatir la actual pandemia.  Los elenos buscan un posible dialogo con miras a una negociación concertada, para eso plantean que el diálogo con el Gobierno debe centrarse en cinco grandes ejes, uno de los cuales se denomina implementación integral del acuerdo de paz, en el cual proponen que se “exploren posibilidades para retomar el diálogo”.

El cese será activo porque de ser necesario responderían a las operaciones de la fuerza pública y los otros grupos armados ilegales como grupos narcotraficantes, disidencias de las FARC y paramilitares.

Al respecto el ELN a través de su comando central emitió un comunicado en el que expresa:

“Declarar un CESE UNILATERAL ACTIVO, por un mes, a partir del 1 hasta el 30 de abril, gesto humanitario del ELN con el pueblo colombiano, que padece la devastación del coronavirus…”

“…Hacemos un llamado al Gobierno de Duque, para que ordene el acuartelamiento de sus tropas y desactive la persecución contra la población y el asesinato de dirigentes y activistas sociales…”

“…Convocamos al gobierno de Duque, a reunirse con nuestra delegación de dialogo presente en la Habana, para concretar un CESE AL FUEGO BILATERAL Y TEMPORAL…”

Más adelante entre otras medidas reclamaban que:

“…El gobierno descongestione las cárceles, ordenando el excarcelamiento inmediato de los presos políticos (…) suministre de forma gratuita la prueba de confirmación del contagio del Coronavirus…) y por último.

“…Que se convoque a una reforma de la ley 100, que privatizo el sistema de salud (...) que el gobierno garantice el suministro de una canasta básica familiar.” (Dirección Nacional, Ejército de liberación Nacional)

Durante estas últimas semanas, de acuerdo con el centro de recursos para él análisis de conflictos (CERAC), “no se registraron acciones ofensivas atribuidas al ELN y que sean violatorias del cese”. Adicionalmente, en los últimos 24 días el CERAC no ha registrado acciones violentas atribuidas a este grupo. Aunque, sí hubo un combate entre el ELN y el Clan del Golfo el 5 de abril en Chocó, luego del cual se registró el desplazamiento de comunidades indígenas Emberá Dóbida, Katío, Chamí y Guna Dule. Frente a esto, el comisionado de paz Miguel Ceballos aseguró que era evidente, por los combates, que no hubo un cese al fuego. Pero para el CERAC, dicho combate no es violatorio del cese al fuego, dado que “un enfrentamiento por encuentro, un combate por iniciativa de otro grupo diferente al ELN o un enfrentamiento sin conocimiento del grupo que tomó la iniciativa, no se incluye como una violación del cese”, no obstante, el dialogo esperado no ha llegado a ninguna de las comunidades que son actores centrales entre los dos fuegos. (Agencia de Prensa)

Las conversaciones con el ELN fueron suspendidas por el gobierno desde enero del año pasado tras el atentado terrorista a la Escuela de Cadetes de la Policía, General Santander, concretado con un carro bomba mal direccionado, dejando un saldo de 22 muertes y 68 heridos. El ataque del ELN provocó por parte del Ejecutivo, en cabeza del presidente de la republica Iván Duque, la ruptura de los diálogos de paz que el anterior gobierno venía sosteniendo con la guerrilla del ELN para acabar con el estado beligerante que se presentaba entre las dos fuerzas, reactivando las órdenes de captura contra los delegados plenipotenciarios de la organización en Cuba y reactivando a su vez las circulares de Interpol contra estos.

El gobierno pide la liberación de todos los secuestrados como una iniciativa de dialogo para concertar una mesa de negociación, pero los elenos han sido reacios a esta entrega humanitaria alegando en representación de Pablo Beltrán ante Colombia 2020 que “Piden mucho, pero no nos dan nada, el gobierno es muy tacaño”, El Alto Comisionado para la Paz, Miguel Ceballos, denunció el secuestro de un comerciante de la región del Chocó a manos del ELN, el 18 de julio de 2019 con lo que asciende a 13 el número de rehenes en poder del grupo subversivo hasta el momento.

Pero cabe aclarar que el ELN “No son las FARC” los elenos tienen una estructura descentralizada y autónoma, las FARC se regían bajo las directrices del secretariado y el estado mayor conjunto, se dividían en bloques de frentes, mientras que el ELN en frentes de guerra, no hay cohesión operativa, ni concentración territorial, lo que hace aún más difícil una negociación pactada, pero en materia de paz durante los últimos procesos se ha visto mayor complementación, sin dejar, claro, su poco compromiso a la hora de tomar decisiones, en junio de 1996 se adoptó una política consistente en dar predominio a la línea política sobre la militar, manteniendo su política de transformación socialista dentro de un posible gobierno y utilizando como estrategia “La solución política del conflicto”, por eso se planeó un modelo de negociación en tres ejes centrales que hoy siguen su derrotero inicial desde Rio Verde:

-         Con el gobierno Nacional: Negociación

-         Con la sociedad civil: Convención nacional

-         A nivel internacional: Facilitación en el dialogo

El presidente de la Republica debe buscar la forma de abrir una mesa de negociaciones con el ELN, que si no lo puede controlar militarmente, se aplique el precepto constitucional de orden proclamativo que manda que la Paz es un derecho de obligatorio cumplimiento, el presidente debe buscar alternativas para las comunidades que han sufrido durante años el conflicto armado a manos de todos los actores (Guerrilla, Paramilitares y Establecimiento) hay que proteger a las comunidades que hoy se les vulneran sus derechos fundamentales, como la vida y la dignidad humana, este gobierno al igual que once que lo han precedido no podrá ni controlar, ni derrotar al Ejército de Liberación Nacional, son más de 9.221 las víctimas que ha dejado esta organización guerrillera entre 1978 y 2015, por la negligencia que siempre ha profesado el poder central, y la poca cooperación que ha demostrado el ELN, a la hora de tomar una decisión determinante para el cambio.

El líder social amenazado Leyner Palacios asegura que a las comunidades del Pacífico no las atemoriza tanto la pandemia como el conflicto armado y agrega: “negociar con los grupos alzados en armas no es hacerles un favor, sino darle garantías de vida a las comunidades. Iniciar el diálogo es enviar un mensaje humanitario ante la situación tan cruda, una condena a muerte, que están viviendo las comunidades el Pacífico colombiano.”

En los últimos días, aseguro desde Defendamos la paz, que es necesario insistirle al ELN que extienda el cese unilateral al fuego y al gobierno, que inicie unos diálogos de paz con esta guerrilla, para evitar más derramamiento de sangre en las regiones alejadas del país, pero el Gobierno advierte que esta tregua no es suficiente para volver a la mesa de negociaciones, lo que reafirma una vez más que la clase dirigente se ha lucrado durante años de una guerra que no toca más que sus bolsillos, pero eso no significa que el ELN no haga lo suyo, pues el ELN expresó su rechazo al nombramiento de Francisco Galán y Felipe Torres como promotores de paz, al considerar que ahora son "funcionarios" del Gobierno del presidente de la república.

"Francisco Galán y Felipe Torres son funcionarios nombrados por el Gobierno colombiano y funcionales a sus planes. Por tanto, están inhabilitados para realizar labores de acercamientos con el ELN", señaló el ELN en un comunicado remitido a la Comisión Facilitadora Civil.

El ELN destaca que tomó la decisión de un alto el fuego unilateral, pero "ni el Gobierno de Duque ni las Fuerzas Armadas tuvieron la grandeza de valorar nuestro gesto para responder de manera similar". "Por el contrario, lo desconocieron e intensificaron sus operaciones militares y realizaron pronunciamientos desobligantes” (Espectador)

El futuro de este posible proceso dependerá de la ampliación del cese, pero esta vez tendrá que ser Bilateral, contando en la mesa de centro, con las víctimas de este conflicto inmisericorde que no distingue entre combatientes y no combatientes.

-.
0
401
Los comentarios son realizados por los usuarios del portal y no representan la opinión ni el pensamiento de Las2Orillas.CO
Lo invitamos a leer y a debatir de forma respetuosa.
-
comments powered by Disqus
Nota Ciudadana
El morbo del Super Bowl con las latinas

El morbo del Super Bowl con las latinas

Alerta por presunta nueva masacre en Buenos Aires, Cauca

Alerta por presunta nueva masacre en Buenos Aires, Cauca

Cruceros anclados a la espera de poder zarpar

Cruceros anclados a la espera de poder zarpar

Nota Ciudadana
El peligro de ignorar la crisis de la agricultura mundial

El peligro de ignorar la crisis de la agricultura mundial